TU CORAZÓN ES TU MAESTRO

….. en PALMA DE MALLORCA y en AMOREBIETA.


Deja un comentario

El mejor método que existe para ser feliz en 4 simples pasos – Carlos Muñoz.

1-

 

2-

 

3-

 

4-

 

 

Salud.

CARLOS MUÑOZ (TERAPIA HOLÓNICA)

Tel.  687395288

Web:  terapiaholonica.com

Mail:  terapiaholonica@gmail.com

 

 


2 comentarios

¿Accidentes accidentales? – Carlos Muñoz.

golpe en la cabeza

Bonita papeleta escribir sobre este espinoso asunto. Sé de antemano que se van a levantar algunas ampollas, pero como hace tiempo decidí vivir con la mayor coherencia posible y dedicarme a acompañar a quien desee caminar por esa senda, ahí vamos…

¿Son los accidentes realmente fruto del azar? Opiniones al respecto hay muchas, todas igualmente respetables, ya que se sustentan por diferentes creencias.

Yo no pretendo convencer a nadie, ni mucho menos. Tampoco es un mensaje para aquellas personas que tienen tan claro como yo que en el Universo, nada es azaroso. Pero si que es una idea semilla, una invitación a estar constantemente atentos para todas aquellas personas que están empezando a plantearse que lo que conocían hasta ahora ya no les sirve. Esas personas que empiezan a dudar de lo que hasta este momento consideraban inmutable, para ellas va….

Haciendo un ejercicio de síntesis extremo, sabemos que hay un Inconsciente Colectivo Humano (Campo Morfogenético) que nos conecta a todos los Seres Humanos que habitamos en este planeta, y que forma parte de un sistema mayor. Por otra parte también sabemos que ese inconsciente se subdivide en sistemas más pequeños (Holografía): Inconsciente racial, …, Inconsciente del Pais, …, Inconsciente de una Población, …, Inconsciente Familiar e Inconsciente Personal.

Realmente somos seres multidimensionales con conexiones profundas con todo lo existente (no sólo con los seres humanos), por lo que intentar comprender con el intelecto todo lo que nos ocurre es simplemente imposible, dada la cantidad infinita de variables que nos afectan.

Si toda manifestación conocida es fruto de una Conciencia (llamémosla Dios, Inteligencia Universal, Fuente, …) y se subdivide en infinitas partes, es lógico pensar que todas ellas están interconectadas, como por ejemplo lo están todas y cada una de las células de un Ser Humano.

Por otra parte sabemos que la cantidad de información que maneja el Inconsciente de una persona es tan exageradamente grande, que cualquier tropiezo, corte al trocear verduras, quemadura en la boca con café caliente, o cualquiera de esas cosas que suelen pasarnos y consideramos accidentes, SÓLO SON POSIBLES si nuestro Inconsciente quisiera darnos un mensaje. Empiezo hablando de ejemplos de poca importancia para comprender de manera sencilla cuál es el mecanismo y la intención.

Un ejercicio interesante sería que en el momento de quemarme la lengua con el café, me detuviese a recordar que estaba pensando en ese instante o justo antes, o de qué estaba hablando. Siempre encuentras un sentido al mensaje que te manda tu Inconsciente.

Si lo que te ha pasado es que has tenido un esguince en el tobillo paseando al perro por el campo, deberías hacerte las mismas preguntas de antes. Cuando tienes un conflicto y ocupa de forma obsesiva tus pensamientos, el Inconsciente espera al momento adecuado para evidenciarte el problema.

Si por ejemplo tengo un problema en el trabajo y de temática sexual, como el arquetipo del trabajo en el Ser Humano es la mano, podría pasar que aunque lleve todo el dia dando vueltas al asunto sin pasarme nada, en el momento que cojo el cuchillo y empiezo a cortar verduras…. ZAS!!, cortecito en el dedo corazón (dedo relacionado arquetípicamente con la sexualidad).

Otro ejemplo. Estoy recogiendo la cocina, abro la puerta del armario donde guardo los vasos y en ese momento se me cae un trapo al suelo. Dejo lo que estoy haciendo, me agacho a recogerlo, y cuando me incorporo…. ZAS!!, golpe que te crió con la esquina de la puerta en la cabeza. Esta situación te podría estar indicando el problema que tienes con tu marido, o con tu padre, o con la función paterna en general. Hasta ese punto es de preciso.

Para entender esos mensajes, obviamente hay que aprender que simbolismo encierra cada parte del cuerpo. Pero una vez que lo sabes ( y no es tan complicado…), empiezas a fascinarte de la cantidad de mensajes que nos mandamos todo el tiempo. Estos ejemplos que he puesto son muy evidentes para quien los quiera ver, pero constantemente recibimos información de manera mucho más sutíl: quizás nos da un escalofrio, o tos de repente, o se nos revuelven las tripas, o siento la pulsión de morderme las uñas, ….

Pero volviendo a la temática de los accidentes, el cómo me hago daño también me da información de como vivo ese conflicto. No es lo mismo si me corto el dedo, que si me lo golpeo o me lo quemo. Y como acabo de decir hace un momento, nuestro Inconsciente nos evidencia que ese asunto en concreto nos hace daño porque está relacionado con nuestras temáticas sensibles (que nos acompañan desde el nacimiento): inexistencia, reconocimiento, desvalorización, abuso, etc.

Ahora vamos a saltar en grado de intensidad y meternos en accidentes con consecuencias más serias. Si el conflicto es para mi más intenso que en los primeros casos expuestos, entonces llegan los esguinces fuertes, rotura de fibras musculares, fracturas óseas, cortes serios, etc.

Si nos torcemos el pie al pasear por el campo produciéndonos un esguince en el tobillo, normalmente pensaríamos que esa torcedura en concreto ha sido más agresiva que las sufridas anteriormente en la misma zona y sin consecuencias. Pero muchas veces no es así, nos ha pasado varias veces antes (avisos) pero sólo en esta ocasión ha habido consecuencias. ¿Por que? Porque precisamente esa zona corporal está debilitada por un conflicto psíquico y ante la misma agresión de otras veces, nos lesionamos. Según el tipo de conflicto, afecta a los diferentes tejidos: ligamentos, músculos, cartílagos, tendones, etc. En este tipo de conflictos (osteoarticulares), los meridianos de acupuntura nos dan mucha información de lo que está ocurriendo. Un problema determinado genera en nuestro cuerpo una ruptura del campo magnético del tejido diana, y después de eso, cualquier acción sobre esa zona puede dañarla.

Otro ejemplo. Tengo un accidente de coche, sufro el latigazo cervical y como consecuencia me sale una hernia entre C2 y C3 (cervicales) y entre C6 y C7. Lo que indican esas hernias es que por las circunstancias (conflictos) que estaba viviendo en el momento del accidente, el campo magnético de esos discos intervertebrales estaba dañado y por lo tanto, ante un latigazo cervical que afecta posiblemente a todo el cuello por igual, se dañan SÓLO las zonas citadas. Ante esta situación, habría que preguntarse que conflicto estoy viviendo, en el que me siento muy desvalorizado en como me comunico con mi imagen (la imagen que doy), y también que lo estoy viviendo como una gran injusticia (estas temáticas son las que suelen corresponder a los discos del ejemplo).

Otro ejemplo. La mayoría de nuestros mayores que se caen y se fracturan la cadera, creen que el impacto les ha fracturado el hueso. Pero casi nunca es así, lo que casi siempre ocurre es que el nivel de descalcificación de ese hueso es tan grande que en un momento dado, claudica, se rompe, y entonces esa persona se cae. Este “accidente” estaría indicando probablemente que esa persona sufre un conflicto de desvalorización (descalcificación) por alguna de las temáticas propias del hueso de la cadera: opisición,vesícula biliar, incesto simbólico y secreto familiar.

No voy a subir el grado de intensidad del accidente, porque no quiero entrar a debatir el sentido de morir atropellado por un conductor ebrio o los accidentes aereos y ese tipo de cosas. Como he dicho al principio, estamos conectados con toda la manifestación y las variables son demasiadas, pero como el Universo es holografico, es de imaginar que un accidente aéreo donde fallecen 200 personas debe tener algún sentido, aunque nosotros no lleguemos a comprenderlo.

Pero con lo explicado hasta ahora es más que suficiente para cuestionarte yu visión de los accidentes. No me creas, sólo observa, rápidamente se abrirá ante ti el fascinante mundo de la CAUSALIDAD.

Salud.

CARLOS MUÑOZ (TERAPIA HOLÓNICA)

Tel.: 687395288

Web: terapiaholonica.com

Mail: terapiaholonica@gmail.com


Deja un comentario

El maravilloso instante de la Concepción – Carlos Muñoz.

01-concepcion-3

Hoy voy a escribir sobre lo que a mi parecer es el momento clave en nuestra vida: LA CONCEPCIÓN.

Todo en el Universo es cíclico, todo tiene un comienzo y un final, o mejor dicho, todo aparece en una realidad determinada, evoluciona siguiendo su proceso y por último desaparece a través de un cambio de estado, apareciendo de nuevo en otra realidad distinta a la anterior, en la que también seguirá su proceso de evolución. Y así hasta el infinito…. Hasta la ciencia lleva muchos años diciendo que la energía ni se crea ni se destruye, se transforma. Estos procesos son una forma de fractalidad. Se sabe que las partículas subatómicas aparecen y desaparecen de nuestra realidad miles de veces por segundo. ¿A dónde van?

Si cambiamos de escala y prestamos atención al ser humano, en el momento de la Concepción hay “algo” (a falta de una palabra mejor) que se instala en la combinación del espermatozoide y el óvulo, o sea, aparece en nuestra realidad. Tras una vida de experiencias, aprendizaje y evolución, finalmente morimos, y ese “algo” abandona este cuerpo físico y aparentemente desaparece. Evidentemente desaparece de nuestra percepción porque está en un rango de vibración fuera del alcance sensitivo del ser humano (otra dimensión). La teoría de la reencarnación se apoya en esta idea.

Si volvemos a cambiar de escala, nos damos cuenta que todas las estrellas, planetas, asteroides, cometas, gases interestelares, etc, giran a toda velocidad alrededor del plano de la galaxia, pero aproximándose muy lentamente hacia el agujero negro supermasivo que se encuentra en su centro. Este proceso dura eones ( un tiempo enorme inmanejable para nuestra escala), pero cuando nuestro planeta llegue a ese punto, evidentemente desaparecerá de este plano de existencia y su alma planetaria pasará a otro plano.

Volviendo al ser humano, hay un momento en el que nuestra Alma elige donde se va a encarnar, en el seno de que cultura, de que familia. Sabe que naciendo en ese lugar familiar determinado va a conllevar una serie de programas inconscientes que van a condicionar totalmente su paso por la vida. La inteligencia del Clan acopla esta información transgeneracional en el instante mismo de la Concepción.

¿Por qué es tan importante lo que ahí ocurre? Porque esa información nos conduce inexorablemente a vivir situaciones en nuestra vida una y otra vez, que tienen que ver con la información transgeneracional que portamos. Es una manera perfecta de exponernos siempre a las mismas situaciones con el fin de aprender algo de ellas. En la naturaleza, todo acaba expuesto en algún momento dado a algún agente estresante. Y es ahí donde puede ocurrir la adaptación, que es un eslabón en la larga cadena de la evolución.

A nivel familiar ocurre lo mismo. En el momento en que encarnamos (la Concepción) , pasamos de ser un campo de posibilidades infinitas que algunos llaman Alma, el Ser, etc, a ponernos una mochila con información limitante (creencias, traumas, memorias físicas, etc) que nos acompañará el resto de nuestra vida. Estamos dentro de un sistema evolutivo autoorganizado (la familia), y con nuestras experiencias aportamos información a tiempo real al inconsciente familiar, el cuál determina las siguientes estrategias. Se podría hacer el símil de que el ser humano es a la humanidad lo que la célula al ser humano, y dentro del sistema llamado humanidad, hay subsistemas: paises, provincias, ciudades, pueblos, barrios, familias y personas.

Es como si en ese momento se decidiera el devenir de nuestra vida. Toda esa información que llevamos en nuestra mochila nos acota tanto nuestra capacidad de decisión, que se puede decir que prácticamente no tenemos libre albedrío. Y todo comienza en ese instante sagrado, desde ahí está nuestra programación haciéndonos experimentar (incluso en la tripa de nuestra madre) situaciones a las cuales somos especialmente sensibles por configuración. Lo que ocurre es que en el caso concreto del embarazo, es a través de las experiencias de la madre. Y así nos pasamos la vida, viviendo situaciones de un color similar en la niñez, en la adolescencia, en la adultez, y finalmente en la vejez. Si por ejemplo una de nuestras temáticas fuera la sensación de inexistencia, de niños podrían nuestros amigos dejarnos de lado, de adolescentes podriamos sentir que ninguna persona que nos gusta sabe ni que existimos, quizá ya de adultos y si hemos conseguido emparejarnos, nuestra pareja está siempre ausente o no nos hace ni caso.

La vida es machacona, una y otra vez, pero en el fondo es una bendición, porque te está diciendo constantemente cuál es el problema, y si por cansancio o por lo que sea, te das cuenta de ello, ya puedes empezar a hacer cambios. No puedes arreglar algo que ni siquiera sabes que existe. Y ahí es donde todo se pone interesante, porque para hacer cambios en tu vida hay que tomar decisiones que se salen del estrecho margen de decisión con el que nacimos. Asi que previamente hay que liberarse de esa mochila que se instaló en el mismo momento de la concepción. Y eso requiere de dedicarse a uno mismo durante un tiempo, de desarrollo personal. A veces, por no afrontar nuestra realidad damos vueltas, y este proceso de desarrollo personal se puede eternizar. Todo es mucho más fácil, realmente sólo necesitamos UN INSTANTE. En ese instante, hay una muerte en vida y todo vuelve a empezar, pero esta vez con menos creencias limitantes, y nuestra vida cambia, vaya si cambia….

La verdad es que al igual que las partículas subatómicas, morimos a cada instante y volvemos a nacer, pero este momento en concreto (TOMA DE CONCIENCIA) morimos de nuevo para aportar nuestra información al Inconsciente Familiar, y cuando volvemos, todo es diferente. Sentimos la vida de forma distinta, cambia nuestra energía, y nuestros miedos se diluyen.

Ahora si, ya estamos en otras condiciones para permitirnos experimentar aquellas cosas que siempre deseamos hacer pero que nuestro Inconsciente no nos permitió. Éste es el punto, trascender aquella información que llevamos a cuestas desde el mismo instante de la Concepción.

Salud.

CARLOS MUÑOZ (TERAPIA HOLONICA)

Tel: 687395288

Web: terapiaholonica.com

Mail: terapiaholonica@gmail.com


Deja un comentario

A que esperas….. – Carlos Muñoz.

esperar

A que esperas…. El tiempo pasa, eres consciente de que hay cosas que no te gustan en tu vida, sin embargo no haces nada para cambiarlo.

A que esperas…. Te das cuenta que si tu no cambias nada, todo acaba con el resultado de siempre. Y a pesar de ello, no lo haces.

A que esperas…. Te gustaría que venga alguien u ocurran cosas que te ayuden porque sientes que es demasiado para ti sol@, pero hay una parte dentro de ti que sabe perfectamente que eso no va a ocurrir.

A que esperas…. ¿Estás dispuest@ a cerrar los ojos y fingir que no pasa nada, arriesgándote a envejecer y darte cuenta que perdiste la vida en esa espera?

Sabes, no hay mayor dolor que vivir una vida que no quieres. Ese martirio es silencioso, empezó hace mucho años y lentamente ha ido cercenando tu alegría de vivir. Hoy día ya no ves sentido a tu vida, ya perdiste las ganas de sonreir, de jugar, de disfrutar.

Pero yo te quiero decir algo: la mayoría de las personas tienen miedo a lo desconocido, llevan toda su vida siguiendo fielmente sus programas heredados, y no se permiten ni imaginar que pasaría si hicieran los cambios que desean. Esos miedos son humo, una fantasía de sus mentes para mantenerlos bien atados a sus programas familiares. ¿Y sabes que? Que cuando por fin das el salto al vacío por cansancio o porque no te queda más remedio, NO OCURRE NADA. El Universo ni se despeina, el planeta Tierra sigue su curso, la sociedad en la ciudad en la que vives sigue igual, quizás se genere algo de estrés en tu entorno más cercano, pero cuando has dado un paso al frente hacia TU FELICIDAD, de entre esa niebla que se genera, sale un rayo de luz, un atisbo de lo que está ahí esperándote. Y en ese momento te das cuenta que en medio de esa tormenta, sólo te queda mantener tu atención enfocada en esa luz y dar el siguiente paso, todo el tiempo.

¿Te has preguntado alguna vez porqué estás somatizando tantas enfermedades físicas o mentales?

La respuesta es que no hay coherencia en tu vida entre lo que haces, lo que sientes que deberías hacer y lo que piensas que debes hacer. Tenemos la fantasía de que a los demás podemos engañarles, pero lo que no podemos hacer es engañarnos a nosotros mismos. Tu cuerpo no perdona, y cuanto más consciente eres, menos margen a la incoherencia. Y ese mecanismo es el ariete que te empuja si o si a ponerte en orden.

El sentido de la vida es la experimentación, el aprendizaje, y por lo tanto, todas las formas posibles de experimentación son igualmente respetables. Lo que nos convierte en Dioses cocreadores de nuestra realidad es la capacidad de decisión. Cada decisión tomada dentro de nuestros programas, nos encarrila aún más hacia un futuro totalmente predeterminado, pero si un día, por una toma de conciencia, nos aventuramos a explorar otro camino no acotado por la fidelidad familiar inconsciente, aparece ante nosotros un mar infinito de posibilidades. Y eso vuelve tan excitante la vida, que merece la pena pasar por la crisis de reordenamiento una y mil veces. Es como volver a nacer, la vida se pone de nuevo interesante por momentos, te sorprendes tu mism@…¿Que tipo de Dios cocreador quieres ser?

Atrévete, da ya un paso adelante hacia lo que deseas, convierte la vida en un libro en blanco por escribir. ¿Te imaginas tener 90 años y recordar con orgullo el momento en el que decidiste tomar las riendas de tu vida?¿Hacerte responsable de tu historia? El momento es AHORA, no hay otro posible, no te engañes. Ya sea tu pareja, tu trabajo, tu vida social, tu relación familiar, etc, mereces ponerte en coherencia y ser más feliz, sólo así podrás dar la mejor versión de ti a la vida y a los tuyos.

Y por si tenias dudas, lo dice hasta el refranero español: el que espera, desespera.

Salud.

CARLOS MUÑOZ (TERAPIA HOLÓNICA)

Tel. 687395288

Web: terapiaholonica.com

Mail: terapiaholonica@gmail.com