TU CORAZÓN ES TU MAESTRO

No tiene sentido buscar la solución a tus problemas en la Mente cuando es ahí precisamente donde está la distorsión. Cuando te das cuenta de eso, puedes empezar a prestar atención a ESA OTRA PARTE DE TI que habita fuera del ámbito de la Mente. Llámala como quieras, Ser, Parte divina, Alma… a mi me gusta llamarla CORAZÓN. ¿Quieres respuestas? ¿Quieres paz? Ahora ya sabes dónde buscar…


Deja un comentario

El mayor obstáculo frente al cambio – Carlos Muñoz.

Estoy solo

Lo veo a diario en consulta, hay personas que todo lo que intentan les funciona de forma fulminante y hay otras que parece que todo lo que intentan no les sirve. Luego, por supuesto, está el grupo intermedio (y el más grande) en el que hay cambios rápidamente, pero que luego quedan aspectos sobre los que hay que trabajar más. Sobre el grupo al que no le parece funcionar nada voy a hablar en las próximas lineas.

Como ya he tratado en varios artículos, mi visión de la sanación es la siguiente: NADIE SANA A NADIE NUNCA NADA. Creo que mi postura es clara al respecto. El terapeuta es una herramienta valiosísima que el consultante utiliza para activar él mismo sus mecanismos inconscientes de reparación. Lo que pasa es que, con la visión más extensamente aceptada de lo que somos, hay una creencia generalizada de que tenemos que acudir a alguien capacitado para que nos cure, cargando la responsabilidad de nuestro proceso sobre el terapeuta de turno. Y no quiero decir con ésto que los terapeutas no pintemos nada en la sanación del consultante, pero desde luego pensar que unas sesiones de acupuntura, o de reiki, o de fisioterapia, o de osteopatía, o de Biodescodificación me van a solucionar mi problema, es poco realista, aunque totalmente respetable. La labor del terapeuta es dar a cada persona que acude a él, el catalizador que necesita para que comience su proceso de sanación, a veces será en forma de técnicas terapéuticas, otras será acompañando en el proceso, otras será ayudándole a tomar conciencia de lo que le está pasando, etc. Pero después de eso, es el consultante el que ha de recorrer el camino, y nadie puede hacerlo por él. Al final, la búsqueda de la coherencia es el objetivo. Unas sesiones de acupuntura, por ejemplo, apaciguará el síntoma porque a nivel energético hay una manipulación y un reequilibrado, pero como el orden jerárquico de manifestación existe, y el desarreglo emocional o mental persiste, tarde o temprano, como el mismo síntoma (lo más posible) u otro, la patología se volverá a manifestar. Sólo entrar en el mundo de la coherencia (pensar, sentir y actuar en la misma dirección) podrá eliminar definitivamente esa manifestación física de nuestra fricción interna.

Pues bien, dicho ésto hablaré un poco sobre el grupo al que parece no funcionarle nada de lo que prueban. Normalmente son personas que recorren muchas disciplinas terapéuticas diferentes pero con pocos resultados. He podido observar que en este grupo, están los que quieren que alguien les salve sin cambiar absolutamente nada en su forma de ser o de vida, porque entienden que ellos no tienen nada que ver en su enfermedad (es fruto de un virus, de mala suerte, siempre algo externo,…). Y con estas personas poco podemos hacer, salvo respetarles y derivarlos si se puede a terapeutas que vivan en el mismo paradigma. Pero en este mismo grupo también hay una parte muy amplia de personas que sienten que lo que les pasa tiene que ver con su mundo interno, pero a pesar de eso no consiguen resultados. Lo intentan y lo intentan porque SABEN que en ellos está el problema y la solución, pero hay algo que les bloquea totalmente: LA FIDELIDAD FAMILIAR.

La fidelidad familiar es algo que todos padecemos, es un mecanismo de protección inconsciente de supervivencia, es uno de los mecanismos de preservación más arcaicos. Hace mucho, mucho, mucho tiempo, abandonar el Clan(protección del grupo) o ser abandonado era sinónimo de muerte segura (depredadores, otros Clanes rivales,…). Y esa memoria ancestral que ha evolucionado durante millones de años, está grabada a fuego en nuestra mente inconsciente. Hay que recordar que NUESTRO INCONSCIENTE ESTÁ PARA PROTEGERNOS, y la fidelidad familiar es sólo una pequeña parte de éste. Pues bien, es precisamente ese MIEDO a ser excluido del Clan (La Familia en nuestra sociedad actual), el miedo a lo desconocido, el que nos paraliza la mayoría de las veces a la hora de efectuar cambios en nuestra vida, o hacer cambios en el tipo de relación que tenemos respecto a familiares, o distanciarnos de relaciones familiares tóxicas para nosotros. El Inconsciente no entiende de razonamientos (es inocente), si detecta que una relación en concreto o situación es dañina para nosotros, pondrá los mecanismos adecuados en marcha para que tomemos distancia, sin importarle que “una pareja es para siempre”, “es mi madre (o padre) ¿cómo le voy a odiar?”, “la familia debe estar siempre unida”, “los hermanos debemos querernos y ayudarnos siempre”, etc, en forma de enfermedad física o mental. He de decir en este punto que el equipo de baloncesto o los compañeros de trabajo, por ejemplo, pueden ser “simbólicamente” la familia para ti.

Entonces, en este grupo de personas que nada parece funcionar, la fidelidad familiar es aplastante comparando con los otros grupos. Se sienten totalmente paralizados ante la idea de efectuar cambios en su vida que impliquen rechazo o abandono de sus seres cercanos, aunque intelectualmente tienen muy claro que deberían hacerlo para sanar. Tan es así, que incluso en los duelos dirigidos en hipnosis, en los que el consultante es llevado a una escenificación mental dirigida por el terapeuta, a veces no pueden cortar los programas en su propia imaginación o tienen una resistencia casi infranqueable. Aquí la “mano” del terapeuta es crucial, decantándose por una u otra estrategia según el caso que tiene delante. Pero cuando una persona sabe cuál es su problema, y no hace lo que tiene que hacer, indica que no ha tomado Conciencia de la situación. Se ha quedado en el plano mental (intelectual) pero no se permite sentirlo gracias al bloqueo del que hablaba antes. Una toma de Conciencia implica acción, implica la puesta en coherencia, de hecho, cuando se integra de verdad, es imposible no hacerlo. De repente, las situaciones o personas tóxicas para uno se vuelven más insoportables, obligándonos así nuestro Inconsciente a pasar a la acción.

¿Y que podemos hacer con alguien que está paralizado ante el cambio que sabe que necesita?

Como terapeutas, después de haber ayudado a cambiar programas en el Inconsciente del consultante, debemos ser sumamente respetuosos con el proceso del consultante y acompañarlo siguiendo los tiempos marcados por el consultante. Normalmente el tiempo para pasar a la acción se alarga mucho en este grupo de personas y si hacen algo para lo que no están preparados, podría ser un desastre. Cada persona tiene su ritmo y nadie mejor que uno mismo para saber cuando es el momento adecuado para hacer cambios en tu vida.

Un ejemplo clásico de personas de este grupo son aquellas que se han pasado la vida ayudando cuando lo necesitan a todo el Clan. Por supuesto, como están viviendo ese programa, lo extienden a sus amigos y compañeros de trabajo. Ayudar a alguien que lo necesita es algo precioso, pero cuando lo vives bajo un programa férreo pierde toda su gracia. No puedes negarte a lo que te pidan aunque te venga fatal y haya más personas que podrían hacerlo, lo cuál genera una tensión interna increible. Además todos tus parientes saben que siempre estás ahí si de ayudar se trata, asi que al primero que llaman es a ti.

Otro ejemplo de programas que a veces son bien difíciles de cambiar son el de hijo bastón. Personas que son adultas y viven en casa de sus padres. Cuya misión principal inconsciente en la vida es cuidar de sus padres o abuelos. Su vida sentimental suele ser un desastre y no se comprometen porque eso iría en contra de su objetivo principal inconsciente. Nuevamente, cuidar de tus padres es precioso, ¿pero que tal si se hace de otra manera y además teniendo una vida personal plena?

En estos 2 ejemplos también he visto cambios muy rápidos, pero en mi experiencia son las 2 temáticas que más bloqueos han encontrado a la hora de entrar en acción.

En resumen, vivir toda una vida siguiendo una serie de programas y de repente, llega el día que te das cuenta que has funcionado de forma automática haciendo cosas que lejos de hacerte feliz te han ido cargando de cierto estrés interno o incluso te han enfermado, es sumamente complicado de gestionar para algunas personas. Como terapeutas tenemos que tener mucha paciencia con su proceso y hacer un buen acompañamiento para que llegue el momento adecuado de la acción. Pero que lo que está claro es que si alguien se piensa que su proceso se lo va a hacer alguien por él, o que su terapeuta va a sacar su varita mágica y de repente ocurre todo lo que al consultante le gustaría, pues va a ser que no.

Como decía Antonio Machado: “caminante, no hay camino, se hace camino al andar….”.

Salud.

CARLOS MUÑOZ (TERAPIA HOLONICA)

Tel.: 687395288

Web: http://terapiaholonica.com

Mail: terapiaholonica@gmail.com


2 comentarios

Cómo se instalan los conflictos emocionales y mentales en el cuerpo físico – Carlos Muñoz.

psicoc.

He de decir que no tengo la “verdad absoluta” sobre lo que ocurre en el proceso de somatizar un conflicto emocional o mental (ya me gustaría), pero creo que una parte importante de lo que realmente pasa se refleja en estas líneas. Este pequeño escrito está destinado a aquellas personas que quieren una información básica al respecto.
Que la mente y el cuerpo están íntimamente relacionados es algo que la medicina alternativa y las tradiciones milenarias de todo el mundo lo sabe desde siempre. Pero incluso la medicina ortodoxa (en Occidente), sabe que una úlcera de estómago puede ser producida por estrés, se te puede caer el cabello por la misma razón, etc. Pero no terminan de creer que una diabetes se instala en el cuerpo siguiendo los mismos mecanismos que la úlcera, o un cáncer, o una psoriasis, o un dolor de cabeza, etc…
El que unas pocas cosas si se puedan somatizar y todas las demás no, para mi, es el resultado del control que tiene la industria farmacéutica sobre las universidades de medicina, sobre las investigaciones y sobre los profesionales de la salud a golpe de billetera. No hay que olvidar que una de las industrias más lucrativas del mundo es la farmacéutica. Si la “nueva visión”(se conoce hace miles de años en algunas culturas) de las enfermedades se extendiese totalmente, habría que buscar nuevas vias de tratamiento: la psicología y todas aquellas terapias que son afines a ésta, con el consiguiente resultado nefasto para las arcas de las multinacionales farmacéuticas. Se trataría de encontrar dónde está el conflicto en la mente de la persona y en su campo emocional y resolverlo para que la enfermedad deje de existir espontáneamente al perder su sentido biológico (que lo tiene SIEMPRE).

Más ejemplos de cómo la mente altera al cuerpo lo podríamos tener en este ejemplo que muchos padres y madres con hijos adolescentes han experimentado alguna vez de algún modo:

Son las 4 de la madrugada y tu hijo te ha dicho que regresaría a las 2. Su móvil está fuera de servicio y llevas un buen rato preocupado mirando desde la ventana a ver si aparece. De repente se oye el estruendo de un accidente de coche en la calle de al lado (la cuál no se ve desde tu ventana), y empieza el trasiego de sirenas de policía y ambulancias. En un momento y debido al miedo de que pudiera ser tu hijo, la fisiología de tu cuerpo se vuelve loca: adrenalina a tope, frecuencia cardíaca y respiratoria por las nubes,etc..
Si a los pocos minutos aparece tu hijo perfectamente, todo habrá quedado en un gran susto del que tu cuerpo tendrá que reponerse ( en función de tu sensibilidad), pero si aparece a las 8 de la mañana y está perfectamente, el daño en tu cuerpo será mayor. Y si has tenido la desgracia de que en ese accidente estaba tu hijo, entonces el shock ya es brutal.

Pero el tema no es la estrecha relación mente-cuerpo, sino los mecanismos por los cuales los conflictos se instalan en el cuerpo. Y aquí hay que empezar a hablar de qué es un ser humano.

El ser humano es una computadora biológica.
Se puede considerar al ser humano como una computadora (porque funcionamos con programas) biológica (porque tenemos un cuerpo biológico). Esta computadora biológica utiliza los 5 sentidos para desenvolverse en nuestra realidad e interactuar con ella. Tenemos la vista, por ejemplo, que recoge apenas un 0,05% de todo el espectro electromagnético. El tacto, por otra parte nos da una idea que realmente es una fantasía: no existe la materia sólida tal y como la imaginamos. Todo en el universo son campos de fuerza que interactúan, nada se toca con nada NUNCA, básicamente porque no existe eso que llamamos materia como tal (todo está compuesto de espacio vacío). Y así con todos los sentidos… Lo que realmente ocurre es que nuestros sentidos recogen unas señales electroquímicas y electromagnéticas, las llevan por el sistema nervioso al cerebro, y allí hacemos una INTERPRETACIÓN de dichas señales y nos montamos una película concreta.
Además, hay estudios psicológicos que demuestran que, de la información que recogen nuestros sentidos, añadimos y quitamos cosas para que puedan encajar con nuestras CREENCIAS (programas). Por ejemplo, si alguien nos cae mal y nos dice algo, aunque sea algo totalmente correcto o neutro, cogemos esa información y la pasamos por nuestros filtros (prejuicios) e interpretamos algo totalmente diferente del mensaje inicial, algo que nos reafirma en nuestras creencias sobre esa persona. Y así vamos por la vida, ajustando toda la información que recibimos en base a nuestras creencias (programas) en el fondo inconscientes.

Intentemos describir que es un ser humano atendiendo a sus estructuras, desde las mas densas hasta las más sutiles:

Cuerpo físico.
Es la parte más densa del ser humano; lo que conocemos como cuerpo material. Aquí están los huesos, músculos, vísceras, glándulas endocrinas, sistema nervioso, sistema circulatorio, ligamentos, cabello, etc……

Cuerpo energético.
Es una parte del ser humano mucho menos densa que la parte material. Es un entramado de circuitos (meridianos de acupuntura, nadis, …) por el que circula la energía que se conoce como chi, ki, prana,etc.. según las culturas. Esta energía es la que da vitalidad a su contraparte material y además mantiene unida la materia al hacer de molde de ésta.
El cuerpo energético sobresale unos pocos centímetros del cuerpo físico y lo interpenetra de manera que toda parte orgánica material tiene una contraparte energética que lo anima y lo conforma, ocupando el mismo espacio.
Si a una persona le quitan la vesícula biliar por problemas de salud a nivel digestivo, su contraparte energética podría seguir activa de manera que podría empezar a padecer los típicos dolores de cabeza por una malfunción energética de ese órgano que energéticamente aún permanece en el cuerpo. Algo parecido a cuando seguimos sintiendo el dolor de una extremidad amputada, fenómeno conocido como dolor del miembro fantasma.

Cuerpo emocional.
Es un cuerpo mas sutil (menos denso) que el cuerpo energético. Espacialmente hablando, se extiende mucho mas allá del cuerpo energético y ya no tiene un contorno fiel al cuerpo físico, sino que es ovoide. Al igual que el cuerpo energético, también interpenetra a los 2 anteriores llegando hasta la última célula del cuerpo físico. En este cuerpo se gestiona la energía emocional.

Cuerpo mental.
Es un cuerpo todavía más sutil que el cuerpo emocional. Se extiende mas allá del límite del cuerpo emocional y su forma es también ovoide. Al igual que los anteriores, también interpenetra a los demás cuerpos. Este cuerpo gestiona la energía mental: ideas, pensamientos, creencias,…

Cuerpo espiritual.
Este cuerpo es un conglomerado de varios otros cuerpos cada vez más sutiles y más expandidos (hasta el infinito), que por resumir y por la dificultad de la mente humana para conceptuarlos, lo llamamos cuerpo espiritual. Digo infinito porque llegaría hasta un punto en el que todas las cosas de la creación serían una misma cosa. Las energías que se gestionan en este cuerpo, son las más sutiles que puede haber.

En resumen, y dicho de otro modo y al revés, un ser humano, al igual que todas las demás cosas que existen, en su parte más sutil forma parte estructural de un Campo totipotencial no manifestado. En la medida que pasa de la no manifestación a la manifestación, se empieza a desplegar una infinita gama de energías cada vez más densas, hasta llegar al cuerpo físico que todos conocemos.

El conjunto de todos estos cuerpos sutiles (radiación electromagnética de diferentes grados frecuenciales) que envuelven al cuerpo físico es lo que conocemos como AURA. Incluso en laboratorio se puede comprobar la existencia de campos electromagnéticos que rodean al cuerpo físico a 3 metros de distancia como es el caso del campo electromagnético cardíaco.

Todos estos diferentes cuerpos se intercomunican a través de los CHAKRAS. Los chakras son unos centros energéticos (hay 7 principales situados en la columna vertebral y muchos mas secundarios y menores) donde confluyen las diversas energías que nos conforman, y acaban comandando las glándulas más importantes del cuerpo físico y los plexos nerviosos cercanos. De esta manera, un pensamiento de traición puede alterar la fisiología de una manera muy precisa cambiando instantáneamente a través de alguna glándula la bioquímica del cuerpo. Una emoción como el miedo puede provocar otro tipo de respuesta fisiológica muy precisa y diferente a la anterior, etc….
Además hay otros elementos como los nadis y los meridianos de acupuntura que conducen ciertos tipos de energías (las más densas) necesarias para el funcionamiento correcto de la células. También se sabe que en el cuerpo humano hay sustancias que actúan como semiconductres y superconductores, de manera que todo el cuerpo está a tiempo real “informado” de todo lo que pasa en cualquier punto del mismo.

De la misma manera que los diferentes virus y bacterias que tenemos en el cuerpo (cuando todo está en equilibrio) se ubican por resonancia en sitios muy precisos y no en otros, los conflictos que tenemos a nivel mental y emocional, a través de los chakras , afectan al cuerpo físico de una forma superselectiva atendiendo al tipo de conflicto que se tiene. Además SIEMPRE atendiendo a una lógica de adaptación y evolución: el sentido biológico.
Básicamente se trata de que un conflicto que a nivel mental o emocional no lo podemos gestionar adecuadamente y para nosotros es un problema importante, nuestra biología activa programas inconscientes como solución biológica a aquello que está en la mente o en el cuerpo emocional.
Por ejemplo, tenemos 50 años y nos despiden de la empresa. Si dada nuestra configuración (es totalmente subjetivo e inconsciente) nos obsesiona la idea de cómo voy a mantener a mi familia y a mi mismo, el cuerpo, como solución biológica podría hacer crecer las células del hígado y de esa manera tener la capacidad de aprovechar mejor los alimentos que tomemos. A más células hepáticas, mas producción de bilis y de otras sustancias imprescindibles para hacer la digestión. Asi, en caso de carencia, el cuerpo ya está preparado para aprovechar al máximo los pocos alimentos de los que dispongamos. Este tipo de conflicto mental (energía mental), va interactuando a través del Chakra 3º (relacionado con el funcionamiento del páncreas, bazo, HÍGADO, estómago, vesícula biliar,…) con las energías más densas de dicho chakra hasta afectar a la circulación energética más densa y alterar la correcta función de las glándulas asociadas. Si el nivel del conflicto es pequeño, la respuesta del organismo es menor, y si el nivel de estrés es terriblemente intenso en nosotros, podríamos llegar a generar un cáncer hepático muy agresivo. O sea, ante un mismo conflicto, según el nivel conflictual, el cuerpo responde con diferentes grados de solución biológica.
Otro ejemplo: tengo un marido con el que conscientemente quiero tener hijos, pero que inconscientemente no (porque vengo configurada con unos programas familiares inconscientes heredados que me lo impiden). Mi cuerpo, podría solucionar esa fricción entre el consciente y el inconsciente (el inconsciente siempre gana) generando un mioma. De esa manera, el útero que ya está ocupado por el mioma, no permite que se den las circunstancias fisiológicas que favorezcan la fecundación y la gestación.
Realmente, todo aquello a lo que llamamos enfermedad, es una solución que toma el cuerpo físico ante algo que se cuece en nuestro inconsciente. De manera que cuando nos sucede algo en el cuerpo, mientras tomamos otro tipo de medidas paliativas, deberíamos preguntarnos PARA QUÉ mi cuerpo ha tomado esa resolución. Quizás así podríamos llegar al origen de lo que nos pasa y ponerle solución.
Si conseguimos hacer cambios a nivel inconsciente de manera que, lo que antes era un conflicto para nosotros ya no lo sea, la enfermedad (solución biológica) deja de tener sentido y desaparece sola.

Salud.

 

CARLOS MUÑOZ (TERAPIA HOLÓNICA)
Tel. 687395288
Web: http://terapiaholonica.com

Mail: terapiaholonica@gmail.com


6 comentarios

Dolores de espalda (parte 3 y última: lumbares, sacro y coxis) – Carlos Muñoz.

Lumalgia

En esta última parte vamos a echar un vistazo a los conflictos que suelen aparecer en las patologías de la parte inferior de la espalda. Seguimos con dolencias osteoarticulares, o sea, que la “desvalorización” es la temática general.

Lumbares.

El conflicto específico de la zona lumbar es: “conflicto de relación con los colaterales”.

En el Clan familiar se entiende por colaterales a personas de tu nivel: hermanos, primos, parejas, cuñados,… No ascendientes (padres, tios, abuelos,..), ni descendientes (hijos, sobrinos, nietos,..).

En el trabajo: compañeros de rango similar, no jefes ni subordinados.

En la vida social: amigos y amantes.

Pues bien, si tengo una lumbalgia a la derecha (tengo un conflicto de desvalorización vivido como impotencia en un tema de relación con los colaterales en el que hay algo que deseo hacer y no me dejan o no me dejo) , no es lo mismo que si la tengo a la izquierda (me siento impotente en un tema de relación con los colaterales en el que hay algo que he hecho y de lo que me arrepiento). La lateralidad ya se explicó en la parte 2.

También es muy importante recordar que hay que buscar el resentir específico para esa persona, y para ello hay que atender al mapa que estamos confeccionando de forma literal pero también de manera simbólica. Por ejemplo, puede haber un resentir con el padre según este esquema, pero en realidad podría ser con Dios o con el jefe.

Ejemplos.

1 – Tengo una hernia lumbar L3-L4. Ésta podría ser una solución biológica ante un conflicto que manifiesta una gran presión entre la temática concreta de la L3 y la L4:

  L3- relacionada con lo sexual, próstata, útero, vejiga, rodilla.

  L4- relacionada con la norma, me siento diferente a mis colaterales.

2 – Tengo lumbalgia derecha con subluxación de L1 y L5. Posible solución biológica, por ejemplo, por sentirme impotente para actuar (deseo contrariado) ante la guarrada que te ha hecho tu amante.

3 – Tengo osteoporosis en L3. Podría ser una solución biológica por sentirme totalmente desvalorizado en mis relaciones sexuales.

.

.

.

.

Sacro.

Este hueso representa lo sagrado para la persona, sus fundamentos. Incesto. Los 6 instantes sagrados (concepción, nacimiento, edad adulta, paternidad, abuelos y muerte). Está compuesto por 6 vértebras soldadas.

Coxis.

Tiene relación con los conflictos de dónde pongo el culo, de identidad, mi lugar en la familia. Sodomía real o simbólica.

LISTADO DE RELACIÓN VÉRTEBRAS-CONFLICTOS.

CERVICALES (7 VÉRTEBRAS) – (Comunicación)

C1 (Atlas) – relacionada con la lengua. Problemas de comunicación con el padre. “No puedo comunicar mis pensamientos más profundos”, “nadie me tiene en cuenta”. También relacionada con conflictos de atrapar el bocado.

C2 (Axis) – relacionada con los ojos. “Lo que veo y no puedo comunicar”. Es un filtro respecto a la C1.

C3 – mi imagen, como me comunico a través de mi imagen. Desvalorización estética relacionada con la apariencia.

C4 – relacionada con la nariz (lo sexual), comunicación de lo sexual. Estar en el medio entre 2 partes (mediador).

C5 – relacionada con las cuerdas vocales, desvalorización en la expresión verbal.

C6 – injusticia arrastrada desde la infancia. “No soporto la autoridad”.

C7 – relacionada con la tiroides (tiempos y evolución). Injusticia actual. “No soporto la autoridad”.

DORSALES (12 VÉRTEBRAS) – (El pilar de la familia)

D1 – relacionada con el riñón metabólico embriológico. Llevar el oxígeno a la familia.

D2 – relacionada con el corazón. Territorio.

D3 – relacionada con los pulmones, pleuras y senos.

D4 – relacionada con la vesícula biliar. Rencor, injusticia y cólera reprimida.

D5 – relacionada con el plexo solar (padre) y con el hígado (alimento).

D6 – relacionada con el estómago.

D7 – relacionada con el páncreas en su función endocrina y con el duodeno. Casa dividida por 2.

D8 – relacionada con el bazo (defensas). No puedo cambiar las cosas. Vínculos familiares.

D9 – relacionada con las suprarrenales. Conflicto del cordero (si alguien se siente perdido, se activa este conflicto y se queda quieto, sin poder moverse, sin tomar decisiones). Un problema de caminos.

D10 – relacionada con el riñón (tubos colectores). Gestión del agua. Se activa con el exilio. “Me siento perdido”, “me siento fuera de mi clan”, “me siento abandonado”. Derrumbamiento de los valores: “¿para que sirvo yo ahora?”, “ya no tengo ganas de vivir”.

D11 – relacionada con el riñón (es urinarias más bajas). Eliminación de lo que no necesitas.

D12 – relacionada con el pubis. Conflictos sexuales. Abusos sexuales en la infancia.

LUMBARES (5 VÉRTEBRAS) – (Relación con los colaterales)

L1 – relacionada con el colon. Algo sucio, guarrada.

L2 – relacionada con el apéndice (reserva alimenticia). “¿Cómo me las voy a rreglar para seguir manteniendo a mi familia?”. Soltar viejas cosas.

L3 – relacionada con lo sexual (próstata y útero). Vejiga. Rodilla.

L4 – la norma. “Me siento diferente de mis colaterales”.

L5 – pareja (conyuge, amante), fidelidad.

SACRO (6 VÉRTEBRAS SOLDADAS) – (Lo sagrado, los fundamentos. Incesto. Los 6 instantes sagrados: concepción, nacimiento, edad adulta, paternidad, abuelos y muerte. )

COXIS – (Mi sitio, mi identidad, sodomía real o simbólica)

Importante recordar que la Biodescodificación es una ciencia en continuo aprendizaje. Aún hay mucho que descubrir y por lo tanto, hay que estar abierto a otras posibilidades no contempladas aquí.

Salud.

CARLOS MUÑOZ (TERAPIA HOLÓNICA)

Tel. 687395288

Web: http://terapiaholonica.com

Mail: terapiaholonica@gmail.com


Deja un comentario

Dolores de espalda (parte 2: dorsales) – Carlos Muñoz.

dolor dorsal

Hoy toca hablar de la parte media de la espalda o también llamada zona dorsal. Como dije en la primera entrega, todos los conflictos emocionales que están detrás de las patologías de la espalda tienen en común la desvalorización. Recordemos que estamos hablando exclusivamente de los tejidos de la capa embrionaria mesodermo nuevo. Pero además podemos añadir la información específica de la zona dorsal: me siento el pilar de la familia. Entonces unimos la información más genérica y le vamos añadiendo otras más específicas hasta llegar a la más concreta. Ante un dolor muscular en la zona dorsal D6 (por subluxación), tendríamos que buscar: “me siento impotente (músculo) por ser el pilar de la familia (dorsales) y no poder digerir una situación que me tengo que tragar (D6 es la vértebra relacionada con el estómago).

En este punto quiero decir algo: no es lo mismo somatizar un conflicto con una gastritis (hay algo que no puedo digerir), que si lo que te da es el dolor muscular a la altura de la D6 (me siento impotente porque por ser el pilar de la familia me tengo que forzar a digerir algo que no me gusta), o somatizar como tendinitis en el tendón rotuliano de la rodilla (el meridiano de acupuntura de estómago es el único que pasa por ese tendón e indica: estoy viviendo ahora mismo una situación que no puedo digerir y ante la que me tengo que someter y no quiero). En el primer caso el conflicto es “no puedo digerir una situación”, en el segundo es “me siento impotente por no poder…” y en el tercero es “me tengo que someter….”. Éstas son 3 posibles somatizaciones (hay más) de un mismo problema según cómo lo viva la persona.

Por supuesto, también hay que atender a otras posibilidades, como fijarnos que gesto es el que no podemos hacer por el dolor.

Ejemplos.

1 – Tengo contractura y dolor dorsal (general) a la izquierda. El conflicto podría ser “me siento impotente para ser el pilar de la familia y soportar demasiada carga”.

2 – Tengo osteoporosis en la D8. D8 tiene relación con el bazo (defensas) y el resentir podría ser “me siento desvalorizado como pilar de la familia por no poder cambiar las cosas”.

3 – Tengo hernia discal D4-D5. Podría ser una solución biológica ante un conflicto que manifiesta una gran presión entre la temática concreta de la D4 y la de la D5:

D4- relacionada con la vesícula biliar. Rencor.

D5- problemas con el padre.

4 – Tengo artritis en D6 y D7. Podría ser una solución biológica en la que se hace evidente que se vive con mucha rabia algo que ocurre en las temáticas de D6 y D7:

D6- relacionada con el estómago (digestión de una situación)

D7- relacionada con el páncreas en su función endocrina. Diabetes (casa dividida por 2, forzarse a convivir sin amor,…)

5 – Tengo una subluxación de D2 y de D12. Habría que mirar que se está viviendo con desvalorización en un contexto de ser el pilar (sostén) de la familia y las temáticas de D2 y D12:

D2- relacionada con el corazón, territrio.

D12- relacionada con el púbis, conflictos sexuales, abusos sexuales en la infancia.

.

.

.

.

LATERALIDAD.

Éste es otro asunto muy importante que hay que tener en cuenta a la hora de descifrar que nos esté queriendo decir el cuerpo con su síntoma (hay que recordar que estamos en problemas osteoarticulares).

Todos los conflictos que somatizamos en la parte izquierda del cuerpo, están gobernados neuronalmente por la parte derecha del cerebro. Este hemisferio cerebral se considera masculino porque ahí hay ubicados relés que corresponden a las gónadas masculinas y además hay estudios que avalan esta idea, en los que se comprueba cómo con actividades típicamente masculinas se excitan más las neuronas de ese hemisferio. A nivel conflictual suele ser: “hay algo que he hecho y de lo que me arrepiento (me ha salido mal)”.

Por el contrario, todos los conflictos que somatizamos en la parte derecha del cuerpo, están gobernados a nivel motor por el hemisferio izquierdo. Éste se considera femenino porque en él están relés correspondientes a las gónadas femeninas, además de los resultados de los estudios antes mencionados. A nivel conflictual sería: “hay algo que deseo hacer y no me dejan o no me lo permito”.

Ejemplos de lateralidad en la zona dorsal:

1- dorsalgia a la izquierda – “me siento impotente (no me siento capaz) de soportar tanta carga como pilar de la familia que soy”.

2- dorsalgia a la derecha – “me siento impotente porque no me dejan llevar la carga familiar como pilar que soy”.

Al final de la última entrega, escribiré un listado con la información disponible de todas y cada una de las vértebras a modo de resumen.

Salud.

CARLOS MUÑOZ (TERAPIA HOLÓNICA)

Tel. 687395288

Web: http://terapiaholonica.com

Mail: terapiaholonica@gmail.com


Deja un comentario

Dolores de espalda (parte 1: cervicales)- Carlos Muñoz.

Dolor de cuello

En esta serie de artículos vamos a adentrarnos en el mundo de los dolores de espalda según el punto de vista de la Biodescodificación, O sea, detrás de cada síntoma, siempre hay algún conflicto emocional que lo sustenta. No voy a entrar en desarrollar su fundamento ya que no es el objetivo de este artículo (pero hay muchísima información al respecto en internet), pero si en dar unas pequeñas pinceladas para que aquellos lectores que acaben leyendo ésto, empiecen a contemplar la posibilidad de que detrás de su tortícolis, o de su hernia lumbar hay algo más de lo aparente.

A groso modo, podemos decir que un dolor de espalda puede tener diferentes orígenes: un reflejo de un problema visceral, una contractura que aparentemente es sólo muscular, una contractura muscular defensiva ante una hernia discal, etc.

Básicamente podemos decir que una patología en una estructura ósea, muscular, tendinosa, ligamentosa o cartilaginosa, está hablando de parte de los tejidos afectados del mesodermo nuevo (capa embrionaria), y estos tejidos tienen en común que el conflicto emocional de base es siempre la desvalorización (sentir que no vales lo suficiente) que arcaicamente tiene que ver con la comparación.

Cuando alguien porta unos programas heredados que lo hipersensibilizan a ese tipo de conflicto y además vive un evento de su vida con desvalorización, puede somatizar problemas físicos de menor o mayor intensidad en función de cómo de importante es ese problema para esa persona. Es un asunto puramente subjetivo.

Por un lado, sabemos que la temática de fondo siempre es la desvalorización, pero si nos fijamos además que tejido está afectado, seguimos sumando a esa idea muy genérica otra información, y de esta manera nos vamos acercamos un poco más al verdadero problema del consultante.

Hoy toca hablar de los problemas de cuello: dolor muscular, tortícolis, hernia cervical, artrosis cervical, etc. Aquí no voy a exponer otras patologías que también son de cuello pero que corresponden a tejidos pertenecientes a otra capa embrionaria: problemas de tiroides, afonía, anginas, etc.

El cuello arquetípicamente está relacionado con la comunicación (las cuerdas vocales están ahí) y también con la deglución (por ahí pasa el bolo alimenticio), además de los movimientos que nos permite hacer, etc.

Se puede decir que un conflicto de desvalorización del tipo: “me siento impotente para…”, puede somatizarse a nivel muscular, mientras que si el conflicto lo vivimos como: “siento que ya no valgo”, puede acabar afectando al hueso (nuestros valores mas profundos). Cuando son los tendones los afectados (por ejemplo tendinitis), se trata de un conflicto desvalorizante actual, o sea, que está siendo vivido en ese momento. Si se trata de ligamentos (por ejemplo una distensión), el conflicto lo vemos en el futuro (no ha ocurrido aún pero tememos que ocurra). El cartílago es afectado cuando nos sentimos desvalorizados en el gesto (movimiento) en el que interviene.

Ejemplos.

1- Tengo dolor cervical y no puedo mirar hacia la izquierda. Ésta podría ser por ejemplo una solución biológica que nos brinda nuestro Inconsciente para que no podamos decir que no (neguemos con la cabeza) a algo en concreto que nos ha pedido nuestra madre y a la que no nos atrevemos a contradecir (/aunque en el fondo no queremos hacerlo).

2- Tengo artrosis cervical en C3 y C4. Ésta podría ser una solución biológica que nos da nuestro Inconsciente ante el sentimiento de “me siento desvalorizado en la comunicación…”. Al estar afectadas las vértebras C3 y C4, se añade la información siguiente:

C3 – relacionada con cómo comunico a través del habla, mi imagen, con la dificultad de ser visto.

C4 – relacionada con la comunicación en lo sexual o también con la comunicación como mediador entre 2 partes.

3 – Tengo una hernia cervical entre C6 y C7. Ésta podría ser una solución biológica ante un conflicto que manifiesta una gran presión entre la temática concreta de la C6 y la de la C7:

C6 – relacionada con injusticias vividas en la niñez

C7 – relacionada con la tiroides, y por lo tanto con el tiempo. También una injusticia actual.

4 – Tengo dolor de cuello y el osteopata me ha diagnosticado una subluxación de C3 y C7. El cuerpo nos está diciendo que posiblemente tengamos un conflicto de desvalorización en como me comunico, me expreso verbalmente(C3) y también que lo vivimos como una injusticia (C7). Habría otras posibilidades pero éste es sólo un ejemplo.

5 – Tengo dolor de cuello y el terapeuta no consigue relacionar el tejido afectado con eventos de su vida. En este caso se podría buscar en el árbol genealógico y comprobar que el consultante está relacionado energéticamente (es doble) con un familiar que se suicidó ahorcándose. En este caso estaríamos hablando de lo que se conoce como una “memoria de cuello”

.

.

.

.

Y así analizamos cada caso particular. No se pueden hacer generalizaciones y decir que C2 es ésto y C6 es aquello, pero esta información que la Biodescodificación nos brinda, nos da muchas pistas de que buscar en la historia del consultante y nos aproxima muchísimo a la verdadera problemática. Dado que cómo se viven los eventos depende exclusivamente del mundo interno del consultante (herencias familiares, vivencias en la niñez y de adulto), hay que hacer siempre un trabajo detectivesco específico en función de quien tenemos delante.

Hay que contemplar lo que el consultante está viviendo en ese momento (sobre todo el momento en que se empieza a manifestar el síntoma), también su niñez, su proyecto sentido y por último, el transgeneracional.

Buscando en el transgeneracional y en el proyecto sentido vamos a localizar esos programas que portamos y que nos hipersensibilizan a unas temáticas concretas. Hay personas que dada su configuración, es propensa a somatizar con mucha frecuencia tensiones musculares en el cuello, mientras que otras quizás tengan mayor propensión a sufrir problemas estomacales, por ejemplo.

Y aquí acaba este pequeña mirada a los problemas en el cuello. Como siempre decimos en Bio, toma las medidas paliativas que tu consideres oportunas, pero también intenta tomar conciencia de que hay detrás de ese síntoma para salir de esa situación cuanto antes y poder evitar futuras recidivas.

Salud.

CARLOS MUÑOZ (TERAPIA HOLÓNICA)

Tel.  687395288

Mail:  terapiaholonica@gmail.com

Web:  http://terapiaholonica.com


Deja un comentario

La Familia ( sistemas dentro de sistemas ) – Carlos Muñoz.

Esta vez toca hablar de sistemas dentro de sistemas, o lo que es lo mismo: Holografía (Fractalidad), o lo que es lo mismo, la Ley Hermética: “como es arriba es abajo”.
Parece ser que la ciencia de vanguardia (Cuántica) y la ciencia tradicional (Mecanicista) coinciden actualmente con la idea (demostrada científicamente) de que el universo es holográfico, o sea, que la realidad que percibimos está inteligentemente estructurada de manera que toda la información del sistema total está también en el más pequeño de los sistemas que lo forman y viceversa. Aunque la idea del sistema total o el mas pequeño son sólo una idea equivocada, ya que el que sea holográfico nuestro universo habla sólo de un patrón (lógica) de organización de la información. Realmente estos sistemas van hasta el infinito hacia lo macro (lo grande) y hasta el infinito hacia lo micro (lo pequeño). Lo que ocurre es que dentro del rango de percepción del Ser Humano, lo más grande sería el universo conocido (nebulosas, galaxias, cúmulos de galaxias, supercúmulos de galaxias….), y lo más pequeño sería el mundo subatómico conocido. Pero tanto por encima de ese rango como por debajo hay muchísimo más.
Pero desde una mirada mística, este conocimiento se enseñaba ya en el Antiguo Egipto (antes de la época de los faraones) a través de Hermes Trimegisto. Él decía en una de sus leyes (ley de correspondencia) que “como es arriba es abajo”, y con ella quería explicar lo mismo que la ciencia hoy.
Vemos que tanto la ciencia como la mística coinciden en este caso. Pero veamos cómo se manifiesta esta información en la realidad que nos envuelve:

Tomemos como ejemplo y punto de partida el Sistema Solar. Todos sabemos que está compuesto por una estrella central (Sol) y varios planetas, satélites, cinturones de asteroides,…etc, que orbitan alrededor suyo. Si ampliamos el zoom lo suficiente, podemos ver que la estructura de una galaxia es “parecida” a la del Sistema Solar: un agujero negro supermasivo en su centro y muchísimas estructuras (estrellas, sistemas planetarios, gases cósmicos, asteroides, …) girando a su alrededor. Si volvemos a ampliar el zoom lo suficiente, veríamos cómo los cúmulos de galaxias giran en torno a un centro, y así hasta lo infinitamente grande….
Pero si regresamos al Sistema Solar y reducimos nuestra visión lo suficiente, podemos apreciar que algunos planetas tienen satélites o anillos (rocas y polvo) que giran en torno a ellos. Si continuamos reduciendo llegaríamos al punto en el que veríamos el núcleo del átomo rodeado por electrones. Y así hasta lo infinitamente pequeño….
Como podemos ver, la estructura en el universo se repite una y otra vez. En cuanto cambiamos la escala lo suficiente, aparece la misma configuración.
solar_system1
galaxia
atomo

Otro ejemplo. Se sabe que la Tierra tiene un campo magnético que la envuelve y la protege de las radiaciones cósmicas, en especial de las eyecciones solares. Pero ese mismo campo sirve para captar y transportar los fotones (información) que pulsa el Sol al interior del planeta y más cosas que aún no sabemos.
Ese campo magnético tiene forma de manzana (doble toroide), y que casualidad, que el campo que rodea el ser humano también tiene esa misma forma. Aplicando el principio holográfico, cabe esperar que ese campo que rodea al ser humano le proteja de las radiaciones no armónicas para él y también capte los fotones (información) de su entorno y los transporte al interior de su organismo.
Y efectivamente, así es. Cuando una persona no tiene su campo magnético (escudo) en perfecto estado (casi siempre es por tener conflictos en su mente), sus vulnerabilidades son como puertas abiertas para que algo externo (corriente de aire, calor, frio, humedad, pensamientos de miedo, de envidia,…)penetre en el sistema alterando su equilibrio interno en exceso provocando enfermedad. Por otro lado, se sabe desde tiempo ancestral que los chakras son vórtices energéticos (que forman parte de ese campo) que emiten y reciben información. Son una parte del sistema energético que comunica el interior del cuerpo con el exterior (en ambos sentidos), así que realmente también hay una entrada y salida de fotones. Una vez más, vemos que de nuevo el sistema se repite.
fin-del-mundo-campo-magnetico-1040LG310310
1285229799761_hz-myalibaba-temp12_5481

Otro ejemplo más. El planeta Tierra, para mucha gente (entre los que me incluyo), es un organismo vivo con una Conciencia mucho más expandida que la de los seres humanos. En su superficie, tenemos diferentes elementos que la componen: reino mineral, reino vegetal, reino animal, reino humano, atmósfera, agua,… Y en su interior, aún está por descubrir, aunque seguro que también hay diferentes elementos (se sabe del manto de magma, agua, gas, crudo,..¿núcleo de hierro????). En su conjunto, es un sistema auto-organizado en perfecto equilibrio, con ciclos de reciclaje (ciclo natural).
Pues bien, si nos fijamos en una célula eucariota (de la que se constituyen los animales y las plantas), es también un sistema en perfecto equilibrio y auto-organizado. Su membrana celular recuerda mucho a la atmósfera de la Tierra. Su citoplasma a los océanos y mares, su núcleo a la corteza terrestre y las diferentes estructuras que están dentro del citoplasma (orgánulos), se asemejarían en función al reino humano, animal y vegetal.
Miremos donde miremos podemos ver que cambiando de escala lo suficiente, la forma en que se organizan los sistemas se repite.
tierra
célula

Muy bien, ya ha quedado claro eso de la Holografía. Pues ahora vamos a echar un vistazo a otro sistema que algunos usamos mucho en terapia: LA FAMILIA.

El Ser Humano, además de ser un ente individual, es parte de su Familia, de su pueblo, de su provincia, de su país, de su continente, del planeta Tierra, del Sistema Solar, de la Via Láctea ……
La Familia es un sistema evolutivo autoorganizado que utiliza a sus diferentes elementos para expandirse y aprender. En cada instante está informado de cada bit de información que procesa cada uno de sus miembros e informa al sistema mayor siguiente, y así hasta el infinito. Es por ésto que el Inconsciente Colectivo Humano contiene toda la información de cada una de las personas del planeta a tiempo real.
Pues por ser la Familia el colectivo más cercano, es el que más nos condiciona, aunque los otros colectivos también nos afectan. Y lo hace a través de la Mente Inconsciente. El Inconsciente Individual es un sistema dentro de un sistema mayor (el Inconsciente Familiar), y por lo tanto, la información y la organización debería ser similar.
Así que enseguida se ve, estudiando nuestro árbol genealógico, dónde se gestó la dificultad que estamos viviendo en nuestra vida; cuándo una situación de estrés quedó enquistada y generó una energía no armónica que quedó grabada en nuestro Inconsciente Familiar.
Y de eso se trata, de encontrar esa energía (inercia) e introducir una información nueva (dando una solución diferente) que RELAJE el estrés.
A veces la manera de eliminar ese estrés es sacando ese secreto (no dicho) a la luz, hacerlo público, de manera que se le de salida del sistema. Todos sabemos el alivio que uno adquiere cuando se habla por primera vez de un secreto que nos estaba atormentando. Sólo ese hecho de dar “salida” a esa información, relaja muchísimo la mente de la persona, exactamente igual que pasa en el sistema familiar. Los “no dichos” son una energía tremenda que aunque no se ven, dejan una huella enorme a nivel del mental inconsciente del conjunto.
Al igual que en un Ser Humano sano (sistema en equilibrio), si en un momento dado, una zona de su cuerpo se alcaliniza en exceso por un motivo X, como mecanismo de compensación (para mantener el equilibrio total del sistema), otra parte de su cuerpo (siguiendo una lógica biológica) se acidifica en la misma medida. Así funciona la Homeostasis del cuerpo y lo corrobora el Par Biomagnético.
Pues bien, con La Familia pasa lo mismo. Si en un momento dado, alguno de sus miembros sufre un conflicto MUY DRAMÁTICO, el sistema descarga sobre otro de sus nuevos miembros el potencial de REPETIR la historia para intentar aportar otra solución diferente que relaje el estrés familiar o el potencial de hacer justamente lo opuesto (REPARAR). Y cualquiera de las 2 soluciones que determine la inteligencia del Clan, puede ser complicado de sobrellevar. Puede parecer cruel en algunos casos dado el carácter traumático del “encarguito”, pero hay que recordar que la intención ultima de este proceso es la evolución (aprendizaje).
A veces ese “encarguito” es repetir el alcoholismo del abuelo o ser abstemio radical (lo contrario), emparejarte con personas que son dobles de tu madre (que portan información que tu inconsciente reconoce como tu madre) para tener el amor que ella nunca te dió, emparejarte con personas dobles de tu hermano mayor (muerto cuando era un bebé) para “recuperarlo” en el Clan, no emparejarte jamás para asegurase la Familia que cuidarás de tus padres hasta que se mueran (hijo bastón), no tener hijos porque quizás tu árbol genealógico es tan tóxico que considera que es mejor finalizar tu rama, tener ruina tras ruina económica para que no te ocurra lo que le pasó a tu bisabuelo (del que eres doble) que perdió toda una fortuna jugando a las cartas, y un sin fin de cosas más….

Así que una vez que uno se da cuenta de que su vida está impecablemente condicionada por todos los potenciales (programas) heredados con los que nacemos, sería lícito decidir conscientemente no repetir ni reparar el drama. Pero también sería deseable aportar una información al Clan que finiquite dicha cuestión (ya que somos nosotros los que somos conscientes de lo que pasa y estamos en actitud de “sanar”) y no acabe recayendo en otros miembros de la Familia.
Una vez que se aporta esa nueva solución (información), automáticamente se instala en todos los miembros de la Familia.

CARLOS MUÑOZ MUGA (TERAPIA HOLÓNICA)
Terapeuta
Tel. 687395288
Web: http://terapiaholonica.com