TU CORAZÓN ES TU MAESTRO

….. en PALMA DE MALLORCA y en AMOREBIETA.


Deja un comentario

Estudio demuestra cómo la memoria epigenética se hereda de generación en generación.

metilacion-adn

Cada vez más evidencias científicas sugieren que el estrés ambiental puede provocar cambios en la expresión de los genes que se transmiten de padres a hijos, lo que convierte a la Epigenética en un tema candente. Las modificaciones epigenéticas no afectan a la secuencia de ADN, sino que cambian la manera en que se empaqueta el ADN y cómo se expresan los genes. Ahora, un estudio realizado por un grupo de investigadores de la Universidad de UC Santa Cruz demuestra cómo la memoria epigenética se transmite de generación en generación y de célula a célula durante el desarrollo.

Este estudio, publicado el 19 de septiembre en la revista Science, se centra en una modificación epigenética bien caracterizada–la metilación de una proteína que empaqueta el ADN denominada histona H3. La metilación de un aminoácido en particular (lisina 27) en la histona H3 desactiva o “reprime” genes, y esta marca epigenética se encuentra en todos los animales multicelulares, desde los humanos al diminuto gusano C. elegans objeto de este estudio.

Debate activo

“Se sigue debatiendo acerca de si la marca de metilación puede transmitirse a través de la división celular y degeneración en generación, y nosotros hemos demostrado que así es,” declaró una de las autoras del estudio Susan Strome, profesora de biología molecular, celular y del desarrollo en la Universidad de Santa Cruz.

En el laboratorio de Susan Strome se crearon gusanos con una mutación que inactiva la enzima responsable de fabricar la marca de metilación, y después los cruzaron con gusanos normales. Mediante marcadores fluorescentes fue posible realizar un seguimiento del destino de los cromosomas marcados y no marcados bajo el microscopio, desde los óvulos y el esperma hasta la división celular de los embriones tras la fertilización. Los embriones de los óvulos mutantes fertilizados por esperma normal presentaron seis cromosomas metilados (del esperma) y seis cromosomas no marcados o “desnudos” (del óvulo).

A medida que los embriones se desarrollan, las células replican sus cromosomas y se dividen. Los investigadores descubrieron que cuando un cromosoma marcado se replica, los dos cromosomas resultantes están marcados. Sin embargo, sin la enzima necesaria para la metilación de la histona, las marcas se diluyen progresivamente con cada división celular.

“La marca permanece en los cromosomas derivados del cromosoma inicial que tenía la marca, pero no hay suficiente marca como para que los dos cromosomas resultantes estén totalmente cargados”, declaró Strome. “Así, la marca es intensa en un embrión de una célula, menos intensa cuando la célula se divide, menos aún en un embrión de cuatro células y ya casi imperceptible cuando se alcanzan las 24 y 48 células.”

Posteriormente, los investigadores realizaron el experimento inverso, fertilizando óvulos normales con esperma mutante. La enzima de metilación (denominada PRC2) suele estar presente en los óvulos y no en el esperma, que no aporta al embrión mucho más que sus cromosomas. De esta manera, los embriones de este nuevo experimento seguían presentando seis cromosomas desnudos (esta vez del esperma) y seis cromosomas marcados, aunque ahora también tenían la enzima.

“Cabe destacar que, cuando observamos los cromosomas durante las divisiones celulares, los cromosomas marcados permanecieron marcados y siguieron siendo intensos, ya que la enzima continua restableciendo la marca; sin embargo, los cromosomas desnudos permanecen así división tras división,” declaró Strome. “Esto demuestra que el patrón de marcas que se heredó se transmite a través de múltiples divisiones celulares.”

Implicaciones importantes

Strome advirtió que los hallazgos de este estudio de transmisión de la metilación de la histona en C. elegans tienen importantes implicaciones para otros organismos, si bien existen algunos que emplean el marcador represivo estudiado para regular diferentes genes durante ciertas fases del desarrollo. Todos los animales utilizan la misma enzima para crear la misma marca de metilación como señal para la represión de genes, por lo que este hallazgo despierta un gran interés en todo los estudiosos de la epigenética.

“La herencia epigenética transgeneracional aún constituye un campo por explorar. Existen decenas de marcadores epigenéticos potenciales. En estudios que documentan la herencia epigenética padres-hijos, aún no ha quedado claro lo que se transmite, y comprenderlo a nivel molecular es muy complicado. Ya contamos con un ejemplo específico de memoria epigenética que transmite, y podemos verla bajo el microscopio. Hemos encontrado una pieza del puzzle.”

 

Fuente: artículo traducido por Christian Simón.

http://news.ucsc.edu/2014/09/epigenetics.html


Deja un comentario

La Familia ( sistemas dentro de sistemas ) – Carlos Muñoz.

Esta vez toca hablar de sistemas dentro de sistemas, o lo que es lo mismo: Holografía (Fractalidad), o lo que es lo mismo, la Ley Hermética: “como es arriba es abajo”.
Parece ser que la ciencia de vanguardia (Cuántica) y la ciencia tradicional (Mecanicista) coinciden actualmente con la idea (demostrada científicamente) de que el universo es holográfico, o sea, que la realidad que percibimos está inteligentemente estructurada de manera que toda la información del sistema total está también en el más pequeño de los sistemas que lo forman y viceversa. Aunque la idea del sistema total o el mas pequeño son sólo una idea equivocada, ya que el que sea holográfico nuestro universo habla sólo de un patrón (lógica) de organización de la información. Realmente estos sistemas van hasta el infinito hacia lo macro (lo grande) y hasta el infinito hacia lo micro (lo pequeño). Lo que ocurre es que dentro del rango de percepción del Ser Humano, lo más grande sería el universo conocido (nebulosas, galaxias, cúmulos de galaxias, supercúmulos de galaxias….), y lo más pequeño sería el mundo subatómico conocido. Pero tanto por encima de ese rango como por debajo hay muchísimo más.
Pero desde una mirada mística, este conocimiento se enseñaba ya en el Antiguo Egipto (antes de la época de los faraones) a través de Hermes Trimegisto. Él decía en una de sus leyes (ley de correspondencia) que “como es arriba es abajo”, y con ella quería explicar lo mismo que la ciencia hoy.
Vemos que tanto la ciencia como la mística coinciden en este caso. Pero veamos cómo se manifiesta esta información en la realidad que nos envuelve:

Tomemos como ejemplo y punto de partida el Sistema Solar. Todos sabemos que está compuesto por una estrella central (Sol) y varios planetas, satélites, cinturones de asteroides,…etc, que orbitan alrededor suyo. Si ampliamos el zoom lo suficiente, podemos ver que la estructura de una galaxia es “parecida” a la del Sistema Solar: un agujero negro supermasivo en su centro y muchísimas estructuras (estrellas, sistemas planetarios, gases cósmicos, asteroides, …) girando a su alrededor. Si volvemos a ampliar el zoom lo suficiente, veríamos cómo los cúmulos de galaxias giran en torno a un centro, y así hasta lo infinitamente grande….
Pero si regresamos al Sistema Solar y reducimos nuestra visión lo suficiente, podemos apreciar que algunos planetas tienen satélites o anillos (rocas y polvo) que giran en torno a ellos. Si continuamos reduciendo llegaríamos al punto en el que veríamos el núcleo del átomo rodeado por electrones. Y así hasta lo infinitamente pequeño….
Como podemos ver, la estructura en el universo se repite una y otra vez. En cuanto cambiamos la escala lo suficiente, aparece la misma configuración.
solar_system1
galaxia
atomo

Otro ejemplo. Se sabe que la Tierra tiene un campo magnético que la envuelve y la protege de las radiaciones cósmicas, en especial de las eyecciones solares. Pero ese mismo campo sirve para captar y transportar los fotones (información) que pulsa el Sol al interior del planeta y más cosas que aún no sabemos.
Ese campo magnético tiene forma de manzana (doble toroide), y que casualidad, que el campo que rodea el ser humano también tiene esa misma forma. Aplicando el principio holográfico, cabe esperar que ese campo que rodea al ser humano le proteja de las radiaciones no armónicas para él y también capte los fotones (información) de su entorno y los transporte al interior de su organismo.
Y efectivamente, así es. Cuando una persona no tiene su campo magnético (escudo) en perfecto estado (casi siempre es por tener conflictos en su mente), sus vulnerabilidades son como puertas abiertas para que algo externo (corriente de aire, calor, frio, humedad, pensamientos de miedo, de envidia,…)penetre en el sistema alterando su equilibrio interno en exceso provocando enfermedad. Por otro lado, se sabe desde tiempo ancestral que los chakras son vórtices energéticos (que forman parte de ese campo) que emiten y reciben información. Son una parte del sistema energético que comunica el interior del cuerpo con el exterior (en ambos sentidos), así que realmente también hay una entrada y salida de fotones. Una vez más, vemos que de nuevo el sistema se repite.
fin-del-mundo-campo-magnetico-1040LG310310
1285229799761_hz-myalibaba-temp12_5481

Otro ejemplo más. El planeta Tierra, para mucha gente (entre los que me incluyo), es un organismo vivo con una Conciencia mucho más expandida que la de los seres humanos. En su superficie, tenemos diferentes elementos que la componen: reino mineral, reino vegetal, reino animal, reino humano, atmósfera, agua,… Y en su interior, aún está por descubrir, aunque seguro que también hay diferentes elementos (se sabe del manto de magma, agua, gas, crudo,..¿núcleo de hierro????). En su conjunto, es un sistema auto-organizado en perfecto equilibrio, con ciclos de reciclaje (ciclo natural).
Pues bien, si nos fijamos en una célula eucariota (de la que se constituyen los animales y las plantas), es también un sistema en perfecto equilibrio y auto-organizado. Su membrana celular recuerda mucho a la atmósfera de la Tierra. Su citoplasma a los océanos y mares, su núcleo a la corteza terrestre y las diferentes estructuras que están dentro del citoplasma (orgánulos), se asemejarían en función al reino humano, animal y vegetal.
Miremos donde miremos podemos ver que cambiando de escala lo suficiente, la forma en que se organizan los sistemas se repite.
tierra
célula

Muy bien, ya ha quedado claro eso de la Holografía. Pues ahora vamos a echar un vistazo a otro sistema que algunos usamos mucho en terapia: LA FAMILIA.

El Ser Humano, además de ser un ente individual, es parte de su Familia, de su pueblo, de su provincia, de su país, de su continente, del planeta Tierra, del Sistema Solar, de la Via Láctea ……
La Familia es un sistema evolutivo autoorganizado que utiliza a sus diferentes elementos para expandirse y aprender. En cada instante está informado de cada bit de información que procesa cada uno de sus miembros e informa al sistema mayor siguiente, y así hasta el infinito. Es por ésto que el Inconsciente Colectivo Humano contiene toda la información de cada una de las personas del planeta a tiempo real.
Pues por ser la Familia el colectivo más cercano, es el que más nos condiciona, aunque los otros colectivos también nos afectan. Y lo hace a través de la Mente Inconsciente. El Inconsciente Individual es un sistema dentro de un sistema mayor (el Inconsciente Familiar), y por lo tanto, la información y la organización debería ser similar.
Así que enseguida se ve, estudiando nuestro árbol genealógico, dónde se gestó la dificultad que estamos viviendo en nuestra vida; cuándo una situación de estrés quedó enquistada y generó una energía no armónica que quedó grabada en nuestro Inconsciente Familiar.
Y de eso se trata, de encontrar esa energía (inercia) e introducir una información nueva (dando una solución diferente) que RELAJE el estrés.
A veces la manera de eliminar ese estrés es sacando ese secreto (no dicho) a la luz, hacerlo público, de manera que se le de salida del sistema. Todos sabemos el alivio que uno adquiere cuando se habla por primera vez de un secreto que nos estaba atormentando. Sólo ese hecho de dar “salida” a esa información, relaja muchísimo la mente de la persona, exactamente igual que pasa en el sistema familiar. Los “no dichos” son una energía tremenda que aunque no se ven, dejan una huella enorme a nivel del mental inconsciente del conjunto.
Al igual que en un Ser Humano sano (sistema en equilibrio), si en un momento dado, una zona de su cuerpo se alcaliniza en exceso por un motivo X, como mecanismo de compensación (para mantener el equilibrio total del sistema), otra parte de su cuerpo (siguiendo una lógica biológica) se acidifica en la misma medida. Así funciona la Homeostasis del cuerpo y lo corrobora el Par Biomagnético.
Pues bien, con La Familia pasa lo mismo. Si en un momento dado, alguno de sus miembros sufre un conflicto MUY DRAMÁTICO, el sistema descarga sobre otro de sus nuevos miembros el potencial de REPETIR la historia para intentar aportar otra solución diferente que relaje el estrés familiar o el potencial de hacer justamente lo opuesto (REPARAR). Y cualquiera de las 2 soluciones que determine la inteligencia del Clan, puede ser complicado de sobrellevar. Puede parecer cruel en algunos casos dado el carácter traumático del “encarguito”, pero hay que recordar que la intención ultima de este proceso es la evolución (aprendizaje).
A veces ese “encarguito” es repetir el alcoholismo del abuelo o ser abstemio radical (lo contrario), emparejarte con personas que son dobles de tu madre (que portan información que tu inconsciente reconoce como tu madre) para tener el amor que ella nunca te dió, emparejarte con personas dobles de tu hermano mayor (muerto cuando era un bebé) para “recuperarlo” en el Clan, no emparejarte jamás para asegurase la Familia que cuidarás de tus padres hasta que se mueran (hijo bastón), no tener hijos porque quizás tu árbol genealógico es tan tóxico que considera que es mejor finalizar tu rama, tener ruina tras ruina económica para que no te ocurra lo que le pasó a tu bisabuelo (del que eres doble) que perdió toda una fortuna jugando a las cartas, y un sin fin de cosas más….

Así que una vez que uno se da cuenta de que su vida está impecablemente condicionada por todos los potenciales (programas) heredados con los que nacemos, sería lícito decidir conscientemente no repetir ni reparar el drama. Pero también sería deseable aportar una información al Clan que finiquite dicha cuestión (ya que somos nosotros los que somos conscientes de lo que pasa y estamos en actitud de “sanar”) y no acabe recayendo en otros miembros de la Familia.
Una vez que se aporta esa nueva solución (información), automáticamente se instala en todos los miembros de la Familia.

CARLOS MUÑOZ MUGA (TERAPIA HOLÓNICA)
Terapeuta
Tel. 687395288
Web: http://terapiaholonica.com


Deja un comentario

Nassim Haramein en COGNOS 2010 (Completo).

 

nassim-haramein

Nassim Haramein es el hombre que lo está cambiando todo en un amplio abanico de disciplinas.
Nacido en Ginebra, Suiza, Nassim es autodidacta y polifacético. Desde los 9 años estudia e investiga física teórica, cosmología, mecánica cuántica, biología, química, psicología, antropología y civilizaciones antiguas y especialmente ha revolucionado la astrofísica actual con su Teoría Unificada de Campos y la geometría en el Universo.
Ha recibido numerosos premios y galardones internacionales de importancia, entre los que destaca el Best Paper Award del 2009.
En su TEORÍA UNIFICADA DE CAMPOS, este autor concibe el Universo holográficamente e incluye al ser humano dentro de la estructura general. No somos seres independientes sin conexión con lo que nos rodea, sino que somos parte del todo y estamos influenciados también por ello.
“Es una teoría ambiciosa que se centra en las matemáticas fractales (holográficas), en la geometría sagrada y en la asunción de que los agujeros negros son el centro de cualquier estructura en el universo: galaxias, planetas, átomos y también nosotros mismos.
La teoría nos muestra un universo que toma en cuenta al ser humano dentro de su entorno cósmico, para poder volver a unas creencias coherentes que nos ayuden a evolucionar, a saber que estamos evolucionando, que hay un plan de evolución y así podemos tener responsabilidad de nuestros actos.
Si todo sucede al azar, lo podemos ver como víctimas de la mala suerte y que dará igual nuestro esfuerzo por mejorar. Todo esto finalmente podemos verlo diferente y entender nuestro lugar en el universo y que en todo ese mundo desconocido, como en el conocido, por cada acción hay una reacción”
Otra de sus constataciones es que el Universo tiene FORMA TOROIDE, es como un donut girando constantemente y que produce la tensión necesaria para mantener la vida en una constante expansión y contracción. El Universo respira igual que lo hacemos nosotros y sigue un movimiento de contracción (gravedad) y expansión (radiación electromagnética).
¿Y cuáles son las consecuencias prácticas de la investigación de Nassim Haramein?
Nassim, como otros autores y civilizaciones antiguas, considera que nos encontramos en el momento en el que la humanidad va a dar el próximo paso evolutivo, a punto de superar el “límite del horizonte” de nuestro proceso de evolución y acceder a una tecnología y una filosofía más avanzadas. Un mundo nuevo, un nuevo paradigma en todos los sentidos.
La obra de Nassim Haramein se puede leer en publicaciones científicas, en su DVD “Crossing the Event Horizon: Rise to the Equation” y existen numerosos vídeos en internet subtitulados al castellano con conferencias suyas de más de 8 horas de duración donde explica muy pedagógicamente sus teorías.
Merece la pena escucharle y acceder a la física, al funcionamiento del Universo y a la historia antigua como nunca nadie nos lo ha explicado.
Excelente disertación de Nassim, explicando con mas detalles su controversial postulado del “Proton de Swartzchild” junto a otros datos super intersantes sobre física subatómica que tienen mucho en común con postulados filosóficos y espirituales de todos los tiempos.
“Deberíamos prestar atención al tanto por ciento más grande del universo, en lugar de al porcentaje más pequeño. Pasamos poco tiempo intentando entender el 99.9999999% de espacio. Tal vez en lugar de que la materia defina al espacio, el espacio es el que define la materia…”

 

Fuente: http://www.lacajadepandora.eu


Deja un comentario

ENTREVISTA AL DR. BRUCE LIPTON.

Una colaboración de Pauline
33

Montse Cano: Usted asegura que la medicina convencional va por muy mal camino. ¿Tan peligrosos son los medicamentos que nos recetan?

Bruce Lipton: Nos dan medicamentos para la enfermedad, pero esto causa muchos problemas en el cuerpo. Porque esta medicina basada en la farmacología no entiende cómo está interrelacionada toda la bioquímica del organismo. Cuando tomo una pastilla química y la introduzco en mi cuerpo, no solo afecta aquel lugar donde tengo el problema, sino que afecta a muchas otras cosas a la vez. Son los llamados “efectos secundarios”. Pero, en realidad, no son secundarios sino directos. Los médicos oficiales no entienden que las drogas no sólo crean un efecto sino múltiples. Según las estadísticas en EEUU los fármacos matan allí a más de 300.000 personas cada año (822 x día). Hay algo que no funciona en la ciencia médica. Hace algunas cosas bien, como la traumatología, pero está matando a mucha más gente de la que ayuda.

BC: ¿Y qué ha descubierto sobre las células pero que no tiene en cuenta la medicina?

BL: Yo ya trabajaba con ellas en los años 60. Fui un pionero porque en esa época había muy poca gente trabajando en ello. Y un experimento que hice en esa época cambió la idea que tenía del mundo. Entonces, la pregunta es muy sencilla, ¿qué controla el destino de las células? Todas eran idénticas, lo único que era diferente era el entorno. Cuando tomo células sanas y las coloco en un entorno nocivo, la células enferman y mueren. Si un médico las mirara, diría: “¿Qué medicina hay que darles?” ¡Pero no hace falta ninguna medicina! Les cambias el entorno nocivo, las colocas en uno sano y saludable y las células sanan. Los humanos somos una comunidad de 50 trillones de células, por tanto, la célula es el ser viviente y la persona es una comunidad.

BC: ¿Cuál es el entorno de la célula que hay que cuidar?

BL: Dentro de mí hay 50 trillones de células y el entorno celular para nosotros es la sangre, por ello la composición de la sangre cambia el destino de la célula. ¿Y qué controla la sangre? Pues el sistema nervioso, que crea una química diferente según el sistema exterior. La célula y el ser humano son la misma cosa. Por tanto, la medicina culpa a las células por la enfermedad y trata de cambiar la química de las células, pero ese no es el problema, el problema es el entorno. Y si cambias a la persona de entorno, sin medicamentos, el cerebro cambia la química. El cerebro de la célula y el de la persona leen y entienden el entorno.

BC: En un entorno sano, ¿nos curamos automáticamente? ¿Así de fácil?

BL: No es tan fácil, porque la mente interpreta. Puede suceder que estemos en un entorno muy sano y que la mente lo lea como un entorno negativo o perjudicial. Entonces crea una química que hará a mi cuerpo enfermar. La diferencia entre la célula y el ser humano es que este tiene una mente que hace una interpretación y la célula lee el entorno directamente. Si metes un programa con errores en la mente, entonces la química que genera no está en armonía con la vida. Y esto nos sirve para entender cómo funciona un placebo. Cambio mi creencia y pienso que esto me va a sanar, tomo una píldora porque creo que esto me va a traer salud, y mejoro y sano, pero la píldora podría ser de azúcar, en realidad no ha hecho nada, han sido mis creencias. Y a eso lo llamamos pensamientos positivos y efecto placebo.

BC: ¿Está diciendo que el efecto placebo “creer que algo nos sanará” es más curativo que un medicamento? Pero no hay casi investigaciones sobre eso.

BL: Sí, tienes razón. ¿Eres consciente de que hay más de una manera de hacer energía sin tener que depender del petróleo? Pero seguimos dependiendo del petróleo porque no interesa el cambio a los que controlan la energía. Lo mismo pasa con las empresas farmacéuticas. Venden fármacos y ¿poder sanar sin fármacos es bueno o malo para la industria farmacéutica? No quieren que sanes sin comprar sus fármacos.

BC: ¿Se puede poner energía en una cápsula?

BL: Si fuera así, las farmacéuticas intentarían vendértela. Si puedo sanar sin usar medicamentos, la industria que los produce no gana dinero. El dinero controla la ciencia.

BC: Explíquenos cómo funciona ese poder que dice que tiene la mente para la autocuración.

BL: He hablado de que la mente controla: si piensa de una manera se va en una dirección, y si piensa de otra, se va en otra. Por ejemplo, cierro los ojos, los abro y veo a alguien a quien amo. Entonces mi cerebro segrega dopamina, oxitocina, etc. Lo puedo sentir en mi cuerpo, puedo sentir el amor, y esa química trae salud a las células. Por eso, quien se enamora se siente tan bien. Pero si abro los ojos y veo algo que me asusta, segrego hormonas del estrés. Y estas hacen dos cosas.
La primera es que frenan el crecimiento del cuerpo. Porque si está persiguiéndome un león, necesito toda la energía para poder escaparme, y mi organismo apaga todo lo que no sea imprescindible para correr más rápido, así que se paraliza todo lo que tiene que ver con el crecimiento. La gente no lo sabe, pero tienes que crecer todos los días, porque, si no, te mueres. Cada día cientos de billones de células mueren y tienes que ir produciendo nuevas. Cada tres días, el sistema digestivo renueva sus células, pero si se interfiere con ese crecimiento, entonces no puedo estar sano porque estoy perdiendo demasiadas células al día, por eso la quimioterapia hace que se caiga el pelo y crea problemas de digestión, porque mata todas las células, no solo las del cáncer.
La segunda consecuencia de las hormonas del estrés es que se cierra todo aquello que usa energía, y el sistema inmunitario usa muchísima energía: cuando estás enfermo, te sientes muy cansado porque tu energía está usándola el sistema inmunitario.

BC: Explíquenos qué es la medicina cuántica o medicina de la energía.

BL: Las hormonas del estrés apagan el sistema inmunitario, incluso la medicina usa este efecto en algunas ocasiones. Por ejemplo, si me trasplantaran un corazón, mi sistema inmunitario lo rechazaría. En esos casos, los médicos dan hormonas del estrés y eso impide que funcione el sistema inmunitario. Es tan claro que suprime el sistema inmunitario que lo usamos como un medicamento. Cuando la persona está bajo estrés, afecta de dos maneras: la primera es que deja de haber crecimiento y la segunda es que se apaga el sistema inmunitario. De esta forma, virus nocivos pueden atacarme fácilmente. Cuando estás bajo mucho estrés, te enfermas. Y debo decir que, si tomamos una muestra de sangre de cada persona, descubrimos que todos tenemos células cancerígenas. Las tenemos siempre, pero si está funcionando el sistema inmunitario, no pueden crecer. Una vez que se apaga el sistema inmunitario, proliferan. Es como el catarro: no tienes que coger el virus, ya lo tienes dentro. Son organismos oportunistas.
Como decía, la primera razón por la que la medicina de hoy es cuestionable es porque los médicos no saben cómo funcionan las células.
La segunda es que la medicina está basada en la física de Newton. No reconoce la energía, esa parte invisible, las señales electromagnéticas. Pero, a principios del siglo XX, apareció la física cuántica, que dice que todo es energía, lo que podemos ver y también lo invisible. Si miras dentro del átomo, hay electrones, protones, neutrones.

BC: ¿Y qué hay dentro?

BL: Energía. La ciencia más reciente indica que el cuerpo responde a la física cuántica, no a la newtoniania. La medicina dice que quiere cambiar la química del organismo con drogas y la nueva medicina dice que hay que cambiar la energía. Y esta nueva medicina, la cuántica, es mucho más poderosa, porque responde primero el campo energético que el físico.

BC: Y eso enlaza con la física cuántica. Si todo es energía, ¿los pensamientos también? ¿Cómo influyen en nuestra salud?

BL: La mente es energía. Cuando piensas, transmites energía, y los pensamientos son más poderosos que la química. Así que esto es peor para las empresas farmacéuticas porque no pueden venderlo. Por tanto, no les interesa una conexión entre la mente y el cuerpo. Pero es cierto que las propias creencias se convierten en un campo energético, una transmisión, y esta se transforma en una señal que es capaz de cambiar el organismo.

BC: ¿Y así es como funcionaba la sanación antes del desarrollo de la medicina?

BL: La gente sanaba con los chamanes, con las manos… pero eso no puede vender y por eso la medicina no quiere ir por ese camino. Y es la razón por la que yo cambié mi carrera. Estaba enseñando en la universidad que hay que seguir con drogas y sabía que eso no era verdad.
La medicina lo conoce, pero no habla de ello. Sabe que el pensamiento positivo, el placebo, puede sanar, y también que el pensamiento negativo puede matar. En realidad, no es que sea positivo o negativo, es la manera de pensar. Si el médico te dice que tienes cáncer, aunque no tengas cáncer, si lo crees, crearás la química que generará cáncer. Por tanto, el problema no es tanto el entorno real sino el que tú interpretas. Por eso no funciona la medicina, porque no reconoce la ciencia cuántica. No mira hacia ahí porque el dinero está en otro lado.

BC: Usted ha explicado que en la mente quien realmente tiene el poder es el subconsciente, ¿por eso es tan difícil cambiar hábitos de pensamiento?

BL: Es millones de veces más poderoso y más importante que la mente consciente. Utilizamos el subconsciente el 95 por ciento del tiempo. Pero no podemos controlarlo.
Lo puedes reprogramar. La información del subconsciente se recibe en los primeros seis años de vida. Eso que aprendiste en esos años se convierte en el conocimiento fundamental de tu vida. Por tanto, hay muchos estudios que demuestran que las enfermedades que tenemos de adultos, como el cáncer, tienen que ver con la programación y el entorno que vivimos en los primeros seis años de vida.

BC: Es decir, los niños absorben también sus enfermedades o sus actitudes negativas, y así se “programa” su subconsciente. ¡Qué gran responsabilidad para los padres!

BL: Cuando la gente oye esto se preocupa, se culpa. Pero no eres culpable si tú no sabes que el subconsciente funciona así. No lo sabían nuestros padres, ni nuestros abuelos ni bisabuelos. Ahora bien, cuando lo entiendes, tienes que cambiar tu manera de vivir, porque entonces sí eres responsable.
Está demostrado que si un niño adoptado vive en su familia casos de cáncer, en su madurez puede padecer cáncer aunque su genética sea diferente. Si te enseñaron a maltratar tu cuerpo con mala información, destruirás el vehículo de tu cuerpo, cuyo conductor es la mente. El futuro es una mejor educación para los niños, incluso en la etapa prenatal.

BC: ¿Podemos reprogramar el subconsciente para estar más sanos o ser más felices con nuestra vida?

BL: Los comportamientos que vienen del subconsciente no los percibes y pueden estar haciéndote daño. Quizás te sientes enfermo y echas la culpa a otra cosa. Al cambiar estos programas erróneos en el subconsciente, puedes recrear toda tu vida. Hay varias maneras de hacerlo. Se piensa que, cuando la mente consciente registra algo, la subconsciente también filtra esa informacion, pero no es así. La mente consciente es creativa y la subconsciente trata de todos los hábitos. Si le enseñas al subconsciente algo diferente, se lo enseñas también a la consciente, pero no al revés.
Por ello, la manera de reprogramar es repetir y repetir hasta que se crea un hábito. Si leo un libro de autoayuda, mi mente consciente dice: “Sé todo lo que hay en el libro y lo aplico“, pero la subconsciente no se entera de nada. Entonces, piensas: “¿Por que sé tanto y todavía mi cuerpo no funciona?”. Los pensamientos positivos, el conocimiento… solo funcionan el 5% del tiempo, pero el 95% son los hábitos que tengo desde mi niñez. Y esa es la razón por la que los pensamientos positivos no son suficientes. Ayudan, pero no ves muchos resultados.

BC: Todo sigue igual hasta que no cambias el subconsciente.

BL: Absolutamente sí. No hay dos personas iguales, y lo digo desde el punto vista biológico. Si tomo mis celulas y las tralado a tu cuerpo el sistema inmunitario las rechaza. En las células hay como una especie de antenas en miniatura. Son receptores y algunos son autorreceptores. Tú tienes diferentes autorreceptores a los míos. Pero los receptores reciben las señales del entorno.
Si corto esos receptores, la célula no tiene ninguna identidad, porque no le viene de dentro sino de fuera. Para explicarlo de forma gráfica, diría que el cuerpo es como un televisor: mis antenas captan y reproducen el programa televisivo de Bruce. Esos receptores recogen esa transmisión. Si estoy viendo la tele y se estropea el tubo de la imagen, ha muerto el televisor, pero sigue la transmisión. Si ese ser tiene los mismos receptores que tienes tú, volverás a estar trasmitiendo lo mismo, pero en otro cuerpo. Esto explica la reencarnación y quiere decir que el cuerpo puede ir y venir, pero la transmisión siempre está ahí.
Nunca había creído en el espíritu, pero cuando comprobé esto en la célula, me cambió la vida entera. La pregunta que me planteé es: ¿por qué esa duplicidad?, ¿por qué tener un espíritu y un cuerpo? Y la respuesta vino de mis células: si solo existiera el espíritu, ¿a qué sabe el chocolate? Solo con la parte espiritual, ¿cómo vivir una puesta de sol? ¿Qué se siente cuando se está enamorado?
Todas esas sensaciones vienen de las células del cuerpo, que puede oler, sentir, tener experiencias. Recoge todo eso, lo transmiten al cerebro. Se convierte en vibraciones y lo transmite a la fuente del ser.
Si se muere mi cuerpo, mi fuente de ser y mi espíritu tienen la memoria hasta que tenga otro cuerpo.
La lección más importante es que estar vivo es un regalo, una alegría por todo lo que podemos sentir. Cuando hagamos eso, todo el mundo estará sano.

FUENTE: La Primera Digital

http://notireiki.org.ar/lipton.htm