TU CORAZÓN ES TU MAESTRO

No tiene sentido buscar la solución a tus problemas en la Mente cuando es ahí precisamente donde está la distorsión. Cuando te das cuenta de eso, puedes empezar a prestar atención a ESA OTRA PARTE DE TI que habita fuera del ámbito de la Mente. Llámala como quieras, Ser, Parte divina, Alma… a mi me gusta llamarla CORAZÓN. ¿Quieres respuestas? ¿Quieres paz? Ahora ya sabes dónde buscar…


Deja un comentario

A que esperas….. – Carlos Muñoz.

esperar

A que esperas…. El tiempo pasa, eres consciente de que hay cosas que no te gustan en tu vida, sin embargo no haces nada para cambiarlo.

A que esperas…. Te das cuenta que si tu no cambias nada, todo acaba con el resultado de siempre. Y a pesar de ello, no lo haces.

A que esperas…. Te gustaría que venga alguien u ocurran cosas que te ayuden porque sientes que es demasiado para ti sol@, pero hay una parte dentro de ti que sabe perfectamente que eso no va a ocurrir.

A que esperas…. ¿Estás dispuest@ a cerrar los ojos y fingir que no pasa nada, arriesgándote a envejecer y darte cuenta que perdiste la vida en esa espera?

Sabes, no hay mayor dolor que vivir una vida que no quieres. Ese martirio es silencioso, empezó hace mucho años y lentamente ha ido cercenando tu alegría de vivir. Hoy día ya no ves sentido a tu vida, ya perdiste las ganas de sonreir, de jugar, de disfrutar.

Pero yo te quiero decir algo: la mayoría de las personas tienen miedo a lo desconocido, llevan toda su vida siguiendo fielmente sus programas heredados, y no se permiten ni imaginar que pasaría si hicieran los cambios que desean. Esos miedos son humo, una fantasía de sus mentes para mantenerlos bien atados a sus programas familiares. ¿Y sabes que? Que cuando por fin das el salto al vacío por cansancio o porque no te queda más remedio, NO OCURRE NADA. El Universo ni se despeina, el planeta Tierra sigue su curso, la sociedad en la ciudad en la que vives sigue igual, quizás se genere algo de estrés en tu entorno más cercano, pero cuando has dado un paso al frente hacia TU FELICIDAD, de entre esa niebla que se genera, sale un rayo de luz, un atisbo de lo que está ahí esperándote. Y en ese momento te das cuenta que en medio de esa tormenta, sólo te queda mantener tu atención enfocada en esa luz y dar el siguiente paso, todo el tiempo.

¿Te has preguntado alguna vez porqué estás somatizando tantas enfermedades físicas o mentales?

La respuesta es que no hay coherencia en tu vida entre lo que haces, lo que sientes que deberías hacer y lo que piensas que debes hacer. Tenemos la fantasía de que a los demás podemos engañarles, pero lo que no podemos hacer es engañarnos a nosotros mismos. Tu cuerpo no perdona, y cuanto más consciente eres, menos margen a la incoherencia. Y ese mecanismo es el ariete que te empuja si o si a ponerte en orden.

El sentido de la vida es la experimentación, el aprendizaje, y por lo tanto, todas las formas posibles de experimentación son igualmente respetables. Lo que nos convierte en Dioses cocreadores de nuestra realidad es la capacidad de decisión. Cada decisión tomada dentro de nuestros programas, nos encarrila aún más hacia un futuro totalmente predeterminado, pero si un día, por una toma de conciencia, nos aventuramos a explorar otro camino no acotado por la fidelidad familiar inconsciente, aparece ante nosotros un mar infinito de posibilidades. Y eso vuelve tan excitante la vida, que merece la pena pasar por la crisis de reordenamiento una y mil veces. Es como volver a nacer, la vida se pone de nuevo interesante por momentos, te sorprendes tu mism@…¿Que tipo de Dios cocreador quieres ser?

Atrévete, da ya un paso adelante hacia lo que deseas, convierte la vida en un libro en blanco por escribir. ¿Te imaginas tener 90 años y recordar con orgullo el momento en el que decidiste tomar las riendas de tu vida?¿Hacerte responsable de tu historia? El momento es AHORA, no hay otro posible, no te engañes. Ya sea tu pareja, tu trabajo, tu vida social, tu relación familiar, etc, mereces ponerte en coherencia y ser más feliz, sólo así podrás dar la mejor versión de ti a la vida y a los tuyos.

Y por si tenias dudas, lo dice hasta el refranero español: el que espera, desespera.

Salud.

CARLOS MUÑOZ (TERAPIA HOLÓNICA)

Tel. 687395288

Web: terapiaholonica.com

Mail: terapiaholonica@gmail.com


Deja un comentario

El mayor obstáculo frente al cambio – Carlos Muñoz.

Estoy solo

Lo veo a diario en consulta, hay personas que todo lo que intentan les funciona de forma fulminante y hay otras que parece que todo lo que intentan no les sirve. Luego, por supuesto, está el grupo intermedio (y el más grande) en el que hay cambios rápidamente, pero que luego quedan aspectos sobre los que hay que trabajar más. Sobre el grupo al que no le parece funcionar nada voy a hablar en las próximas lineas.

Como ya he tratado en varios artículos, mi visión de la sanación es la siguiente: NADIE SANA A NADIE NUNCA NADA. Creo que mi postura es clara al respecto. El terapeuta es una herramienta valiosísima que el consultante utiliza para activar él mismo sus mecanismos inconscientes de reparación. Lo que pasa es que, con la visión más extensamente aceptada de lo que somos, hay una creencia generalizada de que tenemos que acudir a alguien capacitado para que nos cure, cargando la responsabilidad de nuestro proceso sobre el terapeuta de turno. Y no quiero decir con ésto que los terapeutas no pintemos nada en la sanación del consultante, pero desde luego pensar que unas sesiones de acupuntura, o de reiki, o de fisioterapia, o de osteopatía, o de Biodescodificación me van a solucionar mi problema, es poco realista, aunque totalmente respetable. La labor del terapeuta es dar a cada persona que acude a él, el catalizador que necesita para que comience su proceso de sanación, a veces será en forma de técnicas terapéuticas, otras será acompañando en el proceso, otras será ayudándole a tomar conciencia de lo que le está pasando, etc. Pero después de eso, es el consultante el que ha de recorrer el camino, y nadie puede hacerlo por él. Al final, la búsqueda de la coherencia es el objetivo. Unas sesiones de acupuntura, por ejemplo, apaciguará el síntoma porque a nivel energético hay una manipulación y un reequilibrado, pero como el orden jerárquico de manifestación existe, y el desarreglo emocional o mental persiste, tarde o temprano, como el mismo síntoma (lo más posible) u otro, la patología se volverá a manifestar. Sólo entrar en el mundo de la coherencia (pensar, sentir y actuar en la misma dirección) podrá eliminar definitivamente esa manifestación física de nuestra fricción interna.

Pues bien, dicho ésto hablaré un poco sobre el grupo al que parece no funcionarle nada de lo que prueban. Normalmente son personas que recorren muchas disciplinas terapéuticas diferentes pero con pocos resultados. He podido observar que en este grupo, están los que quieren que alguien les salve sin cambiar absolutamente nada en su forma de ser o de vida, porque entienden que ellos no tienen nada que ver en su enfermedad (es fruto de un virus, de mala suerte, siempre algo externo,…). Y con estas personas poco podemos hacer, salvo respetarles y derivarlos si se puede a terapeutas que vivan en el mismo paradigma. Pero en este mismo grupo también hay una parte muy amplia de personas que sienten que lo que les pasa tiene que ver con su mundo interno, pero a pesar de eso no consiguen resultados. Lo intentan y lo intentan porque SABEN que en ellos está el problema y la solución, pero hay algo que les bloquea totalmente: LA FIDELIDAD FAMILIAR.

La fidelidad familiar es algo que todos padecemos, es un mecanismo de protección inconsciente de supervivencia, es uno de los mecanismos de preservación más arcaicos. Hace mucho, mucho, mucho tiempo, abandonar el Clan(protección del grupo) o ser abandonado era sinónimo de muerte segura (depredadores, otros Clanes rivales,…). Y esa memoria ancestral que ha evolucionado durante millones de años, está grabada a fuego en nuestra mente inconsciente. Hay que recordar que NUESTRO INCONSCIENTE ESTÁ PARA PROTEGERNOS, y la fidelidad familiar es sólo una pequeña parte de éste. Pues bien, es precisamente ese MIEDO a ser excluido del Clan (La Familia en nuestra sociedad actual), el miedo a lo desconocido, el que nos paraliza la mayoría de las veces a la hora de efectuar cambios en nuestra vida, o hacer cambios en el tipo de relación que tenemos respecto a familiares, o distanciarnos de relaciones familiares tóxicas para nosotros. El Inconsciente no entiende de razonamientos (es inocente), si detecta que una relación en concreto o situación es dañina para nosotros, pondrá los mecanismos adecuados en marcha para que tomemos distancia, sin importarle que “una pareja es para siempre”, “es mi madre (o padre) ¿cómo le voy a odiar?”, “la familia debe estar siempre unida”, “los hermanos debemos querernos y ayudarnos siempre”, etc, en forma de enfermedad física o mental. He de decir en este punto que el equipo de baloncesto o los compañeros de trabajo, por ejemplo, pueden ser “simbólicamente” la familia para ti.

Entonces, en este grupo de personas que nada parece funcionar, la fidelidad familiar es aplastante comparando con los otros grupos. Se sienten totalmente paralizados ante la idea de efectuar cambios en su vida que impliquen rechazo o abandono de sus seres cercanos, aunque intelectualmente tienen muy claro que deberían hacerlo para sanar. Tan es así, que incluso en los duelos dirigidos en hipnosis, en los que el consultante es llevado a una escenificación mental dirigida por el terapeuta, a veces no pueden cortar los programas en su propia imaginación o tienen una resistencia casi infranqueable. Aquí la “mano” del terapeuta es crucial, decantándose por una u otra estrategia según el caso que tiene delante. Pero cuando una persona sabe cuál es su problema, y no hace lo que tiene que hacer, indica que no ha tomado Conciencia de la situación. Se ha quedado en el plano mental (intelectual) pero no se permite sentirlo gracias al bloqueo del que hablaba antes. Una toma de Conciencia implica acción, implica la puesta en coherencia, de hecho, cuando se integra de verdad, es imposible no hacerlo. De repente, las situaciones o personas tóxicas para uno se vuelven más insoportables, obligándonos así nuestro Inconsciente a pasar a la acción.

¿Y que podemos hacer con alguien que está paralizado ante el cambio que sabe que necesita?

Como terapeutas, después de haber ayudado a cambiar programas en el Inconsciente del consultante, debemos ser sumamente respetuosos con el proceso del consultante y acompañarlo siguiendo los tiempos marcados por el consultante. Normalmente el tiempo para pasar a la acción se alarga mucho en este grupo de personas y si hacen algo para lo que no están preparados, podría ser un desastre. Cada persona tiene su ritmo y nadie mejor que uno mismo para saber cuando es el momento adecuado para hacer cambios en tu vida.

Un ejemplo clásico de personas de este grupo son aquellas que se han pasado la vida ayudando cuando lo necesitan a todo el Clan. Por supuesto, como están viviendo ese programa, lo extienden a sus amigos y compañeros de trabajo. Ayudar a alguien que lo necesita es algo precioso, pero cuando lo vives bajo un programa férreo pierde toda su gracia. No puedes negarte a lo que te pidan aunque te venga fatal y haya más personas que podrían hacerlo, lo cuál genera una tensión interna increible. Además todos tus parientes saben que siempre estás ahí si de ayudar se trata, asi que al primero que llaman es a ti.

Otro ejemplo de programas que a veces son bien difíciles de cambiar son el de hijo bastón. Personas que son adultas y viven en casa de sus padres. Cuya misión principal inconsciente en la vida es cuidar de sus padres o abuelos. Su vida sentimental suele ser un desastre y no se comprometen porque eso iría en contra de su objetivo principal inconsciente. Nuevamente, cuidar de tus padres es precioso, ¿pero que tal si se hace de otra manera y además teniendo una vida personal plena?

En estos 2 ejemplos también he visto cambios muy rápidos, pero en mi experiencia son las 2 temáticas que más bloqueos han encontrado a la hora de entrar en acción.

En resumen, vivir toda una vida siguiendo una serie de programas y de repente, llega el día que te das cuenta que has funcionado de forma automática haciendo cosas que lejos de hacerte feliz te han ido cargando de cierto estrés interno o incluso te han enfermado, es sumamente complicado de gestionar para algunas personas. Como terapeutas tenemos que tener mucha paciencia con su proceso y hacer un buen acompañamiento para que llegue el momento adecuado de la acción. Pero que lo que está claro es que si alguien se piensa que su proceso se lo va a hacer alguien por él, o que su terapeuta va a sacar su varita mágica y de repente ocurre todo lo que al consultante le gustaría, pues va a ser que no.

Como decía Antonio Machado: “caminante, no hay camino, se hace camino al andar….”.

Salud.

CARLOS MUÑOZ (TERAPIA HOLONICA)

Tel.: 687395288

Web: http://terapiaholonica.com

Mail: terapiaholonica@gmail.com


Deja un comentario

Rendimiento físico en el deporte – Carlos Muñoz.

Practicar-footing-con-el-mejor-rendimiento

Desde siempre he estado involucrado en el alto rendimiento deportivo en el ámbito del levantamiento de pesas. Unas veces aplicando sobre mi mismo a nivel competitivo los conocimientos que tenía, y otras veces aplicándolo sobre otras personas en el gimnasio (trabajé unos años como entrenador de musculación). En aquellos tiempos, me movía en el paradigma de la Matrix: seguía los últimos descubrimientos científicos oficiales referentes a la nutrición y al entrenamiento, experimentaba las dietas de moda, leía los artículos publicados en las revistas específicas, leía todo lo posible sobre fisiología, etc. La verdad es que tras unos años, tenía la sensación de saber cómo reaccionaba el cuerpo ante diferentes estímulos y por lo tanto manipularlo (ganar masa muscular o perder tejido adiposo), aunque ya me daba cuenta que aquellas directrices no siempre eran válidas en todas las personas. Habían personas totalmente resistentes a la aplicación de dichos conocimientos (entrenamiento, dieta, descanso, suplementación deportiva, etc).

Años después empecé a distanciarme del mundo de la competición y comenzó mi andadura actual: la terapia.

Aquí empecé a darme cuenta que realmente somos más que un cuerpo físico, mucho más. Si creemos que sólo somos un cuerpo material, los parámetros con los que podemos jugar para mejorar el rendimiento son los “oficiales” (fisiología). Pero si empezamos a contemplar que también tenemos una mente y un cuerpo energético, la cosa cambia. Ahora ya tenemos los parámetros clásicos además de muchos más factores a tener en cuenta y por lo tanto, muchos más potenciales a emplear para conseguir nuestros objetivos.

Dicho de una forma muy resumida, manipulando nuestra alimentación, entrenamiento y descanso atendemos a nuestro cuerpo físico. La mente inconsciente puede ser trabajada y ponerla de nuestra parte resolviendo conflictos emocionales que provocan nuestra ansiedad por comer creándonos sobrepeso, o cambiando creencias que nos limitan en nuestro rendimiento, o resolviendo el conflicto que está detrás de una lesión para sanar cuanto antes, etc. Y respecto al cuerpo energético, hay muchas cosas por hacer para optimizar la circulación de Chi por todos los canales: desde la aplicación de técnicas correctoras (acupuntura, bioenergética, etc) hasta técnicas de autoaplicación a través de la mente consciente enfocada (Chi Kung, meditación con visualizaciones, técnicas respiratorias, etc).

No es nuevo que la preparación mental forma parte de los atletas de altísimo nivel: hipnosis, PNL, visualizaciones, etc.

Las creencias son uno de los aspectos más importantes en mi opinión, y lo digo por experiencia. Hace casi 10 años pasé de una dieta normal a otra vegetariana, y hoy es el día que mi físico no parece el del clásico vegetariano. Se supone que no aporto los ladrillos constructores imprescindibles para el músculo, pero así todo siguen creciendo. De hecho sé que tal y como me alimento, no ingiero los todos los aminoácidos esenciales ni por casualidad. ¿De dónde los saca el cuerpo? NI idea, pero me imagino que el ser humano tiene una cantidad desconocida de potenciales latentes y somos capaces de hacer cosas que creemos imposibles, como por ejemplo vivir sin comer y alimentarnos del prana solar y del aire. Así que me imagino que sintetizar aminoácidos esenciales

por una vía desconocida no será lo más difícil que puede hacer nuestro cuerpo.

Si en tu mente inconsciente, por ejemplo, hay un programa de “éxito implica la ruina”, por mucho que lo intentes siempre encontrarás la forma inconsciente de sabotearte, a través de lesiones repetitivas o de falta del rendimiento suficiente. De esta manera tu inconsciente “te protege” del éxito.

Si estás pasando por un momento delicado en tu vida (divorcio, luto por un ser querido, problemas económicos…), el rendimiento también se ve afectado. Trabajar sobre aquello que te pasa también es importante.

Por último quiero hablar de la energética. Aprender a optimizar el flujo de la energía en nuestro cuerpo es muy importante. Ésto también es muy viejo. Hace muchísimo tiempo se empleaban técnicas energéticas y mentales para optimizar el rendimiento en el deporte antiguo: la guerra. Y los samurais eran un perfecto ejemplo de ello. Más o menos todos los colectivos que se han adiestrado en este campo están de acuerdo en un punto, e incluso están de acuerdo con las últimas informaciones de la física cuántica: EL VACÍO.

Se ha descubierto que en el espacio vacío hay una cantidad de energía por centímetro cúbico casi infinita. “El vacío está lleno”, dicen los cuánticos. Se supone que en el vacío están todos los potenciales esperando a manifestarse, y si conseguimos conectarnos ahí, podemos conseguir cualquier cosa.

Si justo antes de un esfuerzo o de la salida de una competición deportiva, ponemos nuestra mente vacía (y nuestro cuerpo totalmente relajado), accedemos a un sitio en nuestra conciencia donde podemos sacar el máximo rendimiento. Tener un sistema nervioso demasiado activo justo en ese momento no es precisamente el mejor aliado.

Manejar la energía circulante con la atención y la intención, también es de gran ayuda.

En fin, hay mucho por hacer para aumentar el rendimiento en un deportista, y no he hablado de trabajar el equipo como una unidad en el caso de los deportes en grupo. Éste es otro asunto que puede marcar una gran diferencia: una cadena es tan frágil como lo es su eslabón más débil.

En resumen, consumir alimentos “adecuados”, aplicar técnicas correctas de entrenamiento, descansar lo suficiente para recuperarse, eliminar creencias limitantes y bloqueos del inconsciente, usar técnicas a través de la mente consciente enfocada para optimizar los recursos energéticos disponibles y visualizaciones son parámetros a tener en cuenta a la hora de dar un salto en el rendimiento.

La intención de este artículo es romper los límites de lo que creemos posible. Nos han adoctrinado con lo que es la realidad, y cómo manejarnos en ella. Pero si rescatamos conocimientos muy antiguos, nos damos cuenta que nuestro campo de actuación se multiplica a todos los niveles. Realmente somos co-creadores de nuestra realidad, incluso en el deporte.

Salud.

CARLOS MUÑOZ (TERAPIA HOLÓNICA)

Tel. 687395288

Mail: terapiaholonica@gmail.com

Web: http://terapiaholonica.com


3 comentarios

Salir de la Matrix (realidad proyectiva) – Carlos Muñoz.

the-matrix
Los seres humanos somos computadoras biológicas, que vivimos en una realidad totalmente subjetiva. Es verdad que como todos los humanos estamos conectados a ese gran Inconsciente Colectivo (Campo Morfogenético), tenemos cosas en común y consensos en nuestras realidades, pero la realidad última, se materializa en el cerebro de cada uno de nosotros. Todo lo que creemos ver, oir, tocar, sentir y saborear, es una recreación de estímulos eléctricos y electroquímicos por parte de nuestro cerebro. Esa frase tan escuchada en estos tiempos de “somos creadores de nuestra realidad”, es literalmente cierta.

Cuando un estímulo entra en nuestro cuerpo por cualquiera de los 5 sentidos, es conducido a la parte correspondiente del cerebro en forma de corriente eléctrica. Y allí nuestro cerebro hace una representación virtual de ese estímulo. Hay tantas interpretaciones diferentes de ese evento que ocurre fuera de nosotros como observadores, porque una vez que llega esa información al cerebro, llega la hora de interpretarla, y ahí es donde entran en juego las creencias de cada uno.

Hay estudios psicológicos donde se observa que la información que le llega a un individuo, es pasada por sus filtros y alterada para acomodarse a sus creencias en tanto como un 50%. Es decir, se quita un poco de aquí y se pone un poco allá de manera que encaje en mi forma de ver el mundo.

Por ejemplo, si alguien que me cae realmente mal dice algo, aunque sea algo neutro, eso que llega a mi cerebro a través de mis oidos, lo adaptaré de tal forma que me reafirmará todavía más en mi creencia de que esa persona es mala. Sin embargo otro observador-oyente de la misma situación que no tenga ese prejuicio, no tendrá la misma percepción de ese comentario.

Vemos que realmente si que tenemos que ver mucho en como “percibimos” la realidad. Pero aún se puede ir mucho más lejos…

De hecho, no existe nada fuera de nosotros que podamos observar, que no esté dentro. Esto significa que cualquier cosa que percibamos, lo hacemos porque tenemos una base de datos interna y podemos reconocer “esa cosa” e interpretarla. De manera que cuando uno ve una virtud en otra persona, realmente la reconoce porque la tiene dentro de si. Cuando ve una cualidad que califica de mala en otra persona, también la reconoce porque la tiene dentro. Asi que todo cuanto vemos habla de nosotros en todo momento.

Y aquí entramos de lleno en la alucinante Realidad Proyectiva en la que vivimos, también llamada Matrix, o ilusión. Que por cierto, está altamente dirigida por la cantidad de inputs a los que nos exponemos a cada instante con el fin de reforzar la idea de separación: prensa, televisión, radio, ciencia, religión…

Un ejemplo. Si hay 3 personas hablando con una cuarta, esa cuarta se va y los otros 3 empiezan a hablar de su impresión de ese individuo, hay 3 versiones diferentes. Uno puede haber percibido la escasa inteligencia de esa persona describiéndola como tonto, otro puede haber observado que es sumamente narcisista y el tercero puede no haber percibido nada en especial.

Quién tiene razón? TODOS. Porque al fin y al cabo la realidad es totalmente subjetiva por lo que comentaba al principio del artículo. El que ve que esa persona es tonta, realmente está viendo un aspecto de sí que seguramente no quiere reconocer conscientemente (su Sombra), pero como tiene puesta su atención ahí, es con lo que se queda. El que sólo se ha quedado con el excesivo narcisismo de ese sujeto, otro tanto de lo mismo, está viendo su propio narcisismo. Y el tercero, que ha observado quizás algo de falta de inteligencia o de narcisismo, pero no lo suficiente como para llamarle la atención, ya que quizá no es eso precisamente lo que está en su sombra. ÉL tiene su atención (valga la redundancia) puesta en otras cosas diferentes que quizá no han sido estimuladas por el sujeto observado.

Esto nos conduce directamente en la TERAPIA DEL ESPEJO.

espejo

No voy a entrar en clasificar los tipos de espejos que existen porque no es el objeto de este escrito. Sólo hacer énfasis en la herramienta fantástica que este conocimiento nos brinda. Si todo aquello que somos capaces de observar habla de nuestro mundo interno, podemos usar esa información para hacer un trabajo de desarrollo personal y crecer en consciencia.

Saber que si sólo encuentras jefes en tus trabajos que abusan de ti depende de ti, tendrás que empezar a RESPETARTE TU, y de esa manera empezarás a ver que ellos también lo harán.

Claro, esta visión del mundo requiere de cierta apertura mental y sobretodo de ser totalmente honesto contigo mismo.

El mecanismo es así: cuando ves algo en alguien que te llama la atención, ese algo forma parte de tu información. Si ese algo lo detestas, lo adoras, o sencillamente lo observas sin más, habla de dónde está instalada esa información en tu mente. Los excesos (como bueno o como malo) nos indican que esa información está instalada en la Sombra.

Ejemplos:

Si alguien que ODIA la mentira, seguramente será coherente con eso y procurará no mentir a los demás, pero lo odia porque sabe que a cada instante se está mintiendo a si mismo (quizá soportando una forma de vida, por ejemplo).

Si no soportas el desorden de tu pareja, seguramente serás una persona ordenada en un intento de compensar lo desordenado que eres contigo mismo, con tus necesidades vitales.

Si lo que te saca de quicio es el abuso de poder, serás seguramente respetuoso con los demás, pero seguro que no contigo mismo, con tus sentimientos y deseos.

Por el contrario, si admiras mucho la capacidad de trabajo de tal o cuál persona, seguramente tendrás una creencia inconsciente de que no eres capaz (desvalorización) o cosas por el estilo.

Entonces el camino a recorrer sería trabajarnos nuestra Sombra, entrar en nuestro contenedor de la basura particular y ACEPTAR todo lo que ahí está, INTEGRARLO para que deje de estar en la sombra y salga a la luz (CONSCIENCIA). Una vez que dejamos de reprimir una información de nosotros mismos, pierde fuerza la atención que ponemos sobre ello y entramos en el mundo del NO JUICIO. Y ahí, vivir se convierte en algo más cercano a la contemplación. Sólo vivir y experimentar, sin juicios, sin sufrimientos, sin sentimiento de separación. A esto se le llama SALIR DE LA MATRIX.

CARLOS MUÑOZ (TERAPIA HOLÓNICA)

Terapeuta

Tel. 687395288

Web:  http://terapiaholonica.com


1 comentario

Conciencia, creencias y fisiología – Carlos Muñoz.

conciencia

Hace 10 años yo me consideraba la persona más atea y escéptica del planeta. No creía en nada que no se pudiera ver o tocar, como tanta otra gente. Vivía la Matrix a pleno rendimiento.

Pues bien, durante estos años me he encontrado personas que me han dado que pensar….

Recuerdo con cariño a mi profesor de osteopatía (Dr. Jose Ángel Mayor). Es una persona con un gran conocimiento del cuerpo humano, medicina, naturopatía y terapias alternativas, así que todo lo que decía lo archivaba inmediatamente. Nos daba durante las clases muchas claves para una mejor salud: no comer o comer menos carne, no tomar bebidas carbonatadas, evitar harinas refinadas, azúcar, etc… Ahí decidí empezar a experimentar no comer carne ni pescado, con la intención de ver los cambios en mi cuerpo. Al principio tenía dudas sobre las carencias que esta alimentación proporciona (según la medicina oficial), pero enseguida cayeron en mis manos libros sobre veganismo, después frugivorismo, y ya por último, Sungazing e Inedia (alimentarse de la energía solar, prana a través de la respiración y agua). He conocido personas que practican cada una de esas modalidades alimenticias y todas ellas están tan sanas como las que comen de todo (o más), y todas ellas rompen totalmente los postulados oficiales sobre los correctos hábitos alimenticios. Esto ya me dio que pensar…

Paralelamente a eso, llegó a mí el conocimiento del acceso a la información de manos de un maestro (Dr. Fernando Aldatz) y otros, usando el péndulo, varillas, pulso, kinesiología, kine mental,….. Esto si que fue un salto cuántico, y seguía demoliendo mis creencias sobre mi concepto de la realidad aún más…

Llegó el turno del manejo de la Mente Consciente. Hice 2 cursos de control mental y empecé a practicar de forma obsesiva ese conocimiento durante 2 años. De la mano de Ángel Escudero me adentré en el alucinante uso de la mente, siempre experimentando en mi propio cuerpo. Y ahí pude comprobar la relación entre los pensamientos y la fisiología, del poder de la mente enfocada. Aún faltaba algo, porque no todo el mundo conseguía los resultados que esperaban, pero seguía derrumbándose mi mundo….

Por fin llegó a mí conocimiento de algo que se llamaba Mente Inconsciente a través de Enric Corbera. Me quedaba hipnotizado viendo sus videos; había una parte en mí que reconocía esa información. Comprobar a través de mi trabajo con consultantes hasta qué punto nuestro inconsciente conduce nuestra vida fue muy impactante. El descubrimiento de la Sombra y de la realidad proyectiva que vivimos dio una estocada definitiva a mi antiguo paradigma.

Hubo más factores que simultanearon con lo que he explicado, pero los narrados fueron los más importantes.

Conclusión.

¿A qué me llevó la información y práctica de todas esas facetas? La primera conclusión a la que llegué fue aceptar el poder limitante de nuestras creencias. Una persona está a merced de ellas, y no hablo de las conscientes, sino de las que ni siquiera sabemos que las portamos (creencias inconscientes heredadas).

Si alguien está enfermo y acude a un terapeuta porque está desesperado y en el que no cree, la sanación se ve bloqueada porque para accionar todo los mecanismos de reparación del cuerpo (bioquímica, bioenergética,…) se necesita el beneplácito de su inconsciente.

En la sanación, el terapeuta es importante, en su labor de dar confianza, esperanza y herramientas al consultante. Pero el papel del consultante lo es aún más. Éste debe abrir la llave de la sanación; nadie lo puede hacer por él.

cerradura-mente

Es por ésto que hay personas que prueban las “afirmaciones” para curarse y les funciona, y a otras no. Este último grupo es probable que tengan creencias inconscientes que van en contra de aquello que pretenden conseguir con la mente consciente. También explica que haya individuos que van a Lourdes muy enfermas y debido a su profunda fe, y a que no hay programas inconscientes que los saboteen, se sanan espontáneamente. Algo perfectamente posible, pero que dado los múltiples factores que se tienen que dar, ocurre muy pocas veces.

Incluso hay gente que se sana yendo ¡¡al médico!!.

Bromas aparte, he de puntualizar también este punto en la medicina alopática. Estamos dentro de un sistema en el que hay la creencia generalizada de que los médicos son los profesionales “adecuados” para tratar temas de salud. Y he de decir que aquellas personas que así lo crean, deberían acudir al médico como primera opción, porque viven con esa creencia y será más fácil que giren la llave de la sanación. Cosa que sería más difícil si las mismas personas acudiesen por recomendación de alguien a equilibrarse chakras, reiki, o cosas así.

Pero también tenemos que tener en cuenta lo siguiente:

Hay estudios que demuestran “científicamente” (estudios doble ciego) que los médicos que recetan medicamentos o los médicos que recetan placebos obtienen resultados estadísticamente muy parecidos (esto está muy bien documentado en la bibliografía de Andreas Moritz entre otros). ¿ Pero cómo puede ser ésto? Pues por lo mismo que he explicado antes. Si un consultante acude al médico a conciencia (piensa que éste le va a ayudar y no hay bloqueos inconscientes), ante el medicamento o ante el placebo, gira la llave y pone en marcha los mecanismos de reparación del cuerpo. Habría que ser muy ingenuo para pensar que la industria farmacéutica no esté al corriente de ésto, pero desgraciadamente los intereses comerciales imperan en nuestros días.

No quiero echar por tierra la figura del médico occidental, de hecho es a mi entender IMPRESCINDIBLE en ciertos casos, y uno de esos casos (hay más) es el servicio de Urgencias. Han salvado muchas vidas y lo seguirán haciendo, afortunadamente.

Al final nada escapa a tus creencias. Tu realidad la generas en función de ellas (la física cuántica ha comprobado cómo el observador de un experimento interfiere en el resultado del mismo en función de su expectativa . Si hay en ti una creencia inconsciente de que eres malo (incorporada por herencia familiar o adquirida en un momento de tu niñez), acabarás cometiendo actos moralmente cuestionables. Si lo que hay en ti es una profunda creencia inconsciente de que no eres merecedor de abundancia, tu vida estará vestida de carencia. Si crees inconscientemente que tienes que estar enfermo para que te hagan caso y sentirte querido, da igual a que terapia acudas, mientras eso siga así, no te curarás.

Ya he hablado del poder limitante de las creencias y de paso también de otra cosa muy importante. Basado en nuestras creencias, somos máquinas de generar automáticamente nuestra realidad, lo que nos abre la puerta a algo sumamente interesante: podemos llegar a construir nuestra realidad conscientemente. ¿Cómo? Cambiando nuestras creencias limitantes, haciendo un trabajo de desarrollo personal, de introspección. Y si eres de los que creen que eso no es para ti o que te cuesta mucho, sólo tienes que observar lo que acontece en tu vida (como es arriba es abajo, y como es adentro es afuera). Cada cosa que percibes habla de ti. Lo que tienes delante está ahí, en su propia creación (universo), pero la impresión que te da, el juicio que haces de aquél o aquello, la admiración por una “virtud” de alguien, también te da información sobre ti. Luego si te fijas en cómo percibes cosas concretas que te pasan o gente con la que interactuas, puedes empezar a trabajar en ti con esa información.

 

Estados de Conciencia.

1_seven_chakras

Existen multitud de estados de conciencia, tantos como personas (porque estamos hablando de personas). Cada individuo se encuentra en un estado conciencial y evolutivo exclusivo en función de su experiencia acumulada, pero como en todo, se puede hacer una clasificación aproximada. Tenemos la gente que tiene depositada su conciencia y atención en la supervivencia, otras personas la tienen enfocada en la sexualidad y procreación, otras en lo material o en el amor posesivo, otras en el amor incondicional, algunas personas en la mente, también las hay que están enfocadas en la comprensión del universo e intuición y por último, aquellas que se sienten conectadas con su parte espiritual (por lo tanto con el Absoluto), pero no desde el intelecto, sino experiencialmente.

No existen estados de conciencia mejores ni peores, todos pasamos por todos en algún momento de nuestra existencia. Todos son perfectos y nos ayudan a evolucionar, pero determinan totalmente nuestra vida, incluido el funcionamiento de nuestro cuerpo (fisiología).

Si nuestra atención está posada constantemente en la supervivencia, y tenemos una visión de la vida como un pase fugaz por la existencia donde lo único que importa es mi propia subsistencia y pensamos que sólo somos un cuerpo físico, no es lo mismo que si te sabes un ser unido con todo lo que existe y reconoces esa parte divina e inmortal que mora en ti y en absolutamente todo lo que te rodea . En ambos casos, las personas operan acorde a las creencias que tienen instaladas y plantean su vida de forma diferente. Para los primeros, por ejemplo, será imposible pasar demasiados días sin comer (ya que creen que es imprescindible comer alimentos para nutrirse), mientras que algunos individuos del segundo grupo conocen la nutrición del prana solar y del prana del aire, y pueden permanecer grandes periodos de tiempo sin comer alimentos. Si una persona del primer grupo leyera información de ésto que estoy contando y se decidiera a probar la Inedia, se moriría. No hay que olvidar que por algo está en el primer grupo, tendría la creencia inconsciente de que es necesario comer para vivir, aunque al estudiar las formas de nutrición alternativa le parezca plausible y lo quiera experimentar.

Con todo ésto lo que quiero decir es que los actos, emociones y pensamientos de las personas, son siempre consecuencia de su estado de Conciencia y no al revés. Lo que implica que primero hemos de trabajar en nosotros mismos para cambiar las cosas que no queremos para nosotros.

 

Fisiología.

kmika

Fisiología es la ciencia que estudia la correcta función de los seres vivos, y Fisiopatología a la ciencia que estudia el funcionamiento patológico (enfermedad) en los mismos. Sabemos que cada estado de conciencia tiene su fisiología particular. Y de ésto se trata, de jugar con nuestro estado conciencial, expandiéndolo, haciéndolo más inclusivo, teniendo una visión más amplia. Y es que no es lo mismo vivir la muerte de un hijo pensando que es el fin de todo (la muerte), que ya no le vas a ver más y vivirlo como una perdida sin sentido, que si tienes una visión más amplia de la realidad donde el dolor por perder a tu hijo está, pero también la comprensión de que su alma ha desencarnado por algún motivo que desconoces y que realmente no ha desaparecido, sino que ha cambiado de plano de existencia. La segunda visión ayuda a que se produzca la aceptación del hecho y será más fácil reponerse de tan duro revés. El acontecimiento es el mismo, pero la diferente visión de ambos progenitores tendrá consecuencias diferentes en sus respectivos cuerpos. He de aclarar que no basta con decirse “será designio de su alma y he de aceptarlo y respetarlo”, sino de tenerlo realmente INTEGRADO, pues a ti mismo no te puedes engañar.

Si estás viviendo un duelo bloqueado porque lo viviste desde la primera visión, cambiar tu estado conciencial y abrir tu mirada de la vida e integrar la segunda visión sólo te puede ayudar a trascender ese duelo.

El Dr. Joe Dispenza en su trabajo “Nuestro Cerebro Inmortal”, desvela algo importantísimo que está relacionado con el motivo de este artículo. Él se encargó de estudiar durante años a pacientes estadounidenses que habían experimentado remisiones espontáneas de sus enfermedades. Y llegó a una interesante conclusión: todos esos pacientes tenían 4 puntos en común.

1º- aceptaban que había una inteligencia superior (inteligencia divina) que controlaba su cuerpo.

2º- creían que sus pensamientos, a la larga, contribuían a su enfermedad y pensaban que tenían que cambiar su hábito mental.

3º- decidieron cambiar en un momento dado y convertirse en otra persona.

4º- invirtieron mucho tiempo y energía en transformarse, en visualizarse como querían ser, en trabajar con afirmaciones, con meditación, etc…

Llama la atención que el resultado de este estudio está perfectamente en armonía con lo escrito en este artículo hasta ahora.

También el trabajo de Biólogo celular Bruce H. Lipton apunta a que son nuestras creencias las que activan o no los genes que portamos. En su libro, “La Biología de la Creencia” trata todo este asunto con profundidad, explica el orden de sus experimentos y la lógica que siguió con un lenguaje sencillo. Éste es precisamente el mayor aporte de la Epigenética: el medio es decisivo para que un gen se exprese o no. Y ese medio es la química que lo rodea, que depende del campo emocional y que a su vez depende de las creencias que tengamos (mente).

Entonces, a efectos prácticos, una persona que tiene un síntoma determinado (por ejemplo cáncer de páncreas), puede intentar averiguar que fricción tiene entre consciente e inconsciente en ese momento, tomar conciencia de lo que sucede y pasar a la acción. Conocer el conflicto y no actuar para ponerse en orden no es para nada resolutivo. La toma de conciencia implica ACCIÓN. Sirve de poco encontrar en el árbol genealógico que tus programas de sufrir ignominias (la madre de las guarradas) proceden de tal o cual ancestro y luego no haces nada al respecto.

¿Pero qué es lo que hay que hacer? Pues como he dicho antes, lo que se debe hacer una vez que tienes esa información es integrarla y ampliar tu estado de conciencia. Tal vez la información de que tu abuelo (con el que guardas afinidad de información) vivió algo muy traumático y como una ignominia, te ayude a comprender que el clan ha depositado en ti esa información para que SEAS TU el que encuentre una solución diferente a aquel conflicto y disminuya el estrés inconsciente que se creó en el sistema (familia). Teniendo en cuenta que han pasado 2, 3 o 4 generaciones desde que se instaló ese estrés en el clan, TU estás más capacitado que el abuelo porque tienes más información para aportar otra solución diferente y satisfactoria. Con esta perspectiva, ya no parece una tarea imposible. De hecho, siempre que recae una “carga” sobre nosotros, es porque venimos bien equipados para manejarla.

Sólo el hecho de saber que sufrir una traición del ser que más quieres y somatizarlo en forma de cáncer, es sólo un eco del trauma que sufrió tu abuelo, ya rebaja la tensión inconsciente porque empiezas a comprender que tu cáncer tiene sentido. Aunque no es suficiente para sanarse. Ahora viene el momento de la acción. Con esa información, puedes hacer un duelo con ese abuelo (a través de una hipnosis por ejemplo), para desactivar en ti el potencial de vivir las grandes traiciones como lo has hecho. Además, mientras tu nueva configuración interna se va asentando, sería conveniente que hicieras una CUARENTENA (dada la gravedad del caso de este ejemplo) de todo tu entorno cotidiano (en especial de esa persona de la que has sufrido la traición). Y después de ese periodo de tiempo, ya estás más preparado para exponerte de nuevo a tu ambiente, estando siempre atento a tus reacciones ante hechos similares. Paralelamente a todo ésto, lógicamente hay que tomar medidas paliativas (dieta, ayuno, quimio, radio, homeopatía, terapias energéticas….según el criterio del consultante).

Aquí está el secreto. Si alguien mira su árbol, detecta el origen de lo que le pasa, hace un duelo y no ocurre nada, sigue en la dinámica mental de pensar que es una víctima y el otro un verdugo. Sigue en el mismo estado de conciencia, y desde ahí sólo cabe esperar acciones parecidas a las que le llevaron a la enfermedad (normalmente la fidelidad familiar sigue a pleno rendimiento y se ponen trabas a si mismos para hacer la Cuarentena, o para mantenerse alejados de las personas con las que tuvieron el conflicto). Que tu estado de conciencia cambie (se expanda) implica que dejas de verte a ti como una víctima y a tu pariente como un verdugo, comprendes y aceptas que a ambos os encargó la inteligencia del Clan RESOLVER este trauma, que los 2 lo buscasteis inconscientemente. Sólo tener esa nueva visión del problema rebaja la tensión enormemente, y desde ahí SI que se puede actuar de forma diferente a como lo hubiéramos hecho antes.

En resumen, como el universo es Holográfico, todas las personas tenemos el potencial de hacer y deshacer cualquier cosa (igual que la inteligencia universal), lo que ocurre es que gracias a las reglas del juego (las creencias limitantes), pensamos que hay cosas que no podemos hacer o ser. Y es cierto, pero sólo mientras lo creemos. Así que te invito a tomar el control y a marcar tu propia ruta en un viaje excitante: tu nueva vida.¿Te atreves?

 

CARLOS MUÑOZ (TERAPIA HOLÓNICA)
Terapeuta
Tel. 687395288
Web: http://terapiaholonica.com