TU CORAZÓN ES TU MAESTRO

No tiene sentido buscar la solución a tus problemas en la Mente cuando es ahí precisamente donde está la distorsión. Cuando te das cuenta de eso, puedes empezar a prestar atención a ESA OTRA PARTE DE TI que habita fuera del ámbito de la Mente. Llámala como quieras, Ser, Parte divina, Alma… a mi me gusta llamarla CORAZÓN. ¿Quieres respuestas? ¿Quieres paz? Ahora ya sabes dónde buscar…


Deja un comentario

Estudios científicos han demostrado….. – Carlos Muñoz.

ESTUDIOS CIENTÍFICOS HAN DEMOSTRADO….

Estudios científicos efectuados en la Universidad de La Matrix han demostrado que el amor verdadero existe. Años de investigación y exploración han dado sus frutos, y se ha terminado aislando en probeta una cantidad razonable.
Al explorar la muestra en el microscopio electrónico, se puede observar su estructura fractal y su color iridiscente, acompañado de una cálida irradiación electromagnética.
Otro de los efectos estudiados es la paz interior que aparece al sujeto expuesto a su radio de alcance.
Los científicos han determinado lo siguiente:
-cuando esa manifestación surge entre 2 personas, hay una parte muy profunda de ambos que la reconoce, no a nivel mental ni emocional.
-la aceptación del otro se da espontáneamente. No hay expectativa de que el otro cambie.
-aparece el placer de compartir experiencias y proyectos por el simple hecho de compartir, sin esperar nada a cambio.
-también el placer de dejar que el otro explore, crezca y disfrute sin él/ella.
-hay un claro entendimiento y respeto de los procesos del otro.
-se manifiesta una sensación de agradecimiento hacia el otro por todos los momentos ( los buenos y los malos), ya que todos aportan aprendizaje.
-también se ha podido comprobar que es eterno, para siempre, porque surgió desde la no necesidad de algún aspecto del otro, luego no hay razón para que termine.

Si tu mente ha creído que me refería al amor de pareja, se ha equivocado.
En nuestra sociedad se asocia amor verdadero con amor de pareja, pero no es a eso a lo que me refería, sino a la relación profunda que surge entre 2 personas cuando hay la resonancia adecuada, indescriptible, que nace de un lugar que no es la mente ni el corazón. Muchas veces, el amor verdadero ( o simplemente AMOR) se da fuera de la pareja. De hecho, es la forma de relación natural entre los seres humanos cuando éstos están en paz, en paz consigo mismos.
Pocas veces se ve en las parejas el Amor, sino mas bien una forma de relación que a mi me gusta llamar Querer. Ya el propio nombre da pistas de su verdadera naturaleza…

Los románticos que se ajusten a las características que los científicos han encontrado, podemos estar de enhorabuena, ya que los científicos han descubierto que TENÍAMOS RAZÓN.
Ya podemos dormir tranquilos..

 

 

CARLOS MUÑOZ (TERAPIA HOLÓNICA)
Tel. 687395288
Web: terapiaholonica.com
Mail: terapiaholonica@gmail.com


Deja un comentario

El maravilloso instante de la Concepción – Carlos Muñoz.

01-concepcion-3

Hoy voy a escribir sobre lo que a mi parecer es el momento clave en nuestra vida: LA CONCEPCIÓN.

Todo en el Universo es cíclico, todo tiene un comienzo y un final, o mejor dicho, todo aparece en una realidad determinada, evoluciona siguiendo su proceso y por último desaparece a través de un cambio de estado, apareciendo de nuevo en otra realidad distinta a la anterior, en la que también seguirá su proceso de evolución. Y así hasta el infinito…. Hasta la ciencia lleva muchos años diciendo que la energía ni se crea ni se destruye, se transforma. Estos procesos son una forma de fractalidad. Se sabe que las partículas subatómicas aparecen y desaparecen de nuestra realidad miles de veces por segundo. ¿A dónde van?

Si cambiamos de escala y prestamos atención al ser humano, en el momento de la Concepción hay “algo” (a falta de una palabra mejor) que se instala en la combinación del espermatozoide y el óvulo, o sea, aparece en nuestra realidad. Tras una vida de experiencias, aprendizaje y evolución, finalmente morimos, y ese “algo” abandona este cuerpo físico y aparentemente desaparece. Evidentemente desaparece de nuestra percepción porque está en un rango de vibración fuera del alcance sensitivo del ser humano (otra dimensión). La teoría de la reencarnación se apoya en esta idea.

Si volvemos a cambiar de escala, nos damos cuenta que todas las estrellas, planetas, asteroides, cometas, gases interestelares, etc, giran a toda velocidad alrededor del plano de la galaxia, pero aproximándose muy lentamente hacia el agujero negro supermasivo que se encuentra en su centro. Este proceso dura eones ( un tiempo enorme inmanejable para nuestra escala), pero cuando nuestro planeta llegue a ese punto, evidentemente desaparecerá de este plano de existencia y su alma planetaria pasará a otro plano.

Volviendo al ser humano, hay un momento en el que nuestra Alma elige donde se va a encarnar, en el seno de que cultura, de que familia. Sabe que naciendo en ese lugar familiar determinado va a conllevar una serie de programas inconscientes que van a condicionar totalmente su paso por la vida. La inteligencia del Clan acopla esta información transgeneracional en el instante mismo de la Concepción.

¿Por qué es tan importante lo que ahí ocurre? Porque esa información nos conduce inexorablemente a vivir situaciones en nuestra vida una y otra vez, que tienen que ver con la información transgeneracional que portamos. Es una manera perfecta de exponernos siempre a las mismas situaciones con el fin de aprender algo de ellas. En la naturaleza, todo acaba expuesto en algún momento dado a algún agente estresante. Y es ahí donde puede ocurrir la adaptación, que es un eslabón en la larga cadena de la evolución.

A nivel familiar ocurre lo mismo. En el momento en que encarnamos (la Concepción) , pasamos de ser un campo de posibilidades infinitas que algunos llaman Alma, el Ser, etc, a ponernos una mochila con información limitante (creencias, traumas, memorias físicas, etc) que nos acompañará el resto de nuestra vida. Estamos dentro de un sistema evolutivo autoorganizado (la familia), y con nuestras experiencias aportamos información a tiempo real al inconsciente familiar, el cuál determina las siguientes estrategias. Se podría hacer el símil de que el ser humano es a la humanidad lo que la célula al ser humano, y dentro del sistema llamado humanidad, hay subsistemas: paises, provincias, ciudades, pueblos, barrios, familias y personas.

Es como si en ese momento se decidiera el devenir de nuestra vida. Toda esa información que llevamos en nuestra mochila nos acota tanto nuestra capacidad de decisión, que se puede decir que prácticamente no tenemos libre albedrío. Y todo comienza en ese instante sagrado, desde ahí está nuestra programación haciéndonos experimentar (incluso en la tripa de nuestra madre) situaciones a las cuales somos especialmente sensibles por configuración. Lo que ocurre es que en el caso concreto del embarazo, es a través de las experiencias de la madre. Y así nos pasamos la vida, viviendo situaciones de un color similar en la niñez, en la adolescencia, en la adultez, y finalmente en la vejez. Si por ejemplo una de nuestras temáticas fuera la sensación de inexistencia, de niños podrían nuestros amigos dejarnos de lado, de adolescentes podriamos sentir que ninguna persona que nos gusta sabe ni que existimos, quizá ya de adultos y si hemos conseguido emparejarnos, nuestra pareja está siempre ausente o no nos hace ni caso.

La vida es machacona, una y otra vez, pero en el fondo es una bendición, porque te está diciendo constantemente cuál es el problema, y si por cansancio o por lo que sea, te das cuenta de ello, ya puedes empezar a hacer cambios. No puedes arreglar algo que ni siquiera sabes que existe. Y ahí es donde todo se pone interesante, porque para hacer cambios en tu vida hay que tomar decisiones que se salen del estrecho margen de decisión con el que nacimos. Asi que previamente hay que liberarse de esa mochila que se instaló en el mismo momento de la concepción. Y eso requiere de dedicarse a uno mismo durante un tiempo, de desarrollo personal. A veces, por no afrontar nuestra realidad damos vueltas, y este proceso de desarrollo personal se puede eternizar. Todo es mucho más fácil, realmente sólo necesitamos UN INSTANTE. En ese instante, hay una muerte en vida y todo vuelve a empezar, pero esta vez con menos creencias limitantes, y nuestra vida cambia, vaya si cambia….

La verdad es que al igual que las partículas subatómicas, morimos a cada instante y volvemos a nacer, pero este momento en concreto (TOMA DE CONCIENCIA) morimos de nuevo para aportar nuestra información al Inconsciente Familiar, y cuando volvemos, todo es diferente. Sentimos la vida de forma distinta, cambia nuestra energía, y nuestros miedos se diluyen.

Ahora si, ya estamos en otras condiciones para permitirnos experimentar aquellas cosas que siempre deseamos hacer pero que nuestro Inconsciente no nos permitió. Éste es el punto, trascender aquella información que llevamos a cuestas desde el mismo instante de la Concepción.

Salud.

CARLOS MUÑOZ (TERAPIA HOLONICA)

Tel: 687395288

Web: terapiaholonica.com

Mail: terapiaholonica@gmail.com


Deja un comentario

A que esperas….. – Carlos Muñoz.

esperar

A que esperas…. El tiempo pasa, eres consciente de que hay cosas que no te gustan en tu vida, sin embargo no haces nada para cambiarlo.

A que esperas…. Te das cuenta que si tu no cambias nada, todo acaba con el resultado de siempre. Y a pesar de ello, no lo haces.

A que esperas…. Te gustaría que venga alguien u ocurran cosas que te ayuden porque sientes que es demasiado para ti sol@, pero hay una parte dentro de ti que sabe perfectamente que eso no va a ocurrir.

A que esperas…. ¿Estás dispuest@ a cerrar los ojos y fingir que no pasa nada, arriesgándote a envejecer y darte cuenta que perdiste la vida en esa espera?

Sabes, no hay mayor dolor que vivir una vida que no quieres. Ese martirio es silencioso, empezó hace mucho años y lentamente ha ido cercenando tu alegría de vivir. Hoy día ya no ves sentido a tu vida, ya perdiste las ganas de sonreir, de jugar, de disfrutar.

Pero yo te quiero decir algo: la mayoría de las personas tienen miedo a lo desconocido, llevan toda su vida siguiendo fielmente sus programas heredados, y no se permiten ni imaginar que pasaría si hicieran los cambios que desean. Esos miedos son humo, una fantasía de sus mentes para mantenerlos bien atados a sus programas familiares. ¿Y sabes que? Que cuando por fin das el salto al vacío por cansancio o porque no te queda más remedio, NO OCURRE NADA. El Universo ni se despeina, el planeta Tierra sigue su curso, la sociedad en la ciudad en la que vives sigue igual, quizás se genere algo de estrés en tu entorno más cercano, pero cuando has dado un paso al frente hacia TU FELICIDAD, de entre esa niebla que se genera, sale un rayo de luz, un atisbo de lo que está ahí esperándote. Y en ese momento te das cuenta que en medio de esa tormenta, sólo te queda mantener tu atención enfocada en esa luz y dar el siguiente paso, todo el tiempo.

¿Te has preguntado alguna vez porqué estás somatizando tantas enfermedades físicas o mentales?

La respuesta es que no hay coherencia en tu vida entre lo que haces, lo que sientes que deberías hacer y lo que piensas que debes hacer. Tenemos la fantasía de que a los demás podemos engañarles, pero lo que no podemos hacer es engañarnos a nosotros mismos. Tu cuerpo no perdona, y cuanto más consciente eres, menos margen a la incoherencia. Y ese mecanismo es el ariete que te empuja si o si a ponerte en orden.

El sentido de la vida es la experimentación, el aprendizaje, y por lo tanto, todas las formas posibles de experimentación son igualmente respetables. Lo que nos convierte en Dioses cocreadores de nuestra realidad es la capacidad de decisión. Cada decisión tomada dentro de nuestros programas, nos encarrila aún más hacia un futuro totalmente predeterminado, pero si un día, por una toma de conciencia, nos aventuramos a explorar otro camino no acotado por la fidelidad familiar inconsciente, aparece ante nosotros un mar infinito de posibilidades. Y eso vuelve tan excitante la vida, que merece la pena pasar por la crisis de reordenamiento una y mil veces. Es como volver a nacer, la vida se pone de nuevo interesante por momentos, te sorprendes tu mism@…¿Que tipo de Dios cocreador quieres ser?

Atrévete, da ya un paso adelante hacia lo que deseas, convierte la vida en un libro en blanco por escribir. ¿Te imaginas tener 90 años y recordar con orgullo el momento en el que decidiste tomar las riendas de tu vida?¿Hacerte responsable de tu historia? El momento es AHORA, no hay otro posible, no te engañes. Ya sea tu pareja, tu trabajo, tu vida social, tu relación familiar, etc, mereces ponerte en coherencia y ser más feliz, sólo así podrás dar la mejor versión de ti a la vida y a los tuyos.

Y por si tenias dudas, lo dice hasta el refranero español: el que espera, desespera.

Salud.

CARLOS MUÑOZ (TERAPIA HOLÓNICA)

Tel. 687395288

Web: terapiaholonica.com

Mail: terapiaholonica@gmail.com


2 comentarios

Los roles en la pareja y en la crianza – Carlos Muñoz.

simbolos_de_hombre_y_mujer

Desde mi punto de vista, nuestro gran maestro en la creación es la Naturaleza. Sólo tenemos que fijarnos con atención en los modelos que nos brinda para sacar conclusiones respecto a nuestro correcto transitar por la vida. Está claro que el ser humano, como sociedad, no va por buen camino. Estamos totalmente desconectados de la Naturaleza, y creyéndonos más listos que ésta, emprendimos hace mucho un camino que está abocado al desastre. La inteligencia creadora de todo en este planeta lleva varios miles de millones de años de evolución y aprendizaje, y el diseño de todas las cosas está sumamente afinado. Y como lo que ocurre fuera de nosotros es sólo un reflejo de lo que nos pasa internamente, lo que realmente está pasando es que estamos desconectados de nosotros mismos, de nuestras necesidades, de nuestra esencia.

Y de éso trata este artículo, de cuál es nuestro diseño “original”. Durante muchísimo tiempo (muchos miles de años), vivimos totalmente en armonía con nuestro medio, y todo ese tiempo de evolución, adaptación y aprendizaje, quedó grabado en nuestro Inconsciente Biológico. Nuestro Inconsciente Biológico es una parte de nuestro Inconsciente donde entre otras cosas, residen todas las estrategias de supervivencia que nos han preservado como especie hasta nuestros días.

También en nuestro Inconsciente están todas las estrategias válidas incorporadas en nuestra historia moderna (Inconsciente colectivo, Inconsciente familiar e Inconsciente personal). Y aquí es donde empieza el problema. Como portamos información muy antigua, de cuando vivíamos en concordancia con el medio, e información de nuestra sociedad moderna , que va como va, la fricción está asegurada.

Para empezar voy a hablar un poco sobre el rol masculino y femenino dentro de la pareja. La pareja es un sistema en el que las 2 partes cumplen una función diferente, pero complementaria, en beneficio del conjunto. En este sistema, las 2 partes son igualmente importantes y necesarias.

El hombre (rol masculino), es la parte que permite que la mujer cumpla su función. Y para ello, está dotado de la capacidad de la acción, de la fuerza, de la orientación, de la decisión, y más cualidades del arquetipo masculino, que le faculta para buscar un territorio para su familia, salir a cazar (trabajar) u obtener alimentos, y proteger a su familia.

La mujer (rol femenino), es por diseño la elegida para procrear y cuidar sus crias, y hay que recordar que uno de los programas mas potentes que tenemos es el de la procreación. La mujer está dotada además de la cualidad de empatia, de paciencia, de organización, de comprensión, de ser pasiva, de ser reflexiva,……, que le faculta para organizar el territorio, y por supuesto para criar a sus bebés.

Nos guste o no, éste es el modelo que deberíamos seguir, pero dada la inercia social, esto no ocurre casi nunca. Ahora vemos hombres que siguen un rol femenino y mujeres que siguen un rol masculino. Y es que las creencias instaladas en nuestra sociedad nos empujan a ello: “los hombres y las mujeres son iguales”. Por lo tanto, las 2 partes deben hacer lo mismo, y eso va en contra de nuestra verdadera naturaleza. Habrá personas que por programación no lleven mal esta inversión de roles en lo aparente, pero en su foro interno, y sin saber muy bien que pasa, pueden sentir un gran vacío, que algo no va bien.

Yo no digo que ahora de repente las mujeres deben dejar de trabajar y que se dediquen a cuidar de los niños y de la casa, o que los hombres deben dejar de cuidar a sus crios y de la casa y dedicarse sólo a trabajar. Pero si que estaría bien que nos paráramos a reflexionar a que nos conduce lo que estamos haciendo. Muchísima gente pasa por terapia para tratar su depresión, y muchas veces este asunto está por medio.

padre madre hijo

Luego está el tema de la paternidad/maternidad. De toda la información disponible al respecto, la que más resuena en mi es aquella que indica que una vez que nace el bebé, indudablemente éste debe permanecer pegado a su madre todo el tiempo posible hasta que pueda empezar a desplazarse sólo. Se supone que las mujeres están bien preparadas para amantar hasta al menos 2 años. Y no hay que olvidar que están mejor diseñadas que los hombres para la crianza (paciencia, comprensión, ternura,etc).

Teóricamente, los niños desde que nacen hasta los 7 años (más o menos) tienen que estar mucho más con su madre que con su padre, aunque también es importante la presencia masculina porque hace que la mujer se sienta protegida y relajada. Durante ese tiempo, los niños aprenden de su madre y estructuran en su personalidad su parte femenina (independientemente del sexo del niño).

A los 7 años (más o menos), los niños empiezan a demandar a su padre para estructurar su parte masculina. El papá les da la confianza para salir al mundo, les enseña los límites y varias cosas más características del arquetipo masculino.

Es fundamental el periodo de los 0 a los 14 años, porque la mente del niño se estructura completamente. Después llega el periodo de los 14 a los 21 años (la temida adolescencia), donde se supone que un joven bien estructurado podrá experimentar y equivocarse para poder aprender. Etapa también decisiva en la futura personalidad del joven. Y ya por fin, después de los 21, el joven ya está listo para salir al mundo sólo y sin el cobijo de los padres. Así podrá buscar a alguien para formar su propia familia y continuar con el bucle infinito de la procreación.

En teoría éste sería un buen modelo a seguir, respetando nuestra naturaleza y nuestros tiempos. Pero la realidad es que casi nunca ocurre nada de ésto.

Cuantas veces los niños se estructuran sin su madre, porque murió cuando era muy pequeño, o tenían una madre castradora, o un padre que murió o era ausente (aunque duerma en casa cada dia), o un padre castrador, o padres divorciados, o un montón de situaciones que se dan con frecuencia en nuestra sociedad. Todas estas situaciones tienen su repercusión en la psique del niño, es inevitable.

Pienso que tras leer esta información, y a quien le resuene, puede hacer un ejercicio de análisis de su situación, sin vivirlo con culpabilidad, y hacer los cambios necesarios en busca de mas armonía.

En esta sociedad en crisis a todos los niveles, todo indica que se acerca una gran oportunidad para cambiar el modelo de sociedad que queremos. Hasta entonces, ser conscientes de todo lo que nos rodea, incluido el modelo familiar, sólo nos puede clarificar la visión y comprensión de la vida.

Salud.

CARLOS MUÑOZ (TERAPIA HOLÓNICA)

Tel.: 687395288

Web: terapiaholonica.com

Mail: terapiaholonica@gmail.com


Deja un comentario

El mayor obstáculo frente al cambio – Carlos Muñoz.

Estoy solo

Lo veo a diario en consulta, hay personas que todo lo que intentan les funciona de forma fulminante y hay otras que parece que todo lo que intentan no les sirve. Luego, por supuesto, está el grupo intermedio (y el más grande) en el que hay cambios rápidamente, pero que luego quedan aspectos sobre los que hay que trabajar más. Sobre el grupo al que no le parece funcionar nada voy a hablar en las próximas lineas.

Como ya he tratado en varios artículos, mi visión de la sanación es la siguiente: NADIE SANA A NADIE NUNCA NADA. Creo que mi postura es clara al respecto. El terapeuta es una herramienta valiosísima que el consultante utiliza para activar él mismo sus mecanismos inconscientes de reparación. Lo que pasa es que, con la visión más extensamente aceptada de lo que somos, hay una creencia generalizada de que tenemos que acudir a alguien capacitado para que nos cure, cargando la responsabilidad de nuestro proceso sobre el terapeuta de turno. Y no quiero decir con ésto que los terapeutas no pintemos nada en la sanación del consultante, pero desde luego pensar que unas sesiones de acupuntura, o de reiki, o de fisioterapia, o de osteopatía, o de Biodescodificación me van a solucionar mi problema, es poco realista, aunque totalmente respetable. La labor del terapeuta es dar a cada persona que acude a él, el catalizador que necesita para que comience su proceso de sanación, a veces será en forma de técnicas terapéuticas, otras será acompañando en el proceso, otras será ayudándole a tomar conciencia de lo que le está pasando, etc. Pero después de eso, es el consultante el que ha de recorrer el camino, y nadie puede hacerlo por él. Al final, la búsqueda de la coherencia es el objetivo. Unas sesiones de acupuntura, por ejemplo, apaciguará el síntoma porque a nivel energético hay una manipulación y un reequilibrado, pero como el orden jerárquico de manifestación existe, y el desarreglo emocional o mental persiste, tarde o temprano, como el mismo síntoma (lo más posible) u otro, la patología se volverá a manifestar. Sólo entrar en el mundo de la coherencia (pensar, sentir y actuar en la misma dirección) podrá eliminar definitivamente esa manifestación física de nuestra fricción interna.

Pues bien, dicho ésto hablaré un poco sobre el grupo al que parece no funcionarle nada de lo que prueban. Normalmente son personas que recorren muchas disciplinas terapéuticas diferentes pero con pocos resultados. He podido observar que en este grupo, están los que quieren que alguien les salve sin cambiar absolutamente nada en su forma de ser o de vida, porque entienden que ellos no tienen nada que ver en su enfermedad (es fruto de un virus, de mala suerte, siempre algo externo,…). Y con estas personas poco podemos hacer, salvo respetarles y derivarlos si se puede a terapeutas que vivan en el mismo paradigma. Pero en este mismo grupo también hay una parte muy amplia de personas que sienten que lo que les pasa tiene que ver con su mundo interno, pero a pesar de eso no consiguen resultados. Lo intentan y lo intentan porque SABEN que en ellos está el problema y la solución, pero hay algo que les bloquea totalmente: LA FIDELIDAD FAMILIAR.

La fidelidad familiar es algo que todos padecemos, es un mecanismo de protección inconsciente de supervivencia, es uno de los mecanismos de preservación más arcaicos. Hace mucho, mucho, mucho tiempo, abandonar el Clan(protección del grupo) o ser abandonado era sinónimo de muerte segura (depredadores, otros Clanes rivales,…). Y esa memoria ancestral que ha evolucionado durante millones de años, está grabada a fuego en nuestra mente inconsciente. Hay que recordar que NUESTRO INCONSCIENTE ESTÁ PARA PROTEGERNOS, y la fidelidad familiar es sólo una pequeña parte de éste. Pues bien, es precisamente ese MIEDO a ser excluido del Clan (La Familia en nuestra sociedad actual), el miedo a lo desconocido, el que nos paraliza la mayoría de las veces a la hora de efectuar cambios en nuestra vida, o hacer cambios en el tipo de relación que tenemos respecto a familiares, o distanciarnos de relaciones familiares tóxicas para nosotros. El Inconsciente no entiende de razonamientos (es inocente), si detecta que una relación en concreto o situación es dañina para nosotros, pondrá los mecanismos adecuados en marcha para que tomemos distancia, sin importarle que “una pareja es para siempre”, “es mi madre (o padre) ¿cómo le voy a odiar?”, “la familia debe estar siempre unida”, “los hermanos debemos querernos y ayudarnos siempre”, etc, en forma de enfermedad física o mental. He de decir en este punto que el equipo de baloncesto o los compañeros de trabajo, por ejemplo, pueden ser “simbólicamente” la familia para ti.

Entonces, en este grupo de personas que nada parece funcionar, la fidelidad familiar es aplastante comparando con los otros grupos. Se sienten totalmente paralizados ante la idea de efectuar cambios en su vida que impliquen rechazo o abandono de sus seres cercanos, aunque intelectualmente tienen muy claro que deberían hacerlo para sanar. Tan es así, que incluso en los duelos dirigidos en hipnosis, en los que el consultante es llevado a una escenificación mental dirigida por el terapeuta, a veces no pueden cortar los programas en su propia imaginación o tienen una resistencia casi infranqueable. Aquí la “mano” del terapeuta es crucial, decantándose por una u otra estrategia según el caso que tiene delante. Pero cuando una persona sabe cuál es su problema, y no hace lo que tiene que hacer, indica que no ha tomado Conciencia de la situación. Se ha quedado en el plano mental (intelectual) pero no se permite sentirlo gracias al bloqueo del que hablaba antes. Una toma de Conciencia implica acción, implica la puesta en coherencia, de hecho, cuando se integra de verdad, es imposible no hacerlo. De repente, las situaciones o personas tóxicas para uno se vuelven más insoportables, obligándonos así nuestro Inconsciente a pasar a la acción.

¿Y que podemos hacer con alguien que está paralizado ante el cambio que sabe que necesita?

Como terapeutas, después de haber ayudado a cambiar programas en el Inconsciente del consultante, debemos ser sumamente respetuosos con el proceso del consultante y acompañarlo siguiendo los tiempos marcados por el consultante. Normalmente el tiempo para pasar a la acción se alarga mucho en este grupo de personas y si hacen algo para lo que no están preparados, podría ser un desastre. Cada persona tiene su ritmo y nadie mejor que uno mismo para saber cuando es el momento adecuado para hacer cambios en tu vida.

Un ejemplo clásico de personas de este grupo son aquellas que se han pasado la vida ayudando cuando lo necesitan a todo el Clan. Por supuesto, como están viviendo ese programa, lo extienden a sus amigos y compañeros de trabajo. Ayudar a alguien que lo necesita es algo precioso, pero cuando lo vives bajo un programa férreo pierde toda su gracia. No puedes negarte a lo que te pidan aunque te venga fatal y haya más personas que podrían hacerlo, lo cuál genera una tensión interna increible. Además todos tus parientes saben que siempre estás ahí si de ayudar se trata, asi que al primero que llaman es a ti.

Otro ejemplo de programas que a veces son bien difíciles de cambiar son el de hijo bastón. Personas que son adultas y viven en casa de sus padres. Cuya misión principal inconsciente en la vida es cuidar de sus padres o abuelos. Su vida sentimental suele ser un desastre y no se comprometen porque eso iría en contra de su objetivo principal inconsciente. Nuevamente, cuidar de tus padres es precioso, ¿pero que tal si se hace de otra manera y además teniendo una vida personal plena?

En estos 2 ejemplos también he visto cambios muy rápidos, pero en mi experiencia son las 2 temáticas que más bloqueos han encontrado a la hora de entrar en acción.

En resumen, vivir toda una vida siguiendo una serie de programas y de repente, llega el día que te das cuenta que has funcionado de forma automática haciendo cosas que lejos de hacerte feliz te han ido cargando de cierto estrés interno o incluso te han enfermado, es sumamente complicado de gestionar para algunas personas. Como terapeutas tenemos que tener mucha paciencia con su proceso y hacer un buen acompañamiento para que llegue el momento adecuado de la acción. Pero que lo que está claro es que si alguien se piensa que su proceso se lo va a hacer alguien por él, o que su terapeuta va a sacar su varita mágica y de repente ocurre todo lo que al consultante le gustaría, pues va a ser que no.

Como decía Antonio Machado: “caminante, no hay camino, se hace camino al andar….”.

Salud.

CARLOS MUÑOZ (TERAPIA HOLONICA)

Tel.: 687395288

Web: http://terapiaholonica.com

Mail: terapiaholonica@gmail.com


2 comentarios

Cómo se instalan los conflictos emocionales y mentales en el cuerpo físico – Carlos Muñoz.

psicoc.

He de decir que no tengo la “verdad absoluta” sobre lo que ocurre en el proceso de somatizar un conflicto emocional o mental (ya me gustaría), pero creo que una parte importante de lo que realmente pasa se refleja en estas líneas. Este pequeño escrito está destinado a aquellas personas que quieren una información básica al respecto.
Que la mente y el cuerpo están íntimamente relacionados es algo que la medicina alternativa y las tradiciones milenarias de todo el mundo lo sabe desde siempre. Pero incluso la medicina ortodoxa (en Occidente), sabe que una úlcera de estómago puede ser producida por estrés, se te puede caer el cabello por la misma razón, etc. Pero no terminan de creer que una diabetes se instala en el cuerpo siguiendo los mismos mecanismos que la úlcera, o un cáncer, o una psoriasis, o un dolor de cabeza, etc…
El que unas pocas cosas si se puedan somatizar y todas las demás no, para mi, es el resultado del control que tiene la industria farmacéutica sobre las universidades de medicina, sobre las investigaciones y sobre los profesionales de la salud a golpe de billetera. No hay que olvidar que una de las industrias más lucrativas del mundo es la farmacéutica. Si la “nueva visión”(se conoce hace miles de años en algunas culturas) de las enfermedades se extendiese totalmente, habría que buscar nuevas vias de tratamiento: la psicología y todas aquellas terapias que son afines a ésta, con el consiguiente resultado nefasto para las arcas de las multinacionales farmacéuticas. Se trataría de encontrar dónde está el conflicto en la mente de la persona y en su campo emocional y resolverlo para que la enfermedad deje de existir espontáneamente al perder su sentido biológico (que lo tiene SIEMPRE).

Más ejemplos de cómo la mente altera al cuerpo lo podríamos tener en este ejemplo que muchos padres y madres con hijos adolescentes han experimentado alguna vez de algún modo:

Son las 4 de la madrugada y tu hijo te ha dicho que regresaría a las 2. Su móvil está fuera de servicio y llevas un buen rato preocupado mirando desde la ventana a ver si aparece. De repente se oye el estruendo de un accidente de coche en la calle de al lado (la cuál no se ve desde tu ventana), y empieza el trasiego de sirenas de policía y ambulancias. En un momento y debido al miedo de que pudiera ser tu hijo, la fisiología de tu cuerpo se vuelve loca: adrenalina a tope, frecuencia cardíaca y respiratoria por las nubes,etc..
Si a los pocos minutos aparece tu hijo perfectamente, todo habrá quedado en un gran susto del que tu cuerpo tendrá que reponerse ( en función de tu sensibilidad), pero si aparece a las 8 de la mañana y está perfectamente, el daño en tu cuerpo será mayor. Y si has tenido la desgracia de que en ese accidente estaba tu hijo, entonces el shock ya es brutal.

Pero el tema no es la estrecha relación mente-cuerpo, sino los mecanismos por los cuales los conflictos se instalan en el cuerpo. Y aquí hay que empezar a hablar de qué es un ser humano.

El ser humano es una computadora biológica.
Se puede considerar al ser humano como una computadora (porque funcionamos con programas) biológica (porque tenemos un cuerpo biológico). Esta computadora biológica utiliza los 5 sentidos para desenvolverse en nuestra realidad e interactuar con ella. Tenemos la vista, por ejemplo, que recoge apenas un 0,05% de todo el espectro electromagnético. El tacto, por otra parte nos da una idea que realmente es una fantasía: no existe la materia sólida tal y como la imaginamos. Todo en el universo son campos de fuerza que interactúan, nada se toca con nada NUNCA, básicamente porque no existe eso que llamamos materia como tal (todo está compuesto de espacio vacío). Y así con todos los sentidos… Lo que realmente ocurre es que nuestros sentidos recogen unas señales electroquímicas y electromagnéticas, las llevan por el sistema nervioso al cerebro, y allí hacemos una INTERPRETACIÓN de dichas señales y nos montamos una película concreta.
Además, hay estudios psicológicos que demuestran que, de la información que recogen nuestros sentidos, añadimos y quitamos cosas para que puedan encajar con nuestras CREENCIAS (programas). Por ejemplo, si alguien nos cae mal y nos dice algo, aunque sea algo totalmente correcto o neutro, cogemos esa información y la pasamos por nuestros filtros (prejuicios) e interpretamos algo totalmente diferente del mensaje inicial, algo que nos reafirma en nuestras creencias sobre esa persona. Y así vamos por la vida, ajustando toda la información que recibimos en base a nuestras creencias (programas) en el fondo inconscientes.

Intentemos describir que es un ser humano atendiendo a sus estructuras, desde las mas densas hasta las más sutiles:

Cuerpo físico.
Es la parte más densa del ser humano; lo que conocemos como cuerpo material. Aquí están los huesos, músculos, vísceras, glándulas endocrinas, sistema nervioso, sistema circulatorio, ligamentos, cabello, etc……

Cuerpo energético.
Es una parte del ser humano mucho menos densa que la parte material. Es un entramado de circuitos (meridianos de acupuntura, nadis, …) por el que circula la energía que se conoce como chi, ki, prana,etc.. según las culturas. Esta energía es la que da vitalidad a su contraparte material y además mantiene unida la materia al hacer de molde de ésta.
El cuerpo energético sobresale unos pocos centímetros del cuerpo físico y lo interpenetra de manera que toda parte orgánica material tiene una contraparte energética que lo anima y lo conforma, ocupando el mismo espacio.
Si a una persona le quitan la vesícula biliar por problemas de salud a nivel digestivo, su contraparte energética podría seguir activa de manera que podría empezar a padecer los típicos dolores de cabeza por una malfunción energética de ese órgano que energéticamente aún permanece en el cuerpo. Algo parecido a cuando seguimos sintiendo el dolor de una extremidad amputada, fenómeno conocido como dolor del miembro fantasma.

Cuerpo emocional.
Es un cuerpo mas sutil (menos denso) que el cuerpo energético. Espacialmente hablando, se extiende mucho mas allá del cuerpo energético y ya no tiene un contorno fiel al cuerpo físico, sino que es ovoide. Al igual que el cuerpo energético, también interpenetra a los 2 anteriores llegando hasta la última célula del cuerpo físico. En este cuerpo se gestiona la energía emocional.

Cuerpo mental.
Es un cuerpo todavía más sutil que el cuerpo emocional. Se extiende mas allá del límite del cuerpo emocional y su forma es también ovoide. Al igual que los anteriores, también interpenetra a los demás cuerpos. Este cuerpo gestiona la energía mental: ideas, pensamientos, creencias,…

Cuerpo espiritual.
Este cuerpo es un conglomerado de varios otros cuerpos cada vez más sutiles y más expandidos (hasta el infinito), que por resumir y por la dificultad de la mente humana para conceptuarlos, lo llamamos cuerpo espiritual. Digo infinito porque llegaría hasta un punto en el que todas las cosas de la creación serían una misma cosa. Las energías que se gestionan en este cuerpo, son las más sutiles que puede haber.

En resumen, y dicho de otro modo y al revés, un ser humano, al igual que todas las demás cosas que existen, en su parte más sutil forma parte estructural de un Campo totipotencial no manifestado. En la medida que pasa de la no manifestación a la manifestación, se empieza a desplegar una infinita gama de energías cada vez más densas, hasta llegar al cuerpo físico que todos conocemos.

El conjunto de todos estos cuerpos sutiles (radiación electromagnética de diferentes grados frecuenciales) que envuelven al cuerpo físico es lo que conocemos como AURA. Incluso en laboratorio se puede comprobar la existencia de campos electromagnéticos que rodean al cuerpo físico a 3 metros de distancia como es el caso del campo electromagnético cardíaco.

Todos estos diferentes cuerpos se intercomunican a través de los CHAKRAS. Los chakras son unos centros energéticos (hay 7 principales situados en la columna vertebral y muchos mas secundarios y menores) donde confluyen las diversas energías que nos conforman, y acaban comandando las glándulas más importantes del cuerpo físico y los plexos nerviosos cercanos. De esta manera, un pensamiento de traición puede alterar la fisiología de una manera muy precisa cambiando instantáneamente a través de alguna glándula la bioquímica del cuerpo. Una emoción como el miedo puede provocar otro tipo de respuesta fisiológica muy precisa y diferente a la anterior, etc….
Además hay otros elementos como los nadis y los meridianos de acupuntura que conducen ciertos tipos de energías (las más densas) necesarias para el funcionamiento correcto de la células. También se sabe que en el cuerpo humano hay sustancias que actúan como semiconductres y superconductores, de manera que todo el cuerpo está a tiempo real “informado” de todo lo que pasa en cualquier punto del mismo.

De la misma manera que los diferentes virus y bacterias que tenemos en el cuerpo (cuando todo está en equilibrio) se ubican por resonancia en sitios muy precisos y no en otros, los conflictos que tenemos a nivel mental y emocional, a través de los chakras , afectan al cuerpo físico de una forma superselectiva atendiendo al tipo de conflicto que se tiene. Además SIEMPRE atendiendo a una lógica de adaptación y evolución: el sentido biológico.
Básicamente se trata de que un conflicto que a nivel mental o emocional no lo podemos gestionar adecuadamente y para nosotros es un problema importante, nuestra biología activa programas inconscientes como solución biológica a aquello que está en la mente o en el cuerpo emocional.
Por ejemplo, tenemos 50 años y nos despiden de la empresa. Si dada nuestra configuración (es totalmente subjetivo e inconsciente) nos obsesiona la idea de cómo voy a mantener a mi familia y a mi mismo, el cuerpo, como solución biológica podría hacer crecer las células del hígado y de esa manera tener la capacidad de aprovechar mejor los alimentos que tomemos. A más células hepáticas, mas producción de bilis y de otras sustancias imprescindibles para hacer la digestión. Asi, en caso de carencia, el cuerpo ya está preparado para aprovechar al máximo los pocos alimentos de los que dispongamos. Este tipo de conflicto mental (energía mental), va interactuando a través del Chakra 3º (relacionado con el funcionamiento del páncreas, bazo, HÍGADO, estómago, vesícula biliar,…) con las energías más densas de dicho chakra hasta afectar a la circulación energética más densa y alterar la correcta función de las glándulas asociadas. Si el nivel del conflicto es pequeño, la respuesta del organismo es menor, y si el nivel de estrés es terriblemente intenso en nosotros, podríamos llegar a generar un cáncer hepático muy agresivo. O sea, ante un mismo conflicto, según el nivel conflictual, el cuerpo responde con diferentes grados de solución biológica.
Otro ejemplo: tengo un marido con el que conscientemente quiero tener hijos, pero que inconscientemente no (porque vengo configurada con unos programas familiares inconscientes heredados que me lo impiden). Mi cuerpo, podría solucionar esa fricción entre el consciente y el inconsciente (el inconsciente siempre gana) generando un mioma. De esa manera, el útero que ya está ocupado por el mioma, no permite que se den las circunstancias fisiológicas que favorezcan la fecundación y la gestación.
Realmente, todo aquello a lo que llamamos enfermedad, es una solución que toma el cuerpo físico ante algo que se cuece en nuestro inconsciente. De manera que cuando nos sucede algo en el cuerpo, mientras tomamos otro tipo de medidas paliativas, deberíamos preguntarnos PARA QUÉ mi cuerpo ha tomado esa resolución. Quizás así podríamos llegar al origen de lo que nos pasa y ponerle solución.
Si conseguimos hacer cambios a nivel inconsciente de manera que, lo que antes era un conflicto para nosotros ya no lo sea, la enfermedad (solución biológica) deja de tener sentido y desaparece sola.

Salud.

 

CARLOS MUÑOZ (TERAPIA HOLÓNICA)
Tel. 687395288
Web: http://terapiaholonica.com

Mail: terapiaholonica@gmail.com


3 comentarios

Salir de la Matrix (realidad proyectiva) – Carlos Muñoz.

the-matrix
Los seres humanos somos computadoras biológicas, que vivimos en una realidad totalmente subjetiva. Es verdad que como todos los humanos estamos conectados a ese gran Inconsciente Colectivo (Campo Morfogenético), tenemos cosas en común y consensos en nuestras realidades, pero la realidad última, se materializa en el cerebro de cada uno de nosotros. Todo lo que creemos ver, oir, tocar, sentir y saborear, es una recreación de estímulos eléctricos y electroquímicos por parte de nuestro cerebro. Esa frase tan escuchada en estos tiempos de “somos creadores de nuestra realidad”, es literalmente cierta.

Cuando un estímulo entra en nuestro cuerpo por cualquiera de los 5 sentidos, es conducido a la parte correspondiente del cerebro en forma de corriente eléctrica. Y allí nuestro cerebro hace una representación virtual de ese estímulo. Hay tantas interpretaciones diferentes de ese evento que ocurre fuera de nosotros como observadores, porque una vez que llega esa información al cerebro, llega la hora de interpretarla, y ahí es donde entran en juego las creencias de cada uno.

Hay estudios psicológicos donde se observa que la información que le llega a un individuo, es pasada por sus filtros y alterada para acomodarse a sus creencias en tanto como un 50%. Es decir, se quita un poco de aquí y se pone un poco allá de manera que encaje en mi forma de ver el mundo.

Por ejemplo, si alguien que me cae realmente mal dice algo, aunque sea algo neutro, eso que llega a mi cerebro a través de mis oidos, lo adaptaré de tal forma que me reafirmará todavía más en mi creencia de que esa persona es mala. Sin embargo otro observador-oyente de la misma situación que no tenga ese prejuicio, no tendrá la misma percepción de ese comentario.

Vemos que realmente si que tenemos que ver mucho en como “percibimos” la realidad. Pero aún se puede ir mucho más lejos…

De hecho, no existe nada fuera de nosotros que podamos observar, que no esté dentro. Esto significa que cualquier cosa que percibamos, lo hacemos porque tenemos una base de datos interna y podemos reconocer “esa cosa” e interpretarla. De manera que cuando uno ve una virtud en otra persona, realmente la reconoce porque la tiene dentro de si. Cuando ve una cualidad que califica de mala en otra persona, también la reconoce porque la tiene dentro. Asi que todo cuanto vemos habla de nosotros en todo momento.

Y aquí entramos de lleno en la alucinante Realidad Proyectiva en la que vivimos, también llamada Matrix, o ilusión. Que por cierto, está altamente dirigida por la cantidad de inputs a los que nos exponemos a cada instante con el fin de reforzar la idea de separación: prensa, televisión, radio, ciencia, religión…

Un ejemplo. Si hay 3 personas hablando con una cuarta, esa cuarta se va y los otros 3 empiezan a hablar de su impresión de ese individuo, hay 3 versiones diferentes. Uno puede haber percibido la escasa inteligencia de esa persona describiéndola como tonto, otro puede haber observado que es sumamente narcisista y el tercero puede no haber percibido nada en especial.

Quién tiene razón? TODOS. Porque al fin y al cabo la realidad es totalmente subjetiva por lo que comentaba al principio del artículo. El que ve que esa persona es tonta, realmente está viendo un aspecto de sí que seguramente no quiere reconocer conscientemente (su Sombra), pero como tiene puesta su atención ahí, es con lo que se queda. El que sólo se ha quedado con el excesivo narcisismo de ese sujeto, otro tanto de lo mismo, está viendo su propio narcisismo. Y el tercero, que ha observado quizás algo de falta de inteligencia o de narcisismo, pero no lo suficiente como para llamarle la atención, ya que quizá no es eso precisamente lo que está en su sombra. ÉL tiene su atención (valga la redundancia) puesta en otras cosas diferentes que quizá no han sido estimuladas por el sujeto observado.

Esto nos conduce directamente en la TERAPIA DEL ESPEJO.

espejo

No voy a entrar en clasificar los tipos de espejos que existen porque no es el objeto de este escrito. Sólo hacer énfasis en la herramienta fantástica que este conocimiento nos brinda. Si todo aquello que somos capaces de observar habla de nuestro mundo interno, podemos usar esa información para hacer un trabajo de desarrollo personal y crecer en consciencia.

Saber que si sólo encuentras jefes en tus trabajos que abusan de ti depende de ti, tendrás que empezar a RESPETARTE TU, y de esa manera empezarás a ver que ellos también lo harán.

Claro, esta visión del mundo requiere de cierta apertura mental y sobretodo de ser totalmente honesto contigo mismo.

El mecanismo es así: cuando ves algo en alguien que te llama la atención, ese algo forma parte de tu información. Si ese algo lo detestas, lo adoras, o sencillamente lo observas sin más, habla de dónde está instalada esa información en tu mente. Los excesos (como bueno o como malo) nos indican que esa información está instalada en la Sombra.

Ejemplos:

Si alguien que ODIA la mentira, seguramente será coherente con eso y procurará no mentir a los demás, pero lo odia porque sabe que a cada instante se está mintiendo a si mismo (quizá soportando una forma de vida, por ejemplo).

Si no soportas el desorden de tu pareja, seguramente serás una persona ordenada en un intento de compensar lo desordenado que eres contigo mismo, con tus necesidades vitales.

Si lo que te saca de quicio es el abuso de poder, serás seguramente respetuoso con los demás, pero seguro que no contigo mismo, con tus sentimientos y deseos.

Por el contrario, si admiras mucho la capacidad de trabajo de tal o cuál persona, seguramente tendrás una creencia inconsciente de que no eres capaz (desvalorización) o cosas por el estilo.

Entonces el camino a recorrer sería trabajarnos nuestra Sombra, entrar en nuestro contenedor de la basura particular y ACEPTAR todo lo que ahí está, INTEGRARLO para que deje de estar en la sombra y salga a la luz (CONSCIENCIA). Una vez que dejamos de reprimir una información de nosotros mismos, pierde fuerza la atención que ponemos sobre ello y entramos en el mundo del NO JUICIO. Y ahí, vivir se convierte en algo más cercano a la contemplación. Sólo vivir y experimentar, sin juicios, sin sufrimientos, sin sentimiento de separación. A esto se le llama SALIR DE LA MATRIX.

CARLOS MUÑOZ (TERAPIA HOLÓNICA)

Terapeuta

Tel. 687395288

Web:  http://terapiaholonica.com