TU CORAZÓN ES TU MAESTRO

….. en PALMA DE MALLORCA y en AMOREBIETA.

Deja un comentario

Ayuda

No puedes hacer nada por otros.
Tu rango de acción comienza y acaba en tu vida.
Tu camino es único e irrepetible.
El de los demás también.
Tu necesidad de ayudar surge de carencias.
Es un buenismo totalmente interesado,
pues tus carencias se relajan con tus actos.
Cuando sanas esas carencias,
ayudar deja de ser una necesidad
y pasas a hacerlo desde otro sitio.
Deja de ser un acto reflejo, compulsivo
y seleccionas cuando hacerlo,
pues en ese punto sabes que “ayudando” al otro,
estás alimentando y cronificando su situación.
Ver a otros como seres vulnerables que necesitan ayuda
es la peor ayuda que les puedes ofrecer,
pues refuerzas las creencias que les mantienen en esa situación.
¿Quieres “ayudar” de forma equilibrada?
Cuando pierdas la necesidad estarás list@.
¿Quieres otra señal de que estás preparad@?
Los juicios que emites sobre los que no ayudan desaparecen.
Y ahí es cuando “ayudar” deja de tener sentido
pues empiezas a verlo como un compartir,
sólo disfrute, cero drama.

 

Carlos Muñoz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s