TU CORAZÓN ES TU MAESTRO

….. en PALMA DE MALLORCA y en AMOREBIETA.

Deja un comentario

abuelos1

Hay algo que me produce sensaciones encontradas y tiene que ver con la tercera edad: las batallitas de los abuelos.

Por una parte me encanta ver cómo se les ilumina la cara y salen por un rato de su letargo gris. Cuando sacan el tema de siempre y te cuentan lo que ya te contaron 1000 veces como si nunca lo hubiesen hecho. Disfrutan, lo reviven con intensidad, se sienten VIVOS. Y eso es bonito verlo porque la persona tira de recuerdos y mientras lo hace se percibe feliz. En muchos casos es muy recurrente, es una estrategia psicológica para salir de su realidad, donde lógicamente no están cómodos. Y es esta parte la que me produce pena. Personas mayores en sus últimos años viviendo una vida que no quieren, en la que se sienten limitados, o un estorbo, o simplemente ven tan cerca la muerte que viven aterrados con que llegue el momento…

Está claro que como sociedad tenemos que replantearnos dónde queremos que esté la figura de los abuelos. Hay culturas en las que tienen un lugar de reconocimiento en el ámbito de la sabiduría y se recurre a ellos para tomar decisiones importantes. Pero en la nuestra eso no es así y eso indica que tenemos mucho trabajo por hacer para darles el reconocimiento que se merecen.

Pero mientras eso ocurre, lo que me mueve observar todo ésto es darme cuenta que eso no lo quiero para mí. Yo elegí el camino de la Consciencia y una de las características de esa forma de vida es que tu vida se torna interesante, muy interesante. Quizá para los demás no lo sea en absoluto, pero lo único que importa es cómo la vive uno. Despertarte cada mañana con ilusión de crear proyectos nuevos, de tener la capacidad de sorprenderte ante el entramado de causalidades que nos rodean, sentir que la vida tiene un sentido mucho más profundo de lo que jamás imaginaste y sobre todo, ver la muerte como un tránsito a otro estado del ser, abrazarla y no temerla, no se paga con dinero.

Para mi es la garantía de llegar a tener 80 o 90 años y ser un flipado de la vida, sentirte enamorado de ella. ¿Se puede pedir más que acabar tus días en este plano de existencia de esa forma? Como vives mueres. Vives conscientemente, mueres conscientemente.

Carlos Muñoz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s