TU CORAZÓN ES TU MAESTRO

….. en PALMA DE MALLORCA y en AMOREBIETA.

Deja un comentario

flor y ejercito1

Todavía hoy me pregunto qué sería diferente si en vez de imponerme cuando fui un niño una serie de formas de pensar, de actuar, incluso de hablar (en este caso hablo de los profesores y los políticos, aunque es aplicable a cualquier figura), me hubieran transmitido eso mismo desde una posición amorosa. De hecho, sé que fue tan sólo una reacción idéntica a la imposición previa sufrida en las generaciones anteriores a la mía. Para mi es la constatación de que la lucha haciendo lo contrario sólo cronifica una herida, eso si, el que impone se queda con la ilusoria satisfacción de ver que las cosas son como él desea, vamos, ninguna intención de parar ese péndulo generacional y eliminar un futuro sufrimiento. En mi caso derivó en un profundo rechazo a lo impuesto.
Imponer una creencia bajo amenazas y castigos, incluso con bullying no puede ser lo mismo que transmitir esa información con pasión, realzando sus partes más hermosas, despertando el interés en el interlocutor (ya que se supone que lo transmitido es interesante).
Cuando alguien te habla con pasión de lo que de verdad le apasiona, esa energía acompaña sus palabras y entran de una forma más armónica en el receptor de la información, van directas al corazón. Pero no, se decantan por la fuerza. ¿Por qué? Porque hay una herida con esa temática (casi siempre transgeneracional) sin resolver. Y se transmite desde el odio en vez desde el amor.
Cualquier cosa que quieras trasmitir al mundo, hecho con amor, hecho desde el corazón (y eso implica respeto profundo a lo diferente) cala mucho más en la gente que la energía impositora.
A mi generación nos impusieron unos ideales. Los que lo vivimos nos polarizamos en los adeptos y el los resentidos. Si hubiera nacido tan sólo 1 generación antes me hubiera tocado vivir la cara contraria de la misma moneda. El resultado hubiera sido y de hecho lo fué, el mismo.

Estamos en tiempos de Consciencia. Salir de este bucle sin fin y dejarnos ya de chorradas de fan y de hater es lo que toca. Las personas son eso, personas, independientemente de cómo piensen, se vistan, hablen, orientación sexual, edad, color de piel,… Ya es hora de empezar a desidentificarse del personaje, ya es hora de abrazar e integrar el Mundo.

Carlos Muñoz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s