TU CORAZÓN ES TU MAESTRO

….. en PALMA DE MALLORCA y en AMOREBIETA.


Deja un comentario

Tu camino de vida

software rojo

Por Gemma Pitarch.  (Articulo publicado para piensaenreiki.com)

Hemos nacido y sido educados en un contexto social que procura que todo sea fácil y cómodo.  A nuestro personaje (Personalidad, ego), le encanta esta sensación de moverse dentro de parámetros pre-establecidos, donde todo es previsible, y hasta lo imprevisto tiene ya una solución prevista por alguien, la “zona de confort”.

A nuestro cerebro humano, no le gustan los cambios que implican salir de lo conocido y dispara toda una batería de miedos para disuadirte del intento. Es por esto que la mayoría de las personas pasan su vida deseando alcanzar un objetivo de estabilidad y la otra mitad luchando para no perderlo.

Nuestro cerebro genera la ilusión de estabilidad y permanencia que nada tiene que ver con el universo cambiante en el que existimos.

Además nuestro cerebro es especialista en el autoengaño, de manera que hasta cuando aparentemente nos salimos de los patrones…

Ver la entrada original 510 palabras más


Deja un comentario

La identificación, un gran problema en la sociedad moderna.

software rojo

Por Carlos Muñoz (artículo escrito para piensaenreiki.com)-

En esta sociedad que nos toca vivir, todo está estructurado y orquestado para marcarte como a una res. Lo que pasa es que esa marca es más sutil, no está en forma de cicatriz sobre tu piel, es aún peor, es mucho más profundo, está en tu mente. De hecho está en tu mente Inconsciente y por eso ni te das cuenta de ello.
Nosotros como padres empezamos a hacer el trabajito ya que fuimos programados en esta dinámica. Luego el sistema educativo hace su parte, la tele, internet,….
Recibimos constantemente información de dudosa intención. Todo es fomentar el miedo y la separación. Fomentar el miedo es algo que se ha hecho desde siempre, ya que una sociedad temerosa es mucho más controlable. Pero el motivo de este escrito es la escalada vertiginosa que estamos experimentando con la dichosa necesidad de ETIQUETAR TODO

Ver la entrada original 532 palabras más