TU CORAZÓN ES TU MAESTRO

….. en PALMA DE MALLORCA y en AMOREBIETA.


2 comentarios

¿Accidentes accidentales? – Carlos Muñoz.

golpe en la cabeza

Bonita papeleta escribir sobre este espinoso asunto. Sé de antemano que se van a levantar algunas ampollas, pero como hace tiempo decidí vivir con la mayor coherencia posible y dedicarme a acompañar a quien desee caminar por esa senda, ahí vamos…

¿Son los accidentes realmente fruto del azar? Opiniones al respecto hay muchas, todas igualmente respetables, ya que se sustentan por diferentes creencias.

Yo no pretendo convencer a nadie, ni mucho menos. Tampoco es un mensaje para aquellas personas que tienen tan claro como yo que en el Universo, nada es azaroso. Pero si que es una idea semilla, una invitación a estar constantemente atentos para todas aquellas personas que están empezando a plantearse que lo que conocían hasta ahora ya no les sirve. Esas personas que empiezan a dudar de lo que hasta este momento consideraban inmutable, para ellas va….

Haciendo un ejercicio de síntesis extremo, sabemos que hay un Inconsciente Colectivo Humano (Campo Morfogenético) que nos conecta a todos los Seres Humanos que habitamos en este planeta, y que forma parte de un sistema mayor. Por otra parte también sabemos que ese inconsciente se subdivide en sistemas más pequeños (Holografía): Inconsciente racial, …, Inconsciente del Pais, …, Inconsciente de una Población, …, Inconsciente Familiar e Inconsciente Personal.

Realmente somos seres multidimensionales con conexiones profundas con todo lo existente (no sólo con los seres humanos), por lo que intentar comprender con el intelecto todo lo que nos ocurre es simplemente imposible, dada la cantidad infinita de variables que nos afectan.

Si toda manifestación conocida es fruto de una Conciencia (llamémosla Dios, Inteligencia Universal, Fuente, …) y se subdivide en infinitas partes, es lógico pensar que todas ellas están interconectadas, como por ejemplo lo están todas y cada una de las células de un Ser Humano.

Por otra parte sabemos que la cantidad de información que maneja el Inconsciente de una persona es tan exageradamente grande, que cualquier tropiezo, corte al trocear verduras, quemadura en la boca con café caliente, o cualquiera de esas cosas que suelen pasarnos y consideramos accidentes, SÓLO SON POSIBLES si nuestro Inconsciente quisiera darnos un mensaje. Empiezo hablando de ejemplos de poca importancia para comprender de manera sencilla cuál es el mecanismo y la intención.

Un ejercicio interesante sería que en el momento de quemarme la lengua con el café, me detuviese a recordar que estaba pensando en ese instante o justo antes, o de qué estaba hablando. Siempre encuentras un sentido al mensaje que te manda tu Inconsciente.

Si lo que te ha pasado es que has tenido un esguince en el tobillo paseando al perro por el campo, deberías hacerte las mismas preguntas de antes. Cuando tienes un conflicto y ocupa de forma obsesiva tus pensamientos, el Inconsciente espera al momento adecuado para evidenciarte el problema.

Si por ejemplo tengo un problema en el trabajo y de temática sexual, como el arquetipo del trabajo en el Ser Humano es la mano, podría pasar que aunque lleve todo el dia dando vueltas al asunto sin pasarme nada, en el momento que cojo el cuchillo y empiezo a cortar verduras…. ZAS!!, cortecito en el dedo corazón (dedo relacionado arquetípicamente con la sexualidad).

Otro ejemplo. Estoy recogiendo la cocina, abro la puerta del armario donde guardo los vasos y en ese momento se me cae un trapo al suelo. Dejo lo que estoy haciendo, me agacho a recogerlo, y cuando me incorporo…. ZAS!!, golpe que te crió con la esquina de la puerta en la cabeza. Esta situación te podría estar indicando el problema que tienes con tu marido, o con tu padre, o con la función paterna en general. Hasta ese punto es de preciso.

Para entender esos mensajes, obviamente hay que aprender que simbolismo encierra cada parte del cuerpo. Pero una vez que lo sabes ( y no es tan complicado…), empiezas a fascinarte de la cantidad de mensajes que nos mandamos todo el tiempo. Estos ejemplos que he puesto son muy evidentes para quien los quiera ver, pero constantemente recibimos información de manera mucho más sutíl: quizás nos da un escalofrio, o tos de repente, o se nos revuelven las tripas, o siento la pulsión de morderme las uñas, ….

Pero volviendo a la temática de los accidentes, el cómo me hago daño también me da información de como vivo ese conflicto. No es lo mismo si me corto el dedo, que si me lo golpeo o me lo quemo. Y como acabo de decir hace un momento, nuestro Inconsciente nos evidencia que ese asunto en concreto nos hace daño porque está relacionado con nuestras temáticas sensibles (que nos acompañan desde el nacimiento): inexistencia, reconocimiento, desvalorización, abuso, etc.

Ahora vamos a saltar en grado de intensidad y meternos en accidentes con consecuencias más serias. Si el conflicto es para mi más intenso que en los primeros casos expuestos, entonces llegan los esguinces fuertes, rotura de fibras musculares, fracturas óseas, cortes serios, etc.

Si nos torcemos el pie al pasear por el campo produciéndonos un esguince en el tobillo, normalmente pensaríamos que esa torcedura en concreto ha sido más agresiva que las sufridas anteriormente en la misma zona y sin consecuencias. Pero muchas veces no es así, nos ha pasado varias veces antes (avisos) pero sólo en esta ocasión ha habido consecuencias. ¿Por que? Porque precisamente esa zona corporal está debilitada por un conflicto psíquico y ante la misma agresión de otras veces, nos lesionamos. Según el tipo de conflicto, afecta a los diferentes tejidos: ligamentos, músculos, cartílagos, tendones, etc. En este tipo de conflictos (osteoarticulares), los meridianos de acupuntura nos dan mucha información de lo que está ocurriendo. Un problema determinado genera en nuestro cuerpo una ruptura del campo magnético del tejido diana, y después de eso, cualquier acción sobre esa zona puede dañarla.

Otro ejemplo. Tengo un accidente de coche, sufro el latigazo cervical y como consecuencia me sale una hernia entre C2 y C3 (cervicales) y entre C6 y C7. Lo que indican esas hernias es que por las circunstancias (conflictos) que estaba viviendo en el momento del accidente, el campo magnético de esos discos intervertebrales estaba dañado y por lo tanto, ante un latigazo cervical que afecta posiblemente a todo el cuello por igual, se dañan SÓLO las zonas citadas. Ante esta situación, habría que preguntarse que conflicto estoy viviendo, en el que me siento muy desvalorizado en como me comunico con mi imagen (la imagen que doy), y también que lo estoy viviendo como una gran injusticia (estas temáticas son las que suelen corresponder a los discos del ejemplo).

Otro ejemplo. La mayoría de nuestros mayores que se caen y se fracturan la cadera, creen que el impacto les ha fracturado el hueso. Pero casi nunca es así, lo que casi siempre ocurre es que el nivel de descalcificación de ese hueso es tan grande que en un momento dado, claudica, se rompe, y entonces esa persona se cae. Este “accidente” estaría indicando probablemente que esa persona sufre un conflicto de desvalorización (descalcificación) por alguna de las temáticas propias del hueso de la cadera: opisición,vesícula biliar, incesto simbólico y secreto familiar.

No voy a subir el grado de intensidad del accidente, porque no quiero entrar a debatir el sentido de morir atropellado por un conductor ebrio o los accidentes aereos y ese tipo de cosas. Como he dicho al principio, estamos conectados con toda la manifestación y las variables son demasiadas, pero como el Universo es holografico, es de imaginar que un accidente aéreo donde fallecen 200 personas debe tener algún sentido, aunque nosotros no lleguemos a comprenderlo.

Pero con lo explicado hasta ahora es más que suficiente para cuestionarte yu visión de los accidentes. No me creas, sólo observa, rápidamente se abrirá ante ti el fascinante mundo de la CAUSALIDAD.

Salud.

CARLOS MUÑOZ (TERAPIA HOLÓNICA)

Tel.: 687395288

Web: terapiaholonica.com

Mail: terapiaholonica@gmail.com