TU CORAZÓN ES TU MAESTRO

….. en PALMA DE MALLORCA y en AMOREBIETA.

Salir de la Matrix (realidad proyectiva) – Carlos Muñoz.

3 comentarios

the-matrix
Los seres humanos somos computadoras biológicas, que vivimos en una realidad totalmente subjetiva. Es verdad que como todos los humanos estamos conectados a ese gran Inconsciente Colectivo (Campo Morfogenético), tenemos cosas en común y consensos en nuestras realidades, pero la realidad última, se materializa en el cerebro de cada uno de nosotros. Todo lo que creemos ver, oir, tocar, sentir y saborear, es una recreación de estímulos eléctricos y electroquímicos por parte de nuestro cerebro. Esa frase tan escuchada en estos tiempos de “somos creadores de nuestra realidad”, es literalmente cierta.

Cuando un estímulo entra en nuestro cuerpo por cualquiera de los 5 sentidos, es conducido a la parte correspondiente del cerebro en forma de corriente eléctrica. Y allí nuestro cerebro hace una representación virtual de ese estímulo. Hay tantas interpretaciones diferentes de ese evento que ocurre fuera de nosotros como observadores, porque una vez que llega esa información al cerebro, llega la hora de interpretarla, y ahí es donde entran en juego las creencias de cada uno.

Hay estudios psicológicos donde se observa que la información que le llega a un individuo, es pasada por sus filtros y alterada para acomodarse a sus creencias en tanto como un 50%. Es decir, se quita un poco de aquí y se pone un poco allá de manera que encaje en mi forma de ver el mundo.

Por ejemplo, si alguien que me cae realmente mal dice algo, aunque sea algo neutro, eso que llega a mi cerebro a través de mis oidos, lo adaptaré de tal forma que me reafirmará todavía más en mi creencia de que esa persona es mala. Sin embargo otro observador-oyente de la misma situación que no tenga ese prejuicio, no tendrá la misma percepción de ese comentario.

Vemos que realmente si que tenemos que ver mucho en como “percibimos” la realidad. Pero aún se puede ir mucho más lejos…

De hecho, no existe nada fuera de nosotros que podamos observar, que no esté dentro. Esto significa que cualquier cosa que percibamos, lo hacemos porque tenemos una base de datos interna y podemos reconocer “esa cosa” e interpretarla. De manera que cuando uno ve una virtud en otra persona, realmente la reconoce porque la tiene dentro de si. Cuando ve una cualidad que califica de mala en otra persona, también la reconoce porque la tiene dentro. Asi que todo cuanto vemos habla de nosotros en todo momento.

Y aquí entramos de lleno en la alucinante Realidad Proyectiva en la que vivimos, también llamada Matrix, o ilusión. Que por cierto, está altamente dirigida por la cantidad de inputs a los que nos exponemos a cada instante con el fin de reforzar la idea de separación: prensa, televisión, radio, ciencia, religión…

Un ejemplo. Si hay 3 personas hablando con una cuarta, esa cuarta se va y los otros 3 empiezan a hablar de su impresión de ese individuo, hay 3 versiones diferentes. Uno puede haber percibido la escasa inteligencia de esa persona describiéndola como tonto, otro puede haber observado que es sumamente narcisista y el tercero puede no haber percibido nada en especial.

Quién tiene razón? TODOS. Porque al fin y al cabo la realidad es totalmente subjetiva por lo que comentaba al principio del artículo. El que ve que esa persona es tonta, realmente está viendo un aspecto de sí que seguramente no quiere reconocer conscientemente (su Sombra), pero como tiene puesta su atención ahí, es con lo que se queda. El que sólo se ha quedado con el excesivo narcisismo de ese sujeto, otro tanto de lo mismo, está viendo su propio narcisismo. Y el tercero, que ha observado quizás algo de falta de inteligencia o de narcisismo, pero no lo suficiente como para llamarle la atención, ya que quizá no es eso precisamente lo que está en su sombra. ÉL tiene su atención (valga la redundancia) puesta en otras cosas diferentes que quizá no han sido estimuladas por el sujeto observado.

Esto nos conduce directamente en la TERAPIA DEL ESPEJO.

espejo

No voy a entrar en clasificar los tipos de espejos que existen porque no es el objeto de este escrito. Sólo hacer énfasis en la herramienta fantástica que este conocimiento nos brinda. Si todo aquello que somos capaces de observar habla de nuestro mundo interno, podemos usar esa información para hacer un trabajo de desarrollo personal y crecer en consciencia.

Saber que si sólo encuentras jefes en tus trabajos que abusan de ti depende de ti, tendrás que empezar a RESPETARTE TU, y de esa manera empezarás a ver que ellos también lo harán.

Claro, esta visión del mundo requiere de cierta apertura mental y sobretodo de ser totalmente honesto contigo mismo.

El mecanismo es así: cuando ves algo en alguien que te llama la atención, ese algo forma parte de tu información. Si ese algo lo detestas, lo adoras, o sencillamente lo observas sin más, habla de dónde está instalada esa información en tu mente. Los excesos (como bueno o como malo) nos indican que esa información está instalada en la Sombra.

Ejemplos:

Si alguien que ODIA la mentira, seguramente será coherente con eso y procurará no mentir a los demás, pero lo odia porque sabe que a cada instante se está mintiendo a si mismo (quizá soportando una forma de vida, por ejemplo).

Si no soportas el desorden de tu pareja, seguramente serás una persona ordenada en un intento de compensar lo desordenado que eres contigo mismo, con tus necesidades vitales.

Si lo que te saca de quicio es el abuso de poder, serás seguramente respetuoso con los demás, pero seguro que no contigo mismo, con tus sentimientos y deseos.

Por el contrario, si admiras mucho la capacidad de trabajo de tal o cuál persona, seguramente tendrás una creencia inconsciente de que no eres capaz (desvalorización) o cosas por el estilo.

Entonces el camino a recorrer sería trabajarnos nuestra Sombra, entrar en nuestro contenedor de la basura particular y ACEPTAR todo lo que ahí está, INTEGRARLO para que deje de estar en la sombra y salga a la luz (CONSCIENCIA). Una vez que dejamos de reprimir una información de nosotros mismos, pierde fuerza la atención que ponemos sobre ello y entramos en el mundo del NO JUICIO. Y ahí, vivir se convierte en algo más cercano a la contemplación. Sólo vivir y experimentar, sin juicios, sin sufrimientos, sin sentimiento de separación. A esto se le llama SALIR DE LA MATRIX.

CARLOS MUÑOZ (TERAPIA HOLÓNICA)

Terapeuta

Tel. 687395288

Web:  http://terapiaholonica.com

3 pensamientos en “Salir de la Matrix (realidad proyectiva) – Carlos Muñoz.

  1. Hola Carlos, un gusto contactar con Ud, sin dudas es algo mas que interesante lo que leí, reafirmando mis ideas, por lo que su estudio es tan claro, como pocos en tan pocas palabras. Pero claro, eso de salir de ésta ilusión a la que nos han sometido y nos manipulan para seguir viviendo en ella, dependerá claramente del despertar de cada persona, encontrarse a si misma y dar valor a su conciencia, en vez de seguir creyendo que solo somos un cuerpo de carne y hueso…..Bueno, gracias por tan buen artículo, el cual compartiré en facebook y lo descargaré para pasarlo a mis contactos….abrazo desde Mallorca, chauu

    Gerardo Rinaldi….

  2. Práctico y al hueso como diría un traumatólogo. Tu Matrix se me hace un concepto occidental para el Maya de oriente. Ilusión al fin y al cabo. Saludos

  3. Muchas gracias por la información, me ha sido de gran ayuda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s