TU CORAZÓN ES TU MAESTRO

No tiene sentido buscar la solución a tus problemas en la Mente cuando es ahí precisamente donde está la distorsión. Cuando te das cuenta de eso, puedes empezar a prestar atención a ESA OTRA PARTE DE TI que habita fuera del ámbito de la Mente. Llámala como quieras, Ser, Parte divina, Alma… a mi me gusta llamarla CORAZÓN. ¿Quieres respuestas? ¿Quieres paz? Ahora ya sabes dónde buscar…


2 comentarios

Peligro!!!! Hipnosis!!!! – Carlos Muñoz.

imagesFDUPUVJG
Visto lo visto, no me queda más remedio que tratar un tema que me está dejando perplejo. No termino de entender el rechazo generalizado que la gente tiene hacia la hipnosis. Me encuentro con frecuencia a personas que cuando se les dice que la hipnosis va a formar parte de la terapia, la cara de éstos cambia, algo les incomoda. Muchas veces hasta confiesan sus dudas y miedos al respecto.

Pues bien, quiero romper una lanza a favor de esta disciplina y dejar constancia de mi opinión y de algunos de mis colegas al respecto.
Mi formación en hipnosis es por un lado “PNL e Hipnosis Ericksoniana aplicada a la Bioneuroemoción ® ”impartido por los formadores de Enric Corbera (CP2) , y por otro “Hipnosis Clínica Reparadora ®” impartido por el gran Armando Scharovsky (fantástico curso y muy útil a nivel práctico que recomiendo desde aquí).

La Hipnosis Clínica que yo practico, lleva al consultante a un nivel más profundo de trance que la Ericksoniana (que es bastante ligero), pero no lo suficiente como para perder la conciencia o la voluntad. En todo momento el paciente es consciente de todo lo que pasa.
La asociación que hace la gente de pérdida de voluntad con la hipnosis, en cierta medida está alimentada con los espectáculos televisivos de personas cacareando, afirmando que son Napoleón o cosas aún más humillantes. “Si esas personas de la tele se prestan a hacer el ridículo de esa manera, será porque se encuentran totalmente a merced del hipnólogo” -pensarán,-”Y encima voy a estar con una persona que no conozco y a solas en su despacho…”, “Será de fiar?…..”

Está claro que lo primero que se tiene que hacer es acudir a un terapeuta DE CONFIANZA , pero no para hacer hipnosis, sino para cualquier otra técnica también. De hecho la confianza (fe) que deposita un consultante en su terapeuta es un engranaje FUNDAMENTAL para que se dé la sanación. Acudir a una sesión de hipnosis con las defensas en alto es algo que lo complica muchísimo (al igual que ir de esa manera a cualquier otra terapia).
concienciaiceberg

La hipnosis tiene como finalidad relajar al paciente lo suficiente (pero no demasiado), como para acceder a una parte del inconsciente de forma consciente. Si hacemos el símil de la mente con un iceberg, la parte que sobresale del agua sería la mente consciente, la parte sumergida (que es enorme al lado de la que sobresale por encima del agua) sería la mente inconsciente, y el océano donde flotan todos los icebergs (mentes), sería la mente del inconsciente colectivo. Pues bien, cuando se practica la hipnosis, es como si una parte sumergida del bloque de hielo pasara a estar por encima del nivel del agua. De esta manera, a través de este estado alterado de conciencia, tenemos acceso consciente a una parte del inconsciente, y ahí tenemos un potencial de trabajo casi infinito.

Gracias a ese estado alterado de conciencia, es muy fácil acceder a los traumas vividos (normalmente en la niñez) que sostienen y alimentan el problema que nos afecta en la actualidad. Ese niño herido, que resolvió con su mente de niño, que los hombres son malos, que no vale lo suficiente, que no es querido,…etc, puede aparecer en el momento presente, y el propio consultante (con su mente de adulto) acompañado por el terapeuta, puede aportar información (recursos que no tenía) a su niño herido para que el dolor se atenúe, comprenda y acepte la misma situación con otra visión distinta. Al verlo de otra manera, el estrés inconsciente disminuye muchísimo y las consecuencias derivadas de esa resolución se transforman en otras mas suaves. Lo que pasó no se puede cambiar, pasó. Pero lo que si se puede hacer es cambiar la carga emocional con la que se vivió el trauma.

La hipnosis no es la panacea, es una técnica más. Habrá muchas otras maneras de hacer lo mismo, pero en mi experiencia y en la de mis colegas que la practican, el tiempo que lleva inducir un trance y posteriormente en salir de él, es un tiempo MUY BIEN INVERTIDO.
Los consultantes alucinan cuando recuerdos que tienen que ver con lo que les pasa, aparecen con todo lujo de detalles. Incluso muchas veces aparecen situaciones que no recordaban (su mente las había escondido para protegerlos). Y no les queda más remedio que aceptar que eso es parte del problema ya que es SU PROPIA MENTE la que se lo está diciendo. Además, tenemos el mejor aliado posible para detectar el origen u orígenes del problema: su MENTE INCONSCIENTE. En todo momento nos comunicamos con ella con respeto y le pedimos que colabore con nosotros mostrándonos lo que estamos buscando.

En fin, ya me he quedado a gusto. Espero que al menos este escrito sirva a alguien para conocer un poco mejor el mundo de la hipnosis y poner un granito de arena en favor de esta maravillosa técnica.

Vivimos en una época en la que toca eliminar antiguas creencias.

CARLOS MUÑOZ (TERAPIA HOLÓNICA)
Terapeuta
tel. 687395288
Web: http://terapiaholonica.com